El 75% de los títulos de FP tienen más aspirantes que plazas libres

  • Este curso se han recibido más de 13.600 solicitudes para 7.895 plazas ofertadas

Alumnos en el Virgen de las Nieves de Granada capital. Alumnos en el Virgen de las Nieves de Granada capital.

Alumnos en el Virgen de las Nieves de Granada capital. / granada hoy

El ciclo formativo de grado superior de Animación de Actividades Físicas y Deportivas ha recibido este curso cinco solicitudes de admisión por cada una de las plazas que se ofertan en la provincia de Granada. En el ciclo de Cuidados Auxiliares de Enfermería se registraron 831 peticiones para 390 vacantes, mientras que en el de Farmacia y Parafarmacia, con una oferta de 150 plazas, se sumaron 528 preinscripciones. La situación de desfase entre el número de plazas ofertadas y número de solicitudes se da en el 75% de los títulos de Formación Profesional, tanto de grado medio como del superior, en Granada. En total, según los datos aportados por la Dirección General de Formación Profesional Inicial y Educación Permanente de la Consejería de Educación, indica que para este curso se recibieron 13.622 solicitudes para un total de 7.895 plazas ofertadas. El dato es de fecha 5 de octubre, con lo que en las últimas semanas se habrán incorporado a las clases algunos de los que en un principio no habían obtenido plaza en el ciclo elegido.

Raimundo Fornieles, que fue director durante 18 años de uno de los institutos más grandes de la provincia, el Hermenegildo Lanz, destaca que aunque es clave establecer una relación entre la "empleabilidad" y el número de plazas a ofertar en la FP, la oferta es "escasa" por parte de la Administración educativa "porque es cara". "Montar un taller de Automoción es una pasta", indica Fornieles. Según los datos de Educación, este curso se tramitaron 251 solicitudes para entrar en ese ciclo, que oferta 90 plazas.

Hay quien solicita acceder a varios ciclos y quien, mientras, opta a un grado universitario

El director del IES Zaidín Vergeles, Manuel Rodríguez, apunta que entre el alumnado de los ciclos que se imparten en su centro no hay problemas de inserción, salvo en Comercio Internacional, por la falta de empresas en la provincia que requieran de ese perfil. Otro de los límites que obligan a fijar un número bajo de alumnos son las instalaciones. "En Química tenemos 20 plazas porque no entran más en el laboratorio", zanja en director del Zaidín Vergeles, centro en el que estudian unos 1.400 alumnos.

El ex director del Hermenegildo Lanz, que tiene unos 2.000 alumnos, también relaciona la alta demanda de algunos títulos con cuestiones sociales. Así, las mujeres se decantan mayoritariamente por estudios relacionados con la salud y la atención, y son minoría en otras opciones. Eso explica que en el grado superior de Educación Infantil la demanda sume 620 solicitudes para 70 plazas.

Por el otro lado, también hay grados que sí tienen vacantes. Son los menos -apenas 21 ciclos formativos, entre grado medio y superior, de los 86 que se ofertan en la provincia- y para Fornieles la escasa demanda tiene que ver con la "apreciación social" y con la creencia de que determinadas profesiones no requieren de una formación específica. "Pasa con carpintería o con los ciclos relacionados con la agricultura", añade Fornieles. Este curso el ciclo de grado medio de Carpintería y Mueble recibió 25 solicitudes para 30 plazas, mientras que el de Aceite de Oliva y Vinos tuvo siete solicitudes para 20 plazas.

¿Qué hacer con los que apenas tienen demanda? Para Manuel Rodríguez uno de los focos de atención debe ser la empleabilidad, no tanto la demanda, y si ésta en baja, buscar soluciones en el diseño de los títulos. "A lo mejor un título que se oferta en un municipio pequeño no tiene demanda, puede ser que tenga que ver con dónde está", señala.

"La Formación Profesional no puede ser a demanda", apostilla el delegado provincial de Educación, Germán González, que señala que la oferta de plazas debe ajustarse al tejido productivo. Sobre los ciclos con escasa demanda, González indica que esa situación de "freno" se da en los centro "que están lejos de la capital". En los últimos años, indica el delegado, se han puesto en marcha 25 títulos de Formación Profesional con el fin de tejer un mapa con una oferta "variada" en lugar de ampliar el número de plazas en determinadas titulaciones por el hecho de ser muy demandadas. Con respecto al desfase entre el número de solicitantes y las plazas, el delegado reconoce que hay quien solicita su acceso a más de un ciclo, lo que ayuda a 'inflar' los números. También hay quien pide entrar al mismo tiempo que tramita su preinscripción en un título universitario -y finalmente no entra en FP por conseguir acceder a un grado- lo que contribuye a que la demanda sea muy alta pero, en la práctica, la lista de espera sea menor.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios