Atletismo

Agosto no es lo mismo sin la Subida al Pico Veleta

  • La trigésimo sexta edición, que tendría que disputarse este domingo, se aplazó al 6 de septiembre debido a la crisis sanitaria

  • Ya se han inscrito 300 atletas para la Subida y un centenar, a la Minisubida

La Subida al Veleta de este año, el 6 de septiembre La Subida al Veleta de este año, el 6 de septiembre

La Subida al Veleta de este año, el 6 de septiembre / Carlos Gil (archivo) (Granada)

A agosto de 202 le falta algo. Y no es ninguno de sus 31 días. Lo que se echa en falta este mes es una cita que ha sido habitual el primer domingo durante los últimos 35 años: la Subida al Pico Veleta. Pero el Covid-19 se ha cruzado en el camino este año y ha provocado que la ya mítica carrera sea 'infiel' a su mes y lo haya cambiado por 'otra': septiembre.

Hoy, 2 de agosto, era el día señalado desde que acabó la carrera del año pasado, pero la crisis sanitaria ha obligado a aplazar por primera vez en su historia la considerada como una de las pruebas más duras del mundo. La cita será el 6 de septiembre. No será lo mismo, pero será. Hay muchos protocolos que cumplir (el coronavirus obliga) y la participación será más reducida. Por lo menos, la organización sigue en su empeño de que la trigésimo sexta edición de la carrera se celebre el año que le toca, es decir, 36 después de su puesta en escena allá por 1985.

Enrique Carmona acometerá este domingo el recorrido de forma simbólica para conmemorar la fecha

La organización, liderada por Enrique Carmona, trabaja sin descanso desde que el pasado mes de junio tuvo que decidir el aplazamiento de la XXXVI Subida al Pico Veleta. El alargamiento del confinamiento decretado por el Gobierno dejó poco tiempo para que los atletas pudieran preparar una prueba tan dura de 50 kilómetros de continuo ascenso.

Enrique Carmona, empeñado en que la carrera se celebre Enrique Carmona, empeñado en que la carrera se celebre

Enrique Carmona, empeñado en que la carrera se celebre / GH (Granada)

Protocolos de seguridad

Desde entonces, los esfuerzos se centran en que la carrera se celebre conforme a la anormalidad que supone el eufemismo de la 'nueva normalidad'. La crisis sanitaria cambia de un día a otro y hay que adaptar los protocolos de seguridad constantemente. La semana que viene la Federación Andaluza de Atletismo dará a conocer las nuevas normas y la organización debe adaptarse a ellas.

Todo apunta a, entre otras obligaciones, a organizar salidas escalonadas y a una limitación del número de participantes, algo que se hará de forma casi natural debido a las ausencias que habrá debido a la crisis sanitaria.

Hasta esta semana el límite estaba en 500 participantes entre la Subida y la Minisubida y hasta el día de ayer se habían inscrito unos 400 participantes –unos 300 en la Subida y un centenar para la prueba corta–.

Reto

Pero el 2 de agosto de 2020 no pasará del todo desapercibido. Al menos para el alma mater de la Subida, Enrique Carmona. El maracenero tiene la intención de, a sus 63 años, darse el gustazo de completar el recorrido el día que tenía que haberse disputado 'su' carrera.

Lo va a intentar, en principio en solitario y a su ritmo. Durante el recorrido de 50 kilómetros seguro que en algún momento por su mente pasará la idea de que en 2021 agosto vuelva a ser agosto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios