La negociación por los dos hospitales llega al "proceso final" sin frenar las protestas

  • Salud se muestra satisfecha del avance mientras CSIF y Satse critican la falta de concreción de los planes de la Junta para volver a la situación previa a la fusión

  • Las plataformas aumentan la presión y mantienen sus reivindicaciones

La reunión del martes era clave en la resolución de la crisis sanitaria que vive Granada desde octubre. Salud pidió una oportunidad para demostrar que se volverá a dos hospitales completos, pero tras el encuentro la situación es que el proceso de negociación entra ya en su etapa final pero sin lograr calmar la marea ciudadana y profesional que ha llenado las calles desde hace tres meses; sin convencerles de su compromiso de cambio; sin desactivar las protestas que han obligado a Salud a dar marcha atrás en su proceso de reordenación sanitaria y devolver a Granada dos hospitales completos, generales o como se quiera exponer para que tengan todas o la mayoría de especialidades como pasaba antes y que no estén divididos, como ocurre desde que en julio se abrió el PTS, por especialidades. Y sin contar con las plataformas y los críticos que comenzaron este movimiento, que va a contraprogramar y presentar en unos días a Salud su propio plan para dar una solución al bloqueo de los hospitales. Eso y un incremento de las protestas. Hoy será a las 17:00 horas en la Delegación de Salud para pedir la dimisión de Higinio Almagro, quien ayer mostró su confianza en que "desde el diálogo y el respeto" las partes sepan buscar "puntos de encuentro" en los que "establecer las bases de un acuerdo mayoritario, sin olvidar nunca lo verdaderamente importante, que es la atención a la ciudadanía".

Salud garantiza que se trabaja para volver a dos hospitales completos con cartera de servicios diferenciada y urgencias finalistas como firmó con cuatro sindicatos en diciembre y que se hará dando voz a los profesionales creando en los próximos días una comisión formada por miembros de las juntas facultativa y de enfermería (órganos de representación de los profesionales), que serán las que estudien las propuestas dadas por los servicios tras la fase de encuentros que ha tenido la propia gerente, Cristina López, y propongan una solución para redistribuir los servicios.

Salud quiere cerrar "lo más rápido posible" todo el proceso de reordenación

Una salida que no contentó a todos los sindicatos firmantes del acuerdo: CCOO, UGT, CSIF y Satse. Satse y CSIF ya anunciaron tras el encuentro que no se volverán a sentar con Salud para tratar la cartera de servicios hasta que se demuestre que se tendrán dos hospitales completos. No salieron convencidos porque exigieron la derogación de la orden de fusión -lo que llevaría directamente a duplicar los hospitales- y no se consiguió ese compromiso. Tampoco se obtuvo detalle sobre lo que se propondrá definitivamente para volver a los dos hospitales.

Salud mantiene que cumplirá y que "esta comisión técnica trabajará bajo el marco del acuerdo firmado con los sindicatos de dos hospitales completos con urgencias finalistas, lo que supondría incorporar en el Hospital del Campus servicios que no existen ahora, como Cardiología, Digestivo, Cirugía General, Ginecología ...", dijo en su comunicado. Pero no se sabe si serán servicios completos, sólo personal. Ayer el consejero de Salud, Aquilino Alonso, dejó claro que "el compromiso real que se trabaja por los dos hospitales completos ya está y técnicamente se quiere cerrar este ámbito", indicando además que "se ha pedido desde siempre la partición de profesionales y de los ciudadanos en la nueva reordenación". "El objetivo es cerrar lo más rápido posible todo el proceso de reordenación", dijo.

Pero los sindicatos platean dudas. CSIF y Satse insistieron ayer en reclamar "garantías" de cumplimiento de los términos firmados en diciembre. CSIF mantiene que existe "ambigüedad en la definición del modelo presentado por la Administración". Piden que se concrete y defina qué población se asistirá en cada hospital; que exista un gerente distinto para cada uno y que se negocien las carteras de servicios de ambos con las Juntas Facultativas y las Juntas de Enfermería existentes. Por eso decidió "dar por suspendidas las negociaciones" hasta tener garantías ya que "no se han recibido pruebas concluyentes" de que habrá dos hospitales. En la misma línea, Satse mostró también su intención de "no volver a la negociación respecto a este punto hasta que la Administración no dé traslado de los proyectos y configuración de cada uno de los hospitales". CCOO fue más optimista y defendió la necesidad de "avanzar" para llegar a un modelo final que "empiece a solucionar el caos hospitalario que están viviendo profesionales y pacientes".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios