Música Primer disco de Elastic Band

La mandolina se pone eléctrica

  • Los sintetizadores se ponen de fiesta en 'Boogie Beach Days', un álbum de debut diferente con el que los granadinos Elastic Band se han puesto a coleccionar piropos

Podrían ser una banda más de pop, pero ya sólo los primeros acordes de Boogie Beach Days, su disco de debut, les delatan. Melodías que remiten a la música de los años 50, 60 y 70, una voz que se cuela en ellas por donde quiere y toda una sucesión de arreglos donde tienen cabida loops, secuencias, samplers y hasta una mandolina sintetizada son las bazas con las que los granadinos Elastic Band han entrado arrasando en la escena independiente nacional con un sonido diferente que se desmarca de etiquetas.

"Al principio todo se basaba en el concepto de sustituir la guitarra eléctrica por la mandolina, con un trasfondo más progresivo, pero todo se fue transformando en un pop más disparatado", explica Pablo Román, compositor y voz de la banda y todo un veterano en la música de esta ciudad, donde ha 'militado' para bandas como Cecilia Ann, 500 golpes o Sugarfish. Con él están Daniel, Paco y David. Todos ellos fueron dando forma durante los dos últimos años a la especie de "collage musical" que es Boogie Beach Days a base de compartir muchos estilos, influencias e inquietudes. Pero buena parte de culpa del sonido con tantos matices del álbum la ha tenido Mike 'Prince Fatty' Pelanconi, responsable, entre otros, de los trabajos de Lily Allen, Little Barry o Graham Coxon (ex Blur), y que se enamoró de Elastic Band nada más saborear la música que sabían hacer.

En esta permanente nueva visión de las melodías del álbum de debut de la banda se descubren pequeñas joyas como I'm so free, que remite a los sonidos negros; My right time y When you walk, donde estallan los colores de la psicodelia o A little bit of lovin', una canción indescriptible que rebosa buenas vibraciones y que Radio 3 eligió como sintonía para su programa Como lo oyes.

Boogie Beach Days lleva apenas unos días en la calle, aunque en este tiempo ha conseguido llamar la atención de revistas especializadas como Rolling Stone, que en el blog del Diario de la Redacción habla de él como un "excitante pastiche en el que se reconocen referencias del sonido disco de los 70, la psicodelia más alucinada y el arrebato bailable-funk del primer Beck". Precisamente, el músico californiano siempre aparece como referencia obligada del sonido de Elastic Band, aunque por sus notas se reconozcan más matices de The Kinks. "En el mundo independiente hay como dos bandos para imitar y parece que tienes que estar en la línea de Wilco o Los Planetas, o en la de Interpol o The Strokes. Nosotros teníamos muy claro que no queríamos sonar como a nadie, que lo nuestro tenía que ser diferente, y puede que ése fuera el concepto más claro con el que partió el grupo", confiesa.

Después de la presentación de Boogie Beach Days en Barcelona y Madrid y de su participación este sábado en la fiesta de aniversario del pub Ruido Rosa, la banda grabó ayer en los estudios de Prado del Rey de Madrid una actuación para Los conciertos de Radio 3 que se emitirá en los próximos días y que da buena muestra de lo que están consiguiendo llamar la atención. "Es muy bueno todo lo que nos está pasando, pero llevamos mucho tiempo en la música y sabemos cómo funciona esto, así que tampoco nos hacemos muchas ilusiones. De momento, las expectativas que teníamos se cumpliendo poco a poco y, lo mejor de todo, es que ya estoy empezando a pensar cómo serían las siguientes canciones". ¿Su esencia? "Aún es pronto, pero está claro que no se parecerán en nada a éstas...".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios