Las denuncias por la falta de personal reabren la crisis en los hospitales

  • Los sindicatos reclaman más profesionales y exigen la dimisión de los gerentesl Salud asegura que cuentan con más médicos que en la época anterior a la fusión

La marcha de los jefes de urgencias del Hospital Virgen de las Nieves y del Hospital Campus ha vuelto a colocar la sanidad granadina en un polvorín de críticas y denuncias. Tras el inesperado anuncio de su marcha, el Sindicato Médico sitúa como detonante y principal problema la falta de personal en ambos centros -el Hospital Campus y el Virgen de las Nieves- y su presidente, Francisco Cantalejo, pide la dimisión de los dos gerentes, Pilar Espejo y José Luis Gutiérrez, ya que "si no se han visto respaldados por el SAS" en cuanto a la necesidad de llevar a cabo contrataciones y al ver que no se ha cumplido el compromiso de la desfusión -devolver las carteras de servicios al estado en el que estaban en 2014- deberían, dice, poner sus puestos sobre la mesa.

Se presenta como un problema matrioska en el que, según denuncia el Sindicato Médico, una causa encierra el siguiente entuerto y así sucesivamente. La falta de profesionales genera el mal funcionamiento de los servicios y además produce una sobrecarga de trabajo al resto de médicos. Es el caso de los dos jefes de urgencias que, según argumenta Cantalejo, han presentado su renuncia ya que se han sentido "desautorizados ante sus compañeros al ver que los compromisos firmados de desfusión no se están cumpliendo".

Al sindicato no les consta que vayan a producirse de momento más dimisiones ya que en muchas áreas no hay jefes de servicio, sino profesionales que se han hecho cargo de la responsabilidad, por lo que no pueden dejar un cargo 'fantasma'.

Ante esta nueva crisis, el delegado de Salud de la Junta, Higinio Almagro, sostiene que la plantilla de profesionales de los dos centros hospitalarios "ha ido creciendo progresivamente y se sitúa actualmente por encima de la que se registraba en 2016". "La plantilla media actual", detalla, "es de algo más de 8.200; 700 profesionales más que en 2016". Así, Almagro mantiene que el "compromiso por la mejora de la asistencia sanitaria es permanente y sin fecha de caducidad".

Por su parte, ambos hospitales, a través de sendos comunicados, negaron ayer que la causa de las renuncias haya sido el mal funcionamiento de los centros o la falta de personal sino que se trata de dos dimisiones "pactadas" y "planificadas". Desde el Hospital Campus matizan que el abandono del jefe ser servicio de urgencias aún no se ha hecho efectivo y se producirá las próximas semanas. Es una marcha, apuntan, que "estaba prevista y planificada desde el inicio de la reorganización hospitalaria", ya que este médico había anunciado, desde su llegada al cargo que una vez concluida la desfusión "haría efectiva su marcha para volver a su puesto de trabajo habitual, como médico de urgencias en el mismo hospital".

Por su parte, desde el Virgen de las Nieves dicen que también se trata de una salida "pactada" y que las urgencias del hospital cuenta con una jefa de servicio, Rosa García. Así, también niegan que exista la falta de personal que denuncian los sindicatos, por lo que eso no puede asociarse al abandono de los dos jefes de sección de las urgencias.

Desde el Virgen de las Nieves aseguran que han aumentado un 20% su plantilla de urgencias en relación a 2014 y está formada por 104 profesionales -20 facultativos, 48 enfermeras y 36 auxiliares de enfermería-, lo que supone un aumento en relación a la época previa a la fusión cuando esta plantilla estaba formada por 16 facultativos, 42 enfermeras y 28 auxiliares.

A este discurso se une el Hospital Campus, que aduce también un aumento de personal en urgencias. En concreto cuentan que han pasado a tener 80 enfermeras, frente a las 70 que había; 55 auxiliares de enfermería, frente a las 50 anteriores; y se ha pasado de 31 facultativos de Urgencias, reforzados con otros 4 médicos más para cubrir incidencias, a contar en estos momentos con 36 facultativos, más otros 8 de refuerzo (5 médicos más de plantilla y otros 4 adicionales de refuerzo). De esta forma, desde ambos complejos hospitalarios aseguran que se están "intensificando los esfuerzos" y tomando medidas para "mejorar los tiempos de atención y ofrecer una mejor respuesta asistencial".

Para el Sindicato Médico en cambio, estos datos están "maquillados" ya que en ambos hospitales las contrataciones que se llevan a cabo no son de plantilla sino que "aparece la figura del becario", estos son profesionales formados" que mediante becas como las de investigación "se les habilita para trabajar en una plaza asistencial". Esto ocurre, explican, en Cardiología y en Hematología, entre otras especialidades. A dicha situación se suman los casos ya denunciados de "profesionales contratados mes a mes" así como las reducciones de jornada. Con esto, el sindicato reclama saber cuántos de los profesionales que aparecen en los datos ofrecidos por los hospitales forman parte "realmente de la plantilla".

De este modo, el sindicato argumenta que en el Virgen de las Nieves faltan entre 85 y 90 facultativos y en el Hospital Campus unos 40. Aunque reconocen que esta problemática no nace ahora, sino que viene de lejos, aunque lo que lo ha hecho "explotar ha sido el estado de las urgencias", donde denuncian que faltan al menos 12 profesionales: 8 en el PTS y 4 en el Virgen de las Nieves.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios