Operación Taván

Golpe al narcotráfico de hachís desde la Costa de Granada: cae una de las 'gasolineras' más importantes de Andalucía

  • La organización criminal surtía de combustible y narcolanchas a otras redes del tráfico de drogas desde la provincia

  • Catorce personas han sido detenidas, entre ellos los tres cabecillas de la banda que ya han ingresado en prisión

Vídeo de la Operación Taván en Granada: golpe policial a una de las mayores gasolineras del narcotráfico de Andalucía

Si hay un aspecto clave para el narcotráfico a través de la Costa es, sin lugar a dudas, el disponer de las embarcaciones para transportar los cargamentos. Hace unos meses, la Guardia Civil y el Servicio de Aduanas dieron un golpe al tráfico de hachís en Almuñécar en el marco de la Operación Capnella, a través de la cual se descubrió que una organización delictiva dedicada al traslado de droga desde Marruecos se había asentado en la localidad sexitana y su anejo La Herradura. En esta operación, adelantada en enero por Granada Hoy, se descubrió que esta red se encargaba de trasladar la droga desde Marruecos, guardarla y distribuirla, para lo cual usaban embarcaciones de recreo o narcolanchas con las que viajaban para cargar los alijos. Pero, ¿dónde repostaban las narcolanchas de esta y otras organizaciones? En una de las llamadas gasolineras más importante de Andalucía que estaba asentada en la Costa de Granada y que ha sido desmantelada gracias a la Operación Taván.

El Juzgado de Instrucción número 5 de Motril ha sido el encargado de dirigir la llamada Operación Taván, un operativo llevado a cabo por la Guardia Civil y la Agencia Tributaria que ha logrado desarticular la organización criminal, una de las más importantes de Andalucía, que prestaba los servicios de logística para aquellas organizaciones dedicadas al narcotráfico de hachís desde el norte de África. En total, 14 personas han sido detenidas en las provincias de Granada y Almería, entre los que se encuentran los cabecillas de la organización, quienes ya han ingresado en prisión.

Operación Taván

En diciembre de 2019, varias pesquisas policiales permitieron a agentes de la Guardia Civil y la Agencia Tributaria iniciar a Operación Taván tras tener conocimiento de la existencia de una organización criminal que operaba desde Motril y que se dedicaba al repostaje de narcolanchas, así como a proporcionar este tipo de "embarcaciones prohibidas" a redes de narcotraficantes, con el fin de poder trasladar grandes cantidades de hachís a través de las costas andaluzas.

Una de las narcolanchas intervenidas en la operación. Una de las narcolanchas intervenidas en la operación.

Una de las narcolanchas intervenidas en la operación.

Para ello, se valían de tres empresas de transporte legales, cuya base se encontraba en la localidad granadina de El Jau, que contaban con almacenes en polígonos industriales, entre ellos el de Juncaril, en Peligros, en los que ocultaban el carburante y las propias embarcaciones.

Dada la meticulosa metodología que presentaba esta organización para realizar sus trabajos, diversas organizaciones que operaban incluso fuera de la provincia granadina comenzaron a requerir sus servicios. Tal era así, que incluso hubo bandas que llegaron a cambiar sus bases de operaciones y trasladarlas a la Costa de Granada, para así transportar el hachís vía marítima desde el norte de África hasta el litoral granadino y poder contar con los servicios de esta otra red.

Modus operandi

En concreto esta red criminal tenía su cometido, fundamentalmente, en el repostaje de las narcolanchas que partían desde las playas de Granada hasta la costa de Marruecos. Sin embargo, otro de sus cometidos era ofrecer a bandas dedicadas al narcotráfico la posibilidad de almacenaje, transporte, reparación, así como de esconder sus narcolanchas en naves repartidas por polígonos industriales de Granada.

Fase de explotación

Una vez recopiladas todas las pesquisas, la Agencia Tributaria y la Guardia Civil pusieron en marcha la fase de explotación de la Operación Taván, durante la que se realizaron nueve registros en localidades de Granada y Almería. En ellos, los agentes intervinieron tres embarcaciones semirrígidas de entre 12 y 14 metros de eslora dispuestas para ser utilizadas en cualquier momento; 13 motores fuera borda de entre 300 y 350 caballos de potencia cada uno; tres semirremolques; 1.203 garrafas de combustible y más de 13.000 litros de gasolina.

Asimismo, se decomisaron dos turismos, tres furgonetas, 15 camiones y 10 semirremolques de las tres empresas de transporte bajo las que se ocultaba esta organización criminal.

Detenciones y delitos

Durante los registros, los agentes detuvieron a un total de 14 personas, entre los que se encontraban los tres cabecillas de esta red, los cuales ya han sido enviados a prisión provisional. En concreto, se les imputan delitos de pertenencia a organización criminal, contrabando, blanqueo de capitales y delitos contra la salud pública.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios