El coletazo de la desfusión 18 meses de listas de espera

  • Los sindicatos alertan sobre desfases en los tiempos de demora tanto en cirugía como en diagnóstico

  • Salud ya ha activado un plan de choque para este problema

En Andalucía no puede haber más de 30 días de demora en la realización de pruebas complementarias solicitadas para atención primaria, 60 días para consulta de especialistas en el hospital, y no más de 180 días para intervenciones quirúrgicas. Así lo reflejan los decretos de esta comunidad 209/2001 y 96/2004. Los datos de lista de espera en toda Andalucía sobrepasan los tiempos que recoge la normativa y en Granada son especialmente alarmantes. La crisis provocada por la fusión y la posterior desfusión sanitaria que se dio por concluida el pasado 26 de marzo no ha hecho más que agravar la situación de las listas de espera. Lo corroboran las cifras ofrecidas por sindicatos y el Defensor del ciudadano, Manuel Martín que aduce que desde que comenzó el proceso de fusión hospitalaria las quejas recibidas en su oficina se han disparado. Por su parte, la Junta de Andalucía desmiente que existan tales demoras.

Las listas de espera son la rémora de la sanidad de esta ciudad y uno de los puntos clave a erradicar de esta nueva era post desfusión. Lo dejó muy claro hace unas semanas a este periódico la gerente del Hospital Virgen de las Nieves, Pilar Espejo. Acabar con ellas es su prioridad y para ello ya han activado un plan de choque.

Las quejas ciudadanas y sindicatos denuncian la falta de quirófanos y las largas listas de espera

Mientras se lleva a cabo un plan de choque a esta situación, tanto el sindicato médico, presidido por Francisco Cantalejo, como el sindicato UGT, aportan datos alarmantes sobre la demora en los centros sanitarios y subrayan que una de las causas directas es la falta de profesionales que ya ha sido denunciada en varias ocasiones. Explica Cantalejo que actualmente en Granada se está dando cita a personas que potencialmente pueden tener un problema grave a 6 y 7 meses vista. Muchos de esos pacientes están pendientes de diagnosticar patologías severas, como son tumores o cáncer, por lo que "pueden empeorar en su diagnóstico mientras están en lista de espera". También, explica, pueden alcanzan el año y medio en otras especialidades. Por ejemplo, según ha podido saber el Sindicato Médico, el estudio de un niño con sospecha de padecer epilepsia puede llegar a los 18 meses.

Pero eso es solamente un dato. Debido a la falta de contrataciones que apuntan los sindicatos se han visto afectadas especialidades clave como Neurología, Digestivo, Nefrología, Ginecología y Alergología. En esta última especialidad es más sangrante la situación, explica Cantalejo, ya que Granada es la provincia de Andalucía que cuenta con un menor número de profesionales de esta área, solamente tres, y el único especialista de esta área del Virgen de las Nieves no se le ha renovado el contrato, por lo que las citas para esa consulta tuvieron que ser anuladas. Detalles como estos, circunscritos a pequeña escala, son los que engordan las listas de espera gota a gota.

Por otro lado, el Sindicato Médico de Granada explica que no pretende criminalizar a las gerencias de los hospitales de la capital, y hacen especial hincapié en que les consta que están intentando reducir las listas de espera así como aumentar las contrataciones de profesionales. Aunque, critican que desde Servicios Centrales del SAS se les pide que se "reduzcan las demoras aunque sin ofrecer una mayor dotación de recursos".

Tanto es así, que desde la entidad sindical, cuentan que hace quince días hay un total de 22 médicos no renovados entre los dos hospitales de la capital. Ocho en el PTS y en el Virgen de las Nieves, catorce. "Tanto al Virgen de las Nieves como el Hospital General del PTS han sido castigados con esto, muchos servicios estaban pendientes de estas renovaciones para poder acometer una estrategia por las listas de espera".

La información facilitada por la Consejería de Salud en cambio es diferente y desmiente que haya tales demoras . Así, remiten a los últimos datos publicados del 30 de junio de 2017 y afirman que conforme a esa fecha "los granadinos tenían una espera media de 81 días para operarse de alguno de los más de 700 procedimientos que se incluyen en el decreto de garantías con el que la comunidad autónoma se dotó en 2001" y por lo que respecta a los "71 procedimientos en los que Andalucía da garantías para no superar los 120 días de demora quirúrgica, la demora se sitúa en Granada en 65 días". Así, la versión de la Consejería es muy diferente a la de sindicatos y usuarios en cuanto a la demora en casos de operación y diagnóstico de patologías tumorales o urgentes, así como en sus pruebas diagnósticas. Casos en los que apuntan, "se programan con la máxima prioridad y sobre las que se realiza un seguimiento constante". Con todo, explican que "lejos de caer en falsos triunfalismos", observan que "los sucesivos procesos de reorganización hospitalaria de los últimos dos años han tenido un impacto innegable en los tiempos de espera".

En lo que respecta a datos de demora concretos en el Hospital Campus, aducen que en la mayoría de servicios ofrecen tiempos de espera adecuado, aunque sí reconocen la excepción en Cirugía General y Traumatología, en los que "se van a intensificar los esfuerzos y la intensidad de las medidas de choque a corto y medio plazo". Algo similar ocurre en el Hospital Universitario Virgen de las Nieves, donde argumentan que las listas de espera han disminuido notablemente en especialidades como Cirugía Cardíaca, Dermatología, Ginecología, Urología y Otorrinolaringología, por ejemplo.

Estos datos contrastan con los que lanza UGT, que no son menos alarmantes que los del Sindicato de Médicos y el Defensor del Ciudadano. Empezando por la capital aseguran que en la especialidad de Radiodiagnóstico de Ruiz de Alda hay 4.000 personas en lista de espera. Ya en la provincia, en Baza, añaden que existen muchas reclamaciones dado que la lista de espera de Traumatología en lo que corresponde a operaciones de rodilla está también en 6 y 7 meses de dilación. Parte de las quejas en la localidad recaen en que no hay ningún rehabilitador por lo que los pacientes que requieren ese servicio tienen que traslardarse a Granada capital para realizarla.

Por otro lado, en Motril, donde aseguran que también hay déficit de especialistas, la lista de espera de Cardiología está en 16 meses. En Neumología, está el tiempo de espera entre 12 y 14 meses por este mismo motivo.

De este modo, explican desde UGT que en las urgencias del Virgen de las Nieves pacientes "con una prioridad 2 han estado esperando tres horas en esta Semana Santa". En general, dicen también que están derivando a la sanidad privada en muchos casos, "sobre todo para pruebas". Estas son empresas con las que la Sanidad Pública tiene consorcio.

La situación de falta de personal médico es una piedra más en esta balanza de números y tiempos que al final se traducen en pacientes, patologías y especialidades. El cese de renovaciones de personal es una de las denuncias principales de los sindicatos. Así, el presidente del de Médicos de Granada, valora que los datos de listas de espera y la falta de personal "son escandalosos". A este respecto, no consideran que este proceso de reordenación sanitaria se haya acabado. "Estamos infradotados sobre todo en lo que se refiere a personal y quirófanos por lo que no podemos dar una respuesta digna a nuestros pacientes", finaliza Cantalejo.

A toda esta problemática que denuncian los sindicatos, la Consejería de Salud argumenta que en el caso de los hospitales universitarios de Granada ya pusieron en marcha planes de choque "con medidas concretas como el incremento de la actividad quirúrgica extraordinaria (en marcha desde el pasado verano), así como la realización de pruebas diagnósticas o la potenciación de la cirugía ambulatoria". Esto es, las operaciones que no requieren ingreso que se realizan en el Hospital Clínico San Cecilio y la actividad de los 12 quirófanos del hospital de Traumatología.

Sobre este plan, la gerente del centro, Pilar Espejo añade que supondrá "un importante impulso en la mejora de la accesibilidad" de los pacientes.

Todos estos datos así como el malestar social se han reflejado en la oficina del Defensor del Ciudadano, con Manuel Martín a la cabeza, que del total de quejas presentadas por la ciudadanía, las relacionadas con la sanidad pública ha representado un 10% del total.

El informe anual de las quejas presentadas en 2017 que aún se está ultimando y que se presentará próximamente, reflejan que los problemas relacionados con la atención a la sanidad pública han sido el 10% de las quejas recibidas en 2017 que fueron 10.897, lo que se traduce en 1.089 reclamaciones ciudadanas.

El grueso de estas quejas están relacionadas con "la saturación de las urgencias, así como el colapso y el tiempo de espera", aclara Martín. Otro apartado es la gran demora en la atención sanitaria, es decir el aumento de plazos para especialistas, pruebas e intervenciones. Además también recalcan el malestar con el proceso de desfusión hospitalaria, la mayoría relacionadas con el desconcierto que supuso para los pacientes así como las listas de espera. Manuel Martín apuesta por "trabajar para mantener una sanidad pública que aspire a la excelencia ya que tras el proceso de desfusión hospitalaria se ha reflejado mucho malestar ciudadano" y a la vista de las quejas, subraya, "no se están garantizando los decretos andaluces 209/2001 y otro 96/2004" en relación a los plazos de demora.

Las largas listas de espera son así una prioridad ineludible sobre todo en este momento post desfusión que tanta alarma y movimiento social ha provocado en Granada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios