El Festival cierra los flecos para presentar a Heras-Casado como nuevo director

  • Las instituciones que integran el Consejo Rector se reúnen el próximo lunes para aprobar la designación del músico granadino como nuevo responsable del certamen de música y danza.

Comentarios 0

Pablo Heras-Casado regresa el domingo de Nueva York y el martes tiene distintos actos en Madrid. Entre medias, el lunes podría ser presentado como nuevo director del Festival Internacional de Música y Danza, después de que el Consejo Rector decidiera no renovar el contrato a Diego Martínez, que concluye el próximo mes de julio su vinculación con el certamen. Si se cierran todos los flecos, Heras-Casado y Martínez 'convivirán' durante unos meses, uno preparando el festival de 2018 y otro ultimando la edición de este año. Las instituciones se reúnen el lunes con un orden del día que incluye el debate sobre el próximo director del certamen y la aprobación del programa de este año. Y aunque la apretada agenda de Heras-Casado, uno de los grandes de la escena actual, era a priori uno de los grandes impedimentos para tomar las riendas, el Consejo Rector apostará por una nueva fórmula en la que asumiría la dirección artística del festival, una figura inédita en el certamen granadino pero que se ha utilizado con éxito en el resto del mundo y con protagonistas españoles, como el caso de Plácido Domingo al frente de la Ópera Nacional de Washington y de la Ópera de Los Ángeles.

Pablo Heras-Casado es la batuta española más internacional y un hombre que ejerce de granadino. Sin haber cumplido todavía los 40 años acumula premios en la ciudad como la Medalla de Honor de Granada, Medalla de Honor en la Fundación Rodríguez Acosta, Premio Imagen de Granada 2013, Embajador de Granada o Premio Prestigio Turístico de su ciudad natal.

La intención de vincular a Pablo Heras-Casado a la agenda cultural de la ciudad es una vieja aspiración de las instituciones. Cuando se decidió no renovar el contrato de Salvador Mas como responsable de la OCG, su nombre estaba en el primer lugar de la lista de preferencias, aunque finalmente su candidatura se diluyó por la imposibilidad de compatibilizar su agenda internacional.

En 2014 se anunció a bombo y platillo que el director granadino se convertía en el nuevo director residente del Festival de Música y Danza, un acuerdo que se quedó en un emotivo acto en la sede de la Asociación de la Prensa y que finalmente no se materializó. Ninguna de las dos partes quiso en su momento explicar las razones de este divorcio, aunque Heras-Casado avanzó que traería en 2015 a Granada una producción escénica en torno a El sombrero de tres picos, de Manuel de Falla, en un concierto en el que iba a contar con la Mahler Chamber Orchestra y la cantaora granadina Marina Heredia.

También estaba previsto que en la edición de 2016 volvería al mando de alguna de las orquestas de prestigio con las que viene colaborando en los últimos tiempos y para 2017 abordaría un programa en torno a la figura del compositor Claudio Monteverdi. El ambicioso proyecto quedó en suspenso, aunque ahora se despeja el camino para que regrese como nuevo director del Festival Internacional de Música y Danza, que con su presencia se asegura contar con un profesional con una de las mejores agendas de contactos del mundo.

más noticias de ACTUAL Ir a la sección Actual »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios