Bienal de flamenco

La danza más viva y la estrella de la Once

  • 30 decibelios y descompasaos, espectáculo largo y muy disfrutado en el teatro Alameda.

Es difícil meter en un mismo saco los trabajos que vimos ayer por la tarde de Danza Mobile y de La Niña de los Cupones, pero se presentaron en un mismo espectáculo, largo y muy disfrutado espectáculo por el público de todas las edades que llenaba el teatro Alameda.

Descompasaos cuenta la historia de Pita, una jovencita que busca su identidad valiéndose del flamenco, la danza contemporánea, la pantomima y muchas cosas más. Lo mejor del trabajo es cómo se muestra, de forma meridiana, que hay mil maneras de hacer las cosas y que cada uno, lleve la etiqueta que lleve, posee sus propias habilidades, que no siempre se llaman velocidad o virtuosismo. Fue emocionante, además, en un momento en que la danza está llena de violencia -la vida misma, quizá-, ver abrazos y manos en las manos; vida también.

La Niña de los Cupones, por su parte, sordomuda según dicen, nos sorprendió con su ritmo interno y externo mientras sus manos flamencas, a través del lenguaje de signos, contaba sus historias.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios