Sierra Nevada en 'petricolor'

  • Bajo el manto blanco de la Sierra encontramos rocas de diferentes colores

  • Sierra Nevada alberga una extraordinaria diversidad geológica con una gran variedad de rocas cuyo cromatismo, en algunos casos, domina a lo largo del paisaje

De qué color es Sierra Nevada? Mentalmente asociamos el macizo de Sierra Nevada con el color blanco de la nieve que cubre sus cumbres durante una etapa más o menos extensa del año. Pero la mayor parte de lo que constituye el gran macizo montañoso está desprovista durante bastantes meses de ese manto e incluso en buena parte de ella es muy raro que lleguen este tipo de precipitaciones. Entonces el color de la Sierra está marcado por el sustrato rocoso y por la vegetación. Los diferentes tipos de rocas van a condicionar los paisajes que percibimos.

La uniformidad y monocromatismo que aparenta desde la distancia el 'suelo', encierra una gran variedad de tonos y de matices de gran belleza, que nos informan además de la manera en la que se levantó, lentamente, a lo largo de millones de años, esta inmensa mole de 2.000 kilómetros cuadrados.

El colorido que aporta el sustrato geológico, a mayor o menor escala, ha quedado reflejado en muchos topónimos a lo largo y ancho de la Sierra como es el caso de Terreras Azules, Peñones Negros, Tajos Colorados, Tajos Negros, Loma del Peñón Blanco, Era de los Renegrales, Loma del Cascajar Negro, Peñón Colorado, Piedra Blanca…

Unidades geológicas de Sierra Nevada

Sierra Nevada está compuesta, a grandes rasgos, por tres grandes unidades geológicas:

En la parte más elevada un núcleo de esquistos metamórficos del Complejo Nevado-Filábride, los materiales más antiguos de todo el macizo con edades superiores a los 250 millones de años. Son rocas oscuras con aspecto pizarroso junto a las que aparecen cuarcitas (rocas provenientes del metamorfismo de areniscas) y, en menor proporción, 'rocas verdes' (serpentinitas, eclogitas y anfibolitas), así como mármoles y ortogneises de edad mesozoica.

En la media montaña, y rodeando al anterior, hay una banda de rocas menos antiguas (entre el Pérmico y el Trías) que forman el Complejo Alpujárride. Está compuesta mayoritariamente por filitas, (rocas de aspecto pizarroso provenientes del metamorfismo 'suave' o de bajo grado de arcillas), calizas -rocas con carbonato de calcio- y dolomías -rocas con carbonato de calcio y magnesio- que producen relieves escarpados, de colores grisáceos o blanquecinos.

El borde más externo, está formado por una corona de rocas sedimentarias variadas: conglomerados, arenas y areniscas, margas, calizas arrecifales... Corresponde a materiales más 'modernos', de formación más reciente, unos 20 millones de años (entre el Mioceno y el Cuaternario).

Para saber más

Los micaesquistos son rocas metamórifcas procedentes de la transformación de limos y/o arcillas por la acción de altas presiones y temperaturas. Están compuestos fundamentalmente de mica y cuarzo dispuestos en finas capas alternantes.

Las cuarcitas son rocas provenientes del metamorfismo de areniscas muy ricas en cuarzo de aspecto masivo y muy resistentes a la erosión por lo que cuando se disgregan mecánicamente forman grandes bloques.

Los mármoles son rocas metamórficas que proceden de rocas originalmente calcáreas que han experimentado un fuerte proceso de recristalización como consecuencia de las altas presiones y temperaturas a que han sido sometidos. En Sierra Nevada suelen tener alto contenido en mica y se conocen como mármoles 'cipolínicos'.

Las 'rocas verdes' son un conjunto de rocas metamórficas que derivan del metamorfismo de rocas ígneas básicas y ultrabásicas (magmáticas), fundamentalmente del tipo serpentinitas, eclogitas y anfibolitas. Poca presencia de sílice y abundancia de minerales como anfíboles y piroxenos. Las serpentinitas en concreto son rocas ultrabásicas provenientes del metamorfismo de peridotitas del manto terrestre.

En Sierra Nevada no son especialmente abundantes las rocas calcáreas que se circunscriben a mármoles, calizas y dolomías de la orla occidental del macizo y en el sureste (en el término municipal de Laujar de Andarax). Uno de los paisajes 'coloreados' de estas áreas son los calares o blanquizares como los de los la zona de Los Alayos y Trevenque.

Curiosidades

El mineral denominado andalucita es un silicato alumínico que aparece en las rocas metamórficas. Las primeras muestras que sirvieron para su descripción, procedían de una localidad de Guadalajara, pero su descubridor, Jean-Claude Delamétherie, creyó que provenían de nuestra región y lo denominó 'andalucita'. Este mineral en ocasiones presenta unas inclusiones que forman una cruz. Se conocen con el nombre de quiastolita y fue utilizado durante siglos por los peregrinos que iban a Santiago como un amuleto conocido como lapis crucifer, que significa piedra de la cruz.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios