El número de alumnos de FP en la privada se duplica en un sólo curso

  • La demanda hace florecer el sector de las academias dedicadas a ciclos formativos

Impresos de matrícula en el IES Zaidín Vergeles. Impresos de matrícula en el IES Zaidín Vergeles.

Impresos de matrícula en el IES Zaidín Vergeles. / pedro hidalgo

Peluquería, informática, protésico dental, cocina o restauración. La oferta es tan amplia como la 'tradicional', la que han ofertado los centros públicos dedicados a la Formación Profesional. Los centros privados se han lanzado a un sector que crece a ojos vista y que ejerce fuerza para equilibrar un sistema educativo en el que se considera que la vía natural de los estudiantes es encauzar su trayectoria hacia la universidad. No es así en la mayoría de los países europeos, donde el reparto de alumnos entre ciclos formativos y Bachillerato y facultades es más equilibrado y, además, se plantea como respuesta a la demanda de las empresas. Así, el pasado curso hubo 15.259 matriculados en FP en Granada, por 16.917 en Bachillerato. Ese curso 2017/2018 comenzaron las clases en Bachillerato 13.983, mientras que en FP se contabilizaron 16.060 matriculados.

El auge en este terreno del sector privado es claro. En el curso 2014/2015, según los datos estadísticos que ofrece la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía, en la provincia había matriculados 1.958 alumnos en centros privados para conseguir un título de Formación Profesional, tanto en Grado Medio como en el Superior. El curso 2015/2016, esta cifra creció hasta los 2.544 matriculados. El pasado año académico, último del que ofrece datos la Consejería, el número de alumnos de los centros privados en la modalidad presencial era ya de 5.274. La mayoría (2.791) cursaron títulos de Grado Superior. Otro millar de granadinos se matricularon en centros privados para estudiar un ciclo formativo a distancia.

En un único curso el número de alumnos de estos centros se ha duplicado. También ha crecido, de forma notable, la oferta de academias privadas que ofertan ciclos formativos. Como ejemplo La Inmaculada, dependiente del Arzobispado, es un centro dedicado a la impartición del título de Magisterio que desde hace unos años ha crecido como centro de Formación Profesional, en el que se pueden cursar estudios de técnico superior de Cocina (3.100 euros por un curso) y Educación Infantil (2.900 euros), mientras que de Grado Medio cuenta con los títulos de Cocina y Gastronomía (3.000 euros) y de Técnico en Servicios de Restauración (2.900 euros por curso, según la información que figura en la propia web del centro). Para acceder a la oferta de Grado Medio es necesario tener el título de ESO o haber superado la prueba de acceso, para lo que se exige haber cumplido los 17 años.

Manuel Rodríguez, director del IES Zaidín Vergeles -centro que este curso estrena un ciclo en la modalidad de dual de Fabricación de productos farmacéuticos-, asume que "hay mucha demanda". "Mientras que en Bachillerato está garantizada la escolarización plena, no es así en Formación Profesional", explica Rodríguez, por lo que quienes se quedan fuera de la oferta de la pública -el pasado curso se ofertaron 16.154 puestos y 3.633 granadinos se quedaron fueran al no haber plaza en los títulos a los que aspiraban matricularse- buscan hueco en la privada, que también cuenta con el atractivo de una oferta de títulos atractiva de cara a la inserción en el mercado laboral.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios