La pesadilla del carril bici vuelve a levantar al Zaidín 13 años después

  • Decenas de comerciantes inician una recogida de firmas para paralizar la construcción de la infraestructura que proyectan Junta y Ayuntamiento Exigen información detallada

Los comerciantes del barrio del Zaidín reviven estos días la pesadilla que soportaron allá por el 2000 cuando el entonces alcalde de Granada, José Moratalla, decidió construir un carril bici en la avenida de Dílar. Una infraestructura que fue retirada con orgullo por su predecesor en el cargo, José Torres Hurtado, de quien se llegó a decir que ganó las elecciones de 2003, entre otras cosas, por la promesa de levantar a picotazos esta polémica infraestructura de la que todavía se conservan algunos restos. Ahora, trece años después, la historia se repite en el populoso barrio aunque en diferentes calles.

El anuncio de que el Ayuntamiento valora construir un nuevo carril bici para conectar la calle Palencia con Arabial pasando por la Avenida de Barcelona ha movilizado a numerosos comerciantes que sienten con impotencia que la medida, todavía en estudio, podría suponer grandes pérdidas para sus negocios. Temen que el tiempo que dure las obras paralice estas calles que además perderán aparcamientos. "Próxima construcción de carril bici en las calles Palencia, venida de Barcelona, Jardín de la Reina y Arabial (...) eliminará 311 plazas de aparcamiento y 43 zonas de carga y descarga (...) recogida de firmas para evitarlo en el interior del comercio" reza el texto del cartel que decenas de comercios situados en estas calles han colgado en sus cristaleras o en las puertas de los establecimientos que han decidido ponerle freno a la creación de este nuevo carril bici que será paralelo en algunos tramos a otros dos: Ronda y Circunvalación.

María Ángeles Gómez, que tiene una tienda Mercadillo en la Avenida de Barcelona es una de las comerciantes que ya recoge firmas. "Va a terminar con todos los comerciantes. En cuanto quiten la carga y descarga y pongan un carril bici y nos quiten aparcamientos aquí ya no vendrá nadie", lamenta Gómez que sobre todo critica la falta de información. Según cuenta, el equipo de gobierno mantuvo una reunión con las asociaciones de vecinos del distrito de la que salieron con los mismos interrogantes. Esto lo corrobora Yolanda Carmona que desconoce por qué lado discurrirá el carril o cuántos meses se prolongarán las obras. "Yo tengo este comercio (Mercería Yolanda) desde hace ocho años aunque lleva 25 o 30 años. Por aquí no hay venido nadie a contarnos qué va a pasar con la calle", destacó Carmona que se preguntó cómo van a dejar los paquetes los distribuidores. "¿Qué pretenden? ¿Qué metamos todos el coche en un garaje?" Se preguntó Carmona que vaticina que "va a pasar como en Camino de Ronda, el que aguante bien, y el resto tendrá que echar el persianazo". Más arriba, en la calle Palencia el desconocimiento es igual. "No sabemos dónde empieza ni dónde termina ni si se ensancharán las aceras...", explica Carlos Laguna propietario del Herbolario Palencia que regenta desde hace 30 años.

Laguna, que ya vivió en primera persona la construcción de otro carril bici que pasa por la puerta de su tienda, recuerda que nadie lo utiliza pues está incompleto. "Yo pienso que es una inversión inútil, porque lo ponen sin consultar a nadie y lo quitan de igual forma", destaca. Lo mismo que piensa Aaron Alarcón que tiene una tienda de moda de hombre en Palencia.

La mayoría de los carteles se sitúan en el Zaidín dada la gran cantidad de establecimientos que hay. En ambas vías hay comercios de todo tipo, mercerías, zapaterías o la librería de Francisco Pérez, comerciante que también tiene muchos interrogantes sobre todo por la reforma integral que sufrirá la via. En el Paseo de Jardín de la Reina y en Arabial hay muchos menos carteles, apenas hay negocios. No obstante, aquí también hay comerciantes críticos contra la infraestructura como Guillermo González que tiene el taller Orantes. Cuando quiten los aparcamientos ¿dónde voy a poner los vehículos? se pregunta con impotencia. Ya en Arabial, el propietario de la cafetería Parque García Lorca, Gabriel Fernández, también muestra su indignación: "Esto es una vía rápida de paso, se ha quedado muerta. La falta de aparcamientos agravará todavía más la situación", vaticina Fernández que cree que solo se construye para favorecer a los centros comerciales del Área Metropolitana.

El carril bici Palencia-Arabial se enmarca en un proyecto mayor: la remodelación de todo este eje para arreglar los desperfectos causados por las obras del Metro. La Junta de Andalucía otorgará 4 millones de euros al Ayuntamiento encargado de diseñar las calles. El diseño está todavía en el aire. La capital pretende consensuar con el resto de grupos políticos y con los vecinos el proyecto de remodelación final de este eje que, según las primeras impresiones, desechan los vecinos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios