El Ayuntamiento garantiza que la ciudad quedará limpia hoy

  • Los sindicatos CCOO, CGT y CNT sostienen que el convenio es mejorable, mientras que UGT se muestra muy satisfecho

El concejal de Medio Ambiente en el Ayuntamiento de Motril, Antonio Escámez, anunció que las trescientas toneladas de basura que había sin recoger en Motril como consecuencia de los tres días de huelga serán retiradas hoy, gracias al acuerdo adoptado el pasado jueves entre la empresa y el equipo de gobierno local.

Por ello, el edil motrileño ha querido agradecer el esfuerzo y la colaboración que están prestando la totalidad de los trabajadores de Limdeco por devolver a la normalidad a la ciudad en apenas 24 horas.

Escámez explicó que con este acuerdo se permite la supervivencia de la empresa con su presupuesto sin necesidad de que se le tenga que subir a los ciudadanos la tasa de basura, por lo que calificó el convenio como bueno para todas las partes, porque también incrementa el poder adquisitivo de los empleados de Limdeco.

El concejal dijo que los 25 trabajadores que ahora son fijos discontinuos pasarán a ser eventuales, como muy tarde, a finales de 2009 y añadió que para el próximo convenio colectivo que se firme el Ayuntamiento trabajará en la línea para que los empleados cada vez tengan mayor poder adquisitivo y condiciones sociales.

Para finalizar, Escámez añadió que no se penalizará económicamente a los empleados por los tres días de huelga, ya que cobrarán su salario mensual íntegro por ayudar a que la ciudad esté en perfectas condiciones.

Pero la desconvocatoria de huelga ha tenido distintos puntos de vista para los sindicatos. De un lado, CCOO, CGT y CNT indicaron que no les ha quedado más remedio que aceptar la propuesta realizada para "evitar un enfrentamiento" entre los propios trabajadores, después de que UGT llegara a un acuerdo con el equipo de gobierno, y que este acuerdo es "aceptable pero mejorable", por lo que piensan continuar con las negociaciones durante el 2008 pero ya con "más tranquilidad".

Por su parte, UGT considera positivo el acuerdo alcanzado ayer en Limdeco y se muestra enormemente satisfecha porque con el mismo se asegura que la empresa continuará como pública, al menos, durante los próximos cuatro años.

El alcalde de Motril, Carlos Rojas, también se pronunció sobre el final de la huelga e indicó que se ha tomado una solución razonable para los trabajadores y para la ciudad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios