Cultura

Brûlé y Vargas luchan en su espectáculo contra el paso del tiempo

  • Tres generaciones de los Amador acompañarán a los bailaores en el Central

La bailarina clásica reconvertida al flamenco Chloe Brûlé y el bailaor Marco Vargas presentaron ayer el espectáculo que representarán esta noche a las 21:00 en el Teatro Central, dentro de la Bienal de Sevilla. TI-ME-TA-BLE o El tiempo inevitable, que se estrenó en julio, es para Vargas "una unión entre los mundos de los que venimos, el clásico y el flamenco", unión que se refleja en el escenario a través de las figuras de los dos bailaores y el cantaor, Juan José Amador. Amador, que irá acompañado de tres generaciones de su familia, considera que éste es su espectáculo "más dificultoso" por la ausencia de guitarra acompañando a la voz.

La mayoría de las piezas musicales son de Diego Amador y de Raúl Cantizano, que han compuesto obras expresamente para el espectáculo. El montaje, que recorre la alegoría temporal desde el dios Cronos hasta el frenético tiempo contemporáneo, crece conforme avanza tanto en intensidad como en complejidad. La dirección escénica corre a cargo de Antonio Campos, que admite que se ha quedado "sorprendido con el nivel de disciplina y de esfuerzo", y ha "desnudado el baile y el cante" para usar sólo lo esencial en la escena.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios