"El proyecto de hospitales no lo traigo escrito, lo decidirán los profesionales"

  • Bayona tiene como función principal la fusión del Virgen de las Nieves y el Clínico, una tarea que quiere tener definida para el verano y en la que ya trabajan 140 profesionales de los dos hospitales sin "marcha atrás"

Comentarios 6

Manuel Bayona ha sido el elegido para desarrollar el mayor reto de la Consejería de Salud de los últimos años: la dirección unificada de hospitales y distritos sanitarios. En esta nueva etapa de gestión sanitaria, Bayona asume la gerencia unificada de los dos hospitales de la capital, el Virgen de las Nieves y el Clínico, que se fusionan para crear un único centro, el llamado ya Complejo Hospitalario Granada.

-Viene de ocupar la gerencia del Distrito Costa del Sol en Málaga. ¿Qué opinión le merece la sanidad granadina y la apuesta por la marca Granada Salud?

-Es verdad que en Granada hay algo apasionante, algo que tira, y es el nivel en formación, el desarrollo en investigación, los profesionales que hay investigando, los del día a día, centros referentes en especialidades a nivel internacional... es asombroso. Ese potencial más lo que significa que Granada sea la única ciudad que va a tener un nuevo hospital esta legislatura es para destacarlo.

-Asume el reto de unificar la gerencia de los hospitales. ¿Cree que va a funcionar este nuevo plan de Salud? ¿Se podrá abarcar un complejo así? Además los dos hospitales son muy diferentes e incluso mantienen cierta rivalidad.

-Tengo el convencimiento absoluto de que va a funcionar. El proyecto de trabajo se lo he presentado a los profesionales con los que ya me he reunido y he propuesto una forma operativa real de organizar el complejo hospitalario y si alguien tiene algo mejor que me lo diga, pero por ahora todo lo que he encontrado han sido sumas.

-Defina algunas líneas de ese proyecto organizativo.

-Desde el punto de vista gerencial va a haber una estructura plana, horizontal y simple. Igual que asumimos doble trabajo en gerencia por la situación económica, ese sacrificio se lo pido a mi equipo directivo. Habrá solo uno que gestione todo el complejo. La sociedad atraviesa un mal momento y los que trabajamos en la Sanidad tenemos que asumir el mismo compromiso en nuestro entorno. La estructura única permitirá no sólo que estemos ahorrando recursos sino que además exista una forma de hacer las cosas igual para todo el complejo hospitalario. La forma de trabajar, la evaluación de resultados, los protocolos, todo estará bajo los mismos criterios. La crisis lleva a los sistemas sanitarios por distintas opciones: unos privatizan, otros piden copago y un euro por receta, pero Andalucía ha apostado por seguir manteniendo un sistema público, universal y gratuito. Son tres palabras sagradas en este momento. Cualquier cosa que hagamos tiene que ir orientada para que los ciudadanos no tengan restricciones en la cartera de servicios, que no tengan cargas adicionales, que el hecho de enfermar no sea una ruina para nadie porque no puede pagar y para que sigamos manteniendo al máximo la estructura de profesionales y que el paro se combata con un ajuste necesario pero sin que vaya gente a la calle. Esto hay que minimizarlo. Es verdad que tenemos que ajustarnos a un presupuesto, que es el 47% del presupuesto total de la comunidad. Es un compromiso. ¿Cómo no vamos a partirnos la cabeza para hacer las cosas mejor? No es tiempo de egoísmos, de personalismos o de lo mío qué hay.

-Se seguirán entonces creando las unidades intercentros para avanzar la fusión.

-Exactamente. Con bonanza económica facilitamos la accesibilidad con dispositivos cerca y al alcance del ciudadano, pero hay que replantearlo y lo que hacemos es que el ciudadano no tenga barreras por vivir en un lado u otro. Ahora su referencia será el complejo y estarán los mejores que lo atenderán. Será un hospital con unidades clínicas con la gente de uno y otro centro.

-Pero este sistema genera muchas dudas entre los profesionales, que temen despidos.

-Del conocimiento y del talento no se puede prescindir. Otra cosa es que organizativamente seamos más eficientes y eso significa que tenemos que seguir trabajando en unidades intercentros y no tiene vuelta atrás. Con los clínicos se da una oportunidad magnífica. Hablamos de un complejo único en el que trabajar por unir el conocimiento, talento y experiencia con los mejores en una unidad intercentros. La movilidad no debe ser el problema. Estamos en un momento tan crítico que dónde nos ubiquemos lo decidirán los profesionales. Les he dicho que me digan cómo tienen que organizarse, dónde ubicarse, qué necesitan, porque el proyecto de hospitales no lo traigo escrito de arriba abajo. Se empieza a fraguar ahora y vendrá de abajo a arriba porque serán los profesionales los que propongan cómo hacer las cosas.

-¿Para cuándo estará definido y se podrá ver la fusión real?

-Este tipo de procesos son complejos y el tiempo de desarrollo hay que hacerlo con firmeza pero tranquilos para no cometer errores. En la primera fase estamos en el proceso de rediseño de la cartera de servicios. Hay creados 14 grupos de trabajo coordinados por expertos de los dos hospitales y por profesionales. Estos grupos de unas diez personas significa que habrá 140 personas trabajando de las diferentes unidades del complejo hospitalario que recogerán las propuestas de la gente de su unidad. En un mes habrá un primer esbozo de grandes líneas de trabajo donde definir los objetivos, organización, debilidades, fortalezas, pasos para cerrar el acuerdo de intercentros y un cronograma. Doy unos tres meses para desarrollar esto y a partir de ahí paralelamente los directores de unidades ya trabajan en acuerdos de gestión. No quiero poner fechas pero quiero pensar que para el verano estará muy definida la estructura organizativa y funcional del complejo. Y avanzar para cuando tengamos que tomar decisiones respecto al nuevo hospital. Ya el planteamiento ha cambiado y no será un traslado sino definir qué cosas están aquí o allí en función de los profesionales.

-¿Se llamará entonces Complejo Hospitalario Granada?

-Lo estamos utilizando ya aunque no está definido.

-Volviendo a los profesionales, están crispados por la reducción de contratos de personal eventual, por la aplicación de las 37,5 horas. ¿Cómo los ve?

-No están mal sólo los profesionales sanitarios, la ciudadanía está muy molesta porque la situación no nos gusta. Hemos disfrutado de un Estado de Bienestar que está amenazado. Hemos disfrutado de un Sistema Nacional de Salud que era la joya de la corona y ahora el único sistema que se mantiene con la concepción del original es Andalucía y Asturias. Y hacemos un esfuerzo para dar servicios de calidad a un menor coste de lo que hacen otros. En Andalucía el coste per cápita no llega a mil euros y difícilmente hay una empresa que te ofrezca una póliza con todas las prestaciones que la sanidad pública. Más del 90% de recetas se dan por principio activo y eso es riqueza para las arcas públicas. Nuestro objetivo no es que gane la industria farmacéutica. Trabajar en unidades de gestión hace que el tratamiento de determinados procesos sea también más barato. Cuando alguien dice que el sistema sanitario es insostenible miente porque el modelo de Andalucía lo hace sin eliminar servicios. Y ese modelo en Andalucía no se va a tocar, los ciudadanos tienen que estar tranquilos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios