Educación

La Junta sigue la línea del Gobierno y los alumnos sólo repetirán en casos "excepcionales"

  • Las clases 'on line' se tendrán en cuenta sólo para mejorar la nota del alumnado

  • La evaluación global se basará en los resultados del primer y segundo trimestre

Alumnos entrando en un instituto. Alumnos entrando en un instituto.

Alumnos entrando en un instituto. / D. S.

La repetición en este curso escolar -marcado por la pandemia del Covid-19- será algo excepcional. Así lo establece la Junta de Andalucía en el borrador de las instrucciones que ha enviado a los centros de enseñanza para encarar el final de curso, condicionado por las clases telemáticas a consecuencia del estado de alarma. El Gobierno andaluz se mantiene, de esta forma, en la línea marcada por el Ministerio de Educación en la reciente Conferencia Sectorial, donde se fijó la promoción de todos los alumnos debido a las circunstancias sin precedente que se están viviendo. 

En el apartado sexto de estas instrucciones -a las que ha tenido acceso Diario de Sevilla- se determina que "la repetición se considerará una medida de carácter excepcional y se tomará tras haber agotado las medidas ordinarias de esfuerzo y apoyo para solventar las dificultades de aprendizaje del alumno". En este punto se abunda en que "los criterios de evaluación se ajustarán en cada una de las enseñanzas, de modo que la decisión de promoción o titulación tenga en cuenta las dificultades motivadas por la situación excepcional provocada por la pandemia". 

Por tanto, la repetición será una medida "excepcional", por lo que la mayoría de los alumnos andaluces promocionarán de curso, aunque tengan materias suspendidas, las cuales se abordarán a partir de septiembre. Por este motivo, la evaluación global se basará en los resultados obtenidos en el primer y segundo trimestre. El tercero -que se desarrollará en su mayor parte mediante clases no presenciales- sólo servirá para mejorar nota: "Se valorarán las pruebas y actividades realizadas por el alumnado en el tercer trimestre únicamente si tienen valoración positiva", indica el mencionado texto. 

Informe individualizado

Además, cada estudiante contará con "un informe individualizado", que contendrá observaciones "relevantes" sobre las dificultades detectadas y que son consecuencia de la suspensión de la actividad educativa presencial. 

También se establece que la decisión que tomen los docentes sobre la promoción, repetición y titulación del alumnado deberá ajustarse a las condiciones contempladas en la normativa estatal y autonómica vigente.

En este punto, fuentes de la Consejería de Educación y Deporte recuerdan que la repetición ya se contempla como medida excepcional en el real decreto que regula la evaluación y promoción de curso. En este punto, conviene destacar que dicha normativa -a la que se aludía antes- permite pasar de curso con dos y hasta con tres asignaturas suspensas. El Gobierno andaluz pide que se mantenga este criterio o que, en caso de que se "flexibilice", sea igual para todas las comunidades y evitar así agravios comparativos. 

No obstante, todo ello queda condicionado a los resultados de los dos primeros trimestres y cabe la posibilidad de que, en caso de que el alumno haya suspendido dos asignaturas o más en dicho periodo, la valoración del trabajo realizado 'on line' merezca su recuperación y, por tanto, la promoción de curso. 

Nada se habla en este borrador de la posibilidad de que las asignaturas suspensas se retomen al inicio del próximo curso, como apuntó al término de la Conferencia Sectorial la ministra de Educación, Isabel Celaá

Fechas para el fin de curso

Por otro lado, en dicho borrador -que se enriquecerá con las aportaciones que hagan los distintos agentes de la comunidad educativa- se aclara que la duración del curso escolar "no se extenderá más allá de las fechas ya establecidas". 

No obstante, se hace una excepción en el segundo curso de Bachillerato, condicionado por la Selectividad, unas pruebas que se han aplazado a julio. Por este motivo, las clases se podrán extender hasta el 16 de junio (lo habitual es que acaben a finales de mayo), una alternativa que también se ofrece a las enseñanzas de régimen especial y FP, para que el profesorado tenga mayor oportunidad de impartir clases presenciales. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios