Sucesos

Pinos Puente y los supuestos encapuchados que han asaltado un autobús

  • La realidad es que el vehículo fue bloqueado activando un botón, sin que hubiera detrás ningún posible robo o atraco

Zona de Pinos Puente en la que los supuestos encapuchados habrían asaltado un autobús Zona de Pinos Puente en la que los supuestos encapuchados habrían asaltado un autobús

Zona de Pinos Puente en la que los supuestos encapuchados habrían asaltado un autobús / Google Maps

Cogen el autobús a las 7:00 horas en Pinos Puente. Al final de la calle Real de la localidad, cerca de uno de los barrios más complicados del municipio, "unos siete encapuchados", en mitad del puente, paran el autobús y, a la fuerza, abren las puertas. "Lo demás os lo podéis imaginar". Así rezaba uno de los post en Facebook publicado en uno de los grupos de vecinos de Pinos Puente, un relato sobre un episodio que habría sucedido la mañana de este viernes y que está recorriendo la localidad. Sin embargo, lo ocurrido nada tiene que ver con encapuchados o con un asalto al autobús, tal y como ha podido confirmar Granada Hoy.

A la misma hora y el mismo día señalados en el mensaje, en efecto, el conductor del citado autobús llamó a la Guardia Civil para pedir ayuda. Pero el motivo de la alarma era que alguien había activado el botón de bloqueo del vehículo y ni se podía abrir, ni se sabía quién había sido. "Todos los que estaban en el interior negaban saber cómo se había bloqueado", aseguraron fuentes del Instituto Armado a este diario.

Al dar aviso a los agentes, estos le ofrecieron el envío de una patrulla para comprobar lo ocurrido, pero el propio conductor acabó anulando la petición y prefirió dar aviso a su empresa para así proceder al desbloqueo de un autobús que, tras ello, ha continuado con su ruta.

Sin embargo, durante las horas posteriores, este episodio comenzó a comentarse por el municipio y empezó a mutar su historia hasta el punto de situar a "siete encapuchados" detrás de un supuesto asalto que realmente nunca llegó siquiera a existir. Esto es un claro ejemplo de las llamadas historias que alimentan las fake news -noticias falsas- que, durante los últimos meses, recorren las redes sociales.

También llamadas paparruchas, estas noticias falsas, pese a tener una apariencia de noticia real, se difunden por lo general con la voluntad de engañar, sea con un objetivo económico (ganar dinero con ella) o ideológico (influir en la sociedad y derivarla hacia un pensamiento concreto o línea ideológica). Si bien, también en numerosas ocasiones, como podría ser este caso, fruto del propio desconocimiento.

Precisamente, esa apariencia de real que dan este tipo de historias hace que en España, pese a que el 60% afirma que sabe reconocerlas, sólo las diferencia el 14%. Es decir, el 86% de la población confunde las fake news con noticias verdaderas. Así se recoge en el I Estudio sobre el Impacto de las Fake News en España realizado por Simple Lógica en colaboración con el Grupo de Investigación en Psicología del Testimonio de la Universidad Complutense de Madrid.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios