Cómete Granada

Conexión astur-granadina en el restaurante Oleum: fabada para refugiarse del 'orbayu'

  • El conocido local de la calle San Antón celebra sus IX Encuentros Gastronómicos los días 19, 20 y 21 de noviembre que este año tendrán de invitados al restaurante La Sauceda

  • Además de las 'fabes con todo su compango' se podrá probar productos como el relleno de Huéscar de entrante o un arroz con leche 'requemao' de postre

La fabada asturiana, en los IX Encuentros Gastronómicos de Oleum La fabada asturiana, en los IX Encuentros Gastronómicos de Oleum

La fabada asturiana, en los IX Encuentros Gastronómicos de Oleum / Carlos Gil

No podía haber sido el día más asturiano en Granada. Hasta el propio Gregorio García (padre y alma del restaurante Oleum) ha reconocido que parecía que había sido él mismo el que lo había preparado todo para que lloviera en la ciudad de la Alhambra y la presentación de su IX Encuentro Gastronómico Astur-Granadino fuera una típica jornada de orbayu y fabes en el acogedor local de la calle San Antón. O lo que es lo mismo un día en el que refugiarse del chirimiri que te deja pingando y abrigarse del otoño con la cuchara comiendo la mejor fabada del mundo, un plato de habichuelas made in Asturias con todo su compango con el que coger energía para varias semanas.

Este mes, Oleum se convierte otro año más en una apuesta segura para los buenos gourmand que vivan en Granada o estén de paso por la ciudad y quieran prestarse de la mezcla de la comida asturiana de campeonato y a la vez dar buena cuenta de la gastronomía local con Huéscar y su relleno por bandera. Un cruce de cocinas separadas por más de 800 kilómetros de distancia y las propias dificultades de las comunicaciones, pero unidas por la tradición, la innovación y el paladar.

Mesa inaugural del Encuentro Gastronómico de Oleum Mesa inaugural del Encuentro Gastronómico de Oleum

Mesa inaugural del Encuentro Gastronómico de Oleum / Carlos Gil

En esta ocasión, la conexión es con el restaurante La Sauceda, un local familiar de la pequeña 'parroquia' de Buelles (apenas 113 habitantes) del concejo de Peñamellera Baja en el Principado de Asturias. De ahí viene la mejor fabada del mundo de 2019 y es que esa es la seña de identidad de los encuentros de Oleum, que cada noviembre acercan a Granada a los mejores representantes de la cocina astur. 

El público granadino podrá probar el menú los días martes 19 de noviembre, miércoles 20 y jueves 21 con un 'jugoso cartel'que contempla los entrantes al centro de la aceituna aliñadas de la viña que elabora el oscense Gregorio García, el relleno de Huéscar con sus secas, pavias de bacalao, salpicón de langostinos aliñados con AOVE de Granada y tortos de maíz con picadillo antes de degustar la fabada asturiana tradicional a cargo de los maestros de cocina de La Sauceda. Y de postre arroz con leche 'requemao' para rematar la faena más asturiana. Todo acompañado de las mejores sidras, vinos tintos y orujos de manzana por un precio de 38 euros para unas jornadas en las que cada año se suele colgar el cartel de no hay mesas.

El restaurante La Sauceda, del pueblo de Buelles, ostenta el título de mejor fabada del mundo en 2019

Presentación del gran evento culinario de Oleum con las autoridades Presentación del gran evento culinario de Oleum con las autoridades

Presentación del gran evento culinario de Oleum con las autoridades / Carlos Gil

Este jueves se ha dado el pistoletazo al encuentro gastronómico con una presentación en la que, además de los numerosos empresarios y proveedores que colaboran con el evento, Oleum se ha llenado representantes de la hostelería local y de algunos de los principales políticos de la provincia con el presidente de la Diputación, José Entrena; la diputada provincial de Empleo, Ana Muñoz; el alcalde de Granada, Luis Salvador; el concejal de Turismo, Manuel Olivares; la concejal de Participación Ciudadana, Eva Martín; el concejal de Seguridad Ciudadana, César Díaz; el concejal de Personal, Francisco Fuentes; el exalcalde Paco Cuenca; la exedil de Turismo Raquel Ruz; el delegado de Turismo de la Junta, Gustavo Rodríguez; la delegada de Empleo, Virginia Fernández; o la exconcejal María Francés, entre otras autoridades que han acompañado a 'Los Gregorios García' (padre e hijo) en una jornada especial para ellos.

Los García, dos referentes de la cocina local, la tradicional y la de innovación, que han recibido la visita también de un histórico de la gastronomía granadina como Diego Morales, con su chaquetilla incluida, además del secretario general de la Federación de Hostelería, el incombustible Antonio García, y empresarios como Luis Aribayos y su sucesora como secretaria general de la CGE, María Vera, o el director gerente de la Cámara de Comercio, Joaquín Rubio, y Christian López Carbone, también director de Cámara Granada  .

En definitiva, muchas caras conocidas de la vida sociopolítica granadina que no se han querido perder el estreno del IX Encuentro Gastronómico Astur-Granadino con una presentación de lo que será el menú de las jornadas que se celebrarán los días próximos 19, 20 y 21 de este mes y para las que prácticamente ya no hay mesas libres, pues la buena fama es lo que tiene y la fabada tiene muchos adeptos en estos lares.

Gregorio García ha agradecido la presencia de todos los invitados en un salón de Oleum a rebosar y ha recordado una vez más cómo empezaron estos encuentros en los que tras participar de jurado de un concurso de fabada acabó convenciendo al ganador hace nueve años, aunque le costó trabajo conseguirlo. "Cada año viene desde entonces el campeón a Granada para traer a Oleum la mejor fabada del mundo".

Numerosas autoridades y figuras de la vida sociopolítica granadina han acudido al inicio del evento culinario

La fabada de Oleum, vista desde una posición privilegiada La fabada de Oleum, vista desde una posición privilegiada

La fabada de Oleum, vista desde una posición privilegiada / Carlos Gil

García ha señalado además que en esta conexión astur-granadina ya se ha firmado un convenio de colaboración para fomentar el turismo con el alcalde de Villaviciosa, en Asturias. Asimismo, ha afirmado que en Granada la gastronomía del Principado "cala mucho" y es por ello que los encuentros de Oleum son cada año un "éxito rotundo". También ha felicitado a los asturianos porque "tienen fe en el producto porque cuidan y quieren su fabada" además de agradecer la colaboración de todos los proveedores y empresarios que apoyan este evento culinario con nueve ediciones de vida.

Por su parte, el presidente de la Diputación, José Entrena, que ha acudido por primer año al encuentro ha señalado que si repiten de año es año es "porque le va bien". El representante provincial ha indicado además en tono amistoso que en ese objetivo de seguir conectando Granada con más provincias para impulsar el turismo habría que ver si "hay que intentar atraer un vuelo directo con Asturias" para visitar Oviedo o Gijón.

Entrena, que se ha presentado como un hombre de cuchara, ha asegurado que iba a disfrutar mucho de esta fabada asturiana al mismo tiempo que ha mandado el mensaje de que hay que seguir apostando por el turismo y la industria agroalimentaria ofreciendo "calidad y variedad en una provincia eminentemente turística" y apostillando que hay que cuidar los productos de la tierra, poniendo el ejemplo de la importancia que tiene que los restaurantes presenten vinos granadinos a sus comensales. "Estas iniciativas nos hacen grandes y mejores como ciudad y provincia", ha sentenciado Entrena.

El turno de cerrar las jornadas le ha tocado al alcalde de Granada, Luis Salvador, quien ha invitado a la gente a disfrutar del menú y ha recordado que una vez se encontró al propio Gregorio García en Asturias hace ya muchos años después de haber comido fabada y bebido sidra. Señalando que probablemente fue aquella vez que el cocinero de Huéscar venía prendado de la comida asturiano y se propuso montar estos encuentros gastronómicos que siguen ganado peso de año en año. "Cada vez que he podido venir, he estado aquí", ha remarcado el regidor.

No podía ser de otra forma con las contundentes habichuelas y todo la compañía que llevan en el plato. Un auténtico placer para los sentidos y para ir en familia, con los guajes, a probar comida de la de verdad, de la que se caen lágrimas como puños con una fabada que ríase usted de la magdalena proustiana. ¡Puxa la fabada y la buena gastronomía de nuestra paisanos queridos!

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios