No para de crecer el atasco de demandas por cláusulas suelo

  • En el último trimestre del año se resuelven 141 asuntos, pero se presentan 2.054 casos nuevos. Y es tendencia

Los agentes judiciales se manifestaron en contra del plan de especialización de juzgados en junio pasado. Los agentes judiciales se manifestaron en contra del plan de especialización de juzgados en junio pasado.

Los agentes judiciales se manifestaron en contra del plan de especialización de juzgados en junio pasado. / archivo

La bola que tienen que masticar los juzgados designados por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) para encargarse de las cláusulas suelo en cada provincia no para de crecer día a día. Lo advierten jueces, procuradores, abogados, empleados de la Administración de Justicia... Pero también lo aclaran los datos que aporta el propio Consejo.

Al final del último trimestre del año pasado se contaban en Granada 3.930 asuntos en trámite de cláusulas suelo. Y eso sólo con los datos de los juzgados de primera instancia especializados, que en Granada es uno. Hay que tener en cuenta que el órgano mercantil de la capital también acumula cientos de pleitos de este tipo que aún tiene pendientes desde antes de 2015, cuando dejó de tener competencias en esta materia.

Este plan de especialización está suponiendo un absoluto desastre"

Sólo hay que observar los datos recién publicados para darse cuenta de que la tendencia es clara hacia el atasco y la acumulación. En el cuarto trimestre de 2017, se llegaron a resolver en Granada 141 asuntos en los juzgados de primera instancia, lo que supone un esfuerzo grande y una cifra muy alta, sobre todo al contrastarla con los 44 casos resueltos en el trimestre anterior.

Pero de cara a desatascar la cola, poca incidencia tuvo este esfuerzo porque en el mismo periodo (el de los últimos tres meses del año) aterrizaron 2.054 nuevas denuncias y en el trimestre anterior, el tercero, ese número fue solo algo inferior: 1.751 nuevos asuntos.

El resultado de todo esto es que los asuntos relacionados con las clásulas suelo hipotecarias, que se presentan por miles y se resuelven por decenas o pocos cientos, crece y se acumula al cierre de cada trimestre o año.

Esta situación ya fue vaticinada por agentes judiciales el año pasado, antes del 1 de junio, que fue cuando entró en vigor la nueva estrategia del CGPJ de especializar un juzgado de cada provincia para encargarse de estos asuntos relacionados con las hipotecas. Todos advirtieron que ocurriría como unos años atrás, en los que la responsabilidad de estos pleitos era exclusiva de los juzgados de lo mercantil y éstos se saturaron hasta el punto de que aún están pagando las consecuencias de aquellos momentos.

A finales de 2015 la situación se alivió con el trasvase de esta competencia a todos los juzgados de primera instancia, lo que suponía un reparto de la tarea.

Pero la decisión adoptada el año pasado de especializar un solo órgano ha vuelto a traer los mismos problemas o más, por la avalancha de demandas que ha provocado las últimas decisiones judiciales que fijan jurisprudencia a favor de los consumidores frente a los bancos.

Los decanos de jueces de España han hecho llegar al CGPJ sus protestas y sus propuestas de reforma de este sistema, pero la respuesta fue en pequeño retoque que debía entrar en vigor en enero de este año. Se aprobaron algunos refuerzos y se decidió que los juzgados designados en cada provincia abordarían esta materia de forma exclusiva, para liberarlos de otros asuntos.

El juez decano de Granada, Jesús Rodríguez Alcázar, ya expresó entonces (al terminar el año) a este periódico que, a su juicio, "este plan está suponiendo un absoluto desastre", porque "ni hay ni ha habido nunca medios suficientes para poder absorber tal volumen de trabajo". El representante de los jueces de la capital granadina explicaba que "la consecuencia es que ya existe un retraso de un año para celebrar vistas, pero los plazos se alargarán mucho más, con el consecuente perjuicio para los ciudadanos".

Los jueces están insistiendo en este aspecto. Muchos han manifestado que principal consecuencia de esta situación es un beneficio para las entidades bancarias y un perjuicio para los ciudadanos que exigen sus derechos en los tribunales y que tienen que esperar años para ver cómo su demanda avanza.

Rodríguez Alcázar explicó que la propuesta de los decanos al Consejo fue decir "por favor, paren esto de una vez, reconozcan que se han equivocado, y volvamos a la situación anterior con el trabajo distribuido entre todos los juzgados , establezcamos refuerzos para todos , y creemos juzgados nuevos".

Pero en lugar de esto, el CGPJ tomó una decisión que a juicio del juez decano de Granada "ahonda en el error". El refuerzo y la especialización del único juzgado encargado de esto en la provincia no evita que todo esto suponga "hundir ese Juzgado y perjudicar más aún a los justiciables".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios