Los precios acumulan trece meses al alza frente a la inmovilidad de los salarios

  • El IPC ha cerrado el mes de octubre con un nuevo aumento del 1,7%

  • La energía sigue siendo el capítulo que más se encarece

La alimentación también ha contribuido al encarecimiento de los precios. La alimentación también ha contribuido al encarecimiento de los precios.

La alimentación también ha contribuido al encarecimiento de los precios. / g. h.

La cesta de la compra, como la economía, sigue al alza. Los precios acumulan ya trece meses consecutivos de crecimiento interanual, tras cerrar el décimo mes del año con un nuevo aumento del 1,7%. Desde octubre de 2016, el IPC no ha dado ni un respiro al bolsillo de los granadinos. Este porcentaje supera la media regional y también deja atrás la nacional, ambas del 1,6%.

En el caso de Granada, esta nueva subida de los precios viene marcada por el encarecimiento de prácticamente todos los capítulos de gasto, con la excepción de los muebles y artículos de hogar, que se han abaratado un 0,2%, la sanidad (-0,1%) y otros bienes y servicios (-0,1%).

En el otro lado están los 'clásicos' que llevan tirando de los precios desde que comenzó la recuperación económica. La vivienda, el agua y la energía han elevado sus precios un 2,9%, espoleada principalmente por el encarecimietno del 6,2% de la factura eléctrica. El capítulo transporte también ha experimentado una considerable subida del 2,4%, derivada del encarecimiento de los precios de los vehículos y de los servicios urbanos e interurbanos de comunicación.

La alimentación, que pesa y mucho en los presupuestos familiares, ha subido sus precios un 2,8%, mientras que todo lo relacionado con el turismo se ha encarecido un 2%. En este caso, el incremento más pronunciado ha sido el de los paquetes turísticos (7,1%), mientras que la restauración ha protagonizado una subida del 1,7% y los servicios de alojamiento son ahora un 3,5% más caros que hace un año.

El secretario general de UGT de Granada, Juan Francisco Martín, alertó de que este nuevo 'empujón' del IPC contrasta con la situación de los salarios, que permanecen inmóviles y restan poder adquisitivo a los ciudadanos. Según Martín, el comportamiento de los precios poner de relieve la "necesidad" de que los sueldos crezcan "de una manera nítida en 2018 y en los años venideros". Para UGT, mientras no se ajusten los salarios al comportamiento de los precios "no será posible consolidar la actual etapa de crecimiento económico sobre bases más sólidas", sustentadas en la reactivación de la rueda del consumo. "Si aumentan los salarios, se reactivará la actividad económica".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios