Área metropolitana

Un familiar del dueño de la empresa de Albolote donde trabajaba la joven apuñalada fue el autor del homicidio

Momento de la detención del agresor tras apuñalar a una joven en Albolote. Momento de la detención del agresor tras apuñalar a una joven en Albolote.

Momento de la detención del agresor tras apuñalar a una joven en Albolote. / G. H.

Diez y media de la mañana, en el Polígono Jucaril de Albolote. Hace rato que las empresas de la zona han comenzado su actividad comercial cuando todos los focos se van hacia un establecimiento de manufacturas químicas situado en la calle Trevélez con Paseo de Colón. Un joven, de 34 años, irrumpe en el local muy alterado y comienza a romper y arrojar al suelo objetos del establecimiento. No se trata de un robo. Los empleados saben quién es pues se trata de un familiar del dueño, el cual se encuentra ausente desde hace un tiempo debido a una enfermedad. El joven, que padece una patología de salud mental y también consume estupefacientes, quiere dinero. Una de las empleadas que se encuentra en el establecimiento, una joven de 29 años que lleva poco menos de un año encargándose del negocio, se niega a dárselo y este la golpea y le asesta varias puñaladas.

Esto fue lo que ocurrió la mañana de este viernes en Albolote, un hecho que pese a empezar a investigarse como un intento de homicidio ya que la víctima fue trasladada con vida hasta el Hospital de Traumatología de la capital granadina, acabó tornándose en uno. La joven murió sobre las 19:00 horas en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) tras haber sido intervenida de urgencia, mientras que el agresor, que fue localizado esa misma mañana, permanecía detenido en la Comandancia de la Guardia Civil de Granada capital.

Tras apuñalar a la víctima, el agresor abandonó el lugar de los hechos y trató de huir hasta un domicilio familiar, concretamente la casa de su madre, situado en la Urbanización Villas Blancas de Albolote. Sin embargo, no fue difícil de localizar. Y es que, según indicaron fuentes cercanas a la investigación a Granada Hoy, este hombre, de 34 años, era perfectamente conocido por los empleados del establecimiento al tratarse de un hijo del propietario, por lo que tras la personación de los agentes en el lugar de los hechos, no tardaron en identificarlo y localizar el lugar al que podría haberse ido. Este punto hizo que se descartarse desde primera hora la posibilidad de que se tratase de un caso de violencia de género.

Mientras que la Guardia Civil desplegaba un dispositivo de búsqueda en la citada urbanización de Albolote, otros agentes de la Policía Científica recopilaban pruebas en el local y los efectivos sanitarios trasladaban a la víctima, herida de varias puñaladas en el pecho, hasta el hospital en el que poco más de ocho horas después acabó perdiendo la vida.

Cuando los agentes trataron de efectuar el arresto del agresor, éste mostró mucha resistencia y presentaba el estado de alteración que, precisamente, los empleados habían descrito cuando relataron cómo irrumpió en el negocio. Si bien, los guardias civiles finalmente lograron arrestarlo y fue trasladado hasta dependencias policiales como presunto autor de un delito de tentativa de homicidio. Si bien, la muerte de la víctima horas después hizo que cambiase la calificación de los hechos al ser considerado autor de un delito de homicidio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios