La revolución arco iris ya va 'de serie'

  • Un estudio demuestra que el 97% del alumnado acepta con naturalidad la diversidad sexual, una cifra que hace apenas dos años sólo alcanzaba el 75%, por lo que el avance es muy significativo

Hoy se conmemora el Día Internacional contra la discriminación LGTBI. Hoy se conmemora el Día Internacional contra la discriminación LGTBI.

Hoy se conmemora el Día Internacional contra la discriminación LGTBI. / archivo

La diversidad sexual es algo tan natural que puede chocar que aún se tenga que preguntar sobre si se acepta o se apoya la libertad sexual de cada individuo. Pero es necesario, porque sigue habiendo discriminación, silencio y falta de derechos que hay que conseguir erradicar. Y qué mejor manera que empezar desde la infancia, en edad escolar, el escenario perfecto para la integración, el entendimiento y el aprendizaje del respeto y la libertad personal.

Según el último informe de la Federación Arco Iris titulado "Educación y Diversidad Sexual en Andalucía: el camino del miedo al Amor", realizado en más de 100 institutos y colegios de Andalucía, 12 de ellos en Granada, con más de 1.200 estudiantes y la colaboración de los ayuntamientos de Granada, Guadix, Baza, Almuñécar y Motril, "en el año 2017 más del 90% del alumnado acepta con naturalidad la diversidad sexual". En concreto, el 97%, una cifra que ha crecido mucho en apenas dos años ya que en el informe de 2015 la aceptación apenas rozaba el 75%. Con todo, aún la mayor parte del alumnado LGTBI sigue en el armario y aún estamos lejos del 10% de jóvenes que se afirmen como homosexuales y bisexuales, el porcentaje de personas homosexuales en la población en general según el informe Kinsey.

"En especial ha mejorado la aceptación d la diversidad sexual, la visibilidad de la bisexualidad, el conocimiento de los términos intersexual y pansexual y el apoyo a los menores transexuales", recoge la Federación Arco Iris. Su presidente, Gonzalo Serrano, destaca que en esa aceptación con naturalidad de la diversidad sexual "han influido cambios legales, cambios generacionales, la visibilidad en las redes sociales y en los medios de comunicación, la implicación del profesorado y las familias y la acción activista de organizaciones pro-lgbt como Arco Iris". Hoy 17 de mayo se conmemora el día contra la homofobia, la bifobia y la transfobia, coincidiendo con que tal día como hoy de 1990, la OMS eliminó la homosexualidad de la lista de enfermedades mentales.

A pesar de las mejoras evidentes, el estudio muestra que "maricón" sigue siendo el insulto más utilizado en el patio de los institutos andaluces, por lo que se propone el uso del lenguaje incluyente.

Para Serrano, la mejora de la aceptación tiene que ver con el "cambio generacional" vivido en los institutos y con la aprobación del matrimonio igualitario hace ya 12 años. "En 2017 la primera generación nacida en el siglo XXI ya copa como alumnado todos los niveles de la educación secundaria en Andalucía. Se trata de una generación cuya infancia se ha desarrollado en la normalidad de la existencia de familias homoparentales en muchos colegios, pero sobre todo, en la visibilidad de personas LGBTI en redes sociales y medios", asegura el responsable de la Federación en Andalucía, que realiza una afirmación muy visual: "la revolución arco iris va 'de serie' en las mentes de la primera generación nacida en el siglo XXI".

A pesar de los avances, el estudio señala a un porcentaje de los varones como la clave de la persistencia de la homofobia: "deberíamos centrar la atención en deconstruir masculinidades agresivas", explica. Son los chicos, según el estudio, quienes presentan un mayor porcentaje de rechazo y quienes perpetúan la sensación de homofobia en el entorno escolar con el uso de lenguaje machista y homofóbico.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios