Montañeros simbólicos versus dineros reales

En mitad de este monumental lío que es llamado conflicto de Cataluña he decidido ser positivo. Les pongo tres ejemplos reales de los que extraigo elementos favorables.

El primero tiene, incluso, una connotación estética. Me refiero a la exhibición de banderas de España. Pareciera que nuestra selección de fútbol hubiera vuelto a ganar el campeonato mundial o el europeo, aunque en realidad en los últimos perdimos de forma desastrosa. Nunca en este país/nación/Estado llamado España hemos sacado a los balcones tantas banderas rojas y amarillas como cuando celebrábamos esos triunfos futboleros. Eso de sacar la bandera al balcón era, como máximo, para algunos días señalados como el día de la Constitución, el 12 de octubre o si procesiona la Virgen de las Angustias. Pues con todo este lío del procés que no es procés tenemos todos los edificios con más de una bandera y de forma permanente. Ya no nos abochornamos y descubrimos que queda bonito y que no tienen que ser solo los yanquis los que se enorgullezcan de sus banderas al viento.

El segundo ejemplo es el de variar nuestro hábitos de consumo y seguir el consejo publicitario de buscar algo nuevo y comparar. Cierto es que dejar de comprar algunos productos perjudica a empresas y a sus trabajadores pero en un mercado tan global como el actual no está de más probar nuevas marcas. Si lo nuevo no nos convence pues volveremos a comprar fuet, cava, o pizzas de las que antes comprábamos aunque estemos hasta el gorro del procés que no es procés. O puede que descubramos que en Huelva, en las Alpujarras, en Francia o en Nueva Zelanda hacen productos tan buenos como los que antes creíamos insuperables.

Y el tercer ejemplo es el que más llena de optimismo. He descubierto que los montañeros son gente sería. Los montañeros del equipo catalán de esquí de montaña han decidido no participar con la selección española. Si alguno quiere participar por su cuenta lo puede hacer pero no como miembro de la Federación Catalana puesto que ellos opinan que si son una "república simbólica" no pueden defender los colores del "Real Reino" de España. Sí señor, con una par de Anetos. Eso es ser congruente y lógico. Me imagino que la Federación Catalana también renunciará a cualquier tipo de beca, subvención o financiación del "Real Reino" de España. Sería lo suyo y no hacer como otros deportistas muy conocidos que se mueven en el ambiguo "hay que dejar votar", pero yo quiero seguir en las ligas reales españolas que es por donde me llegan muchos millones. Algunos deberían aprender de los montañeros aunque, claro, en el esquí de montaña no hay liga de campeones. Vale.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios