Baloncesto | LEB Oro

El Covirán Granada, una temporada para aprender y olvidar

  • El equipo de Pablo Pin de esta temporada apenas mejora en algunos apartados estadísticos al de la pasada campaña

Earl Watson, una de las incorporaciones del Covirán para la temporada 2019/20 Earl Watson, una de las incorporaciones del Covirán para la temporada 2019/20

Earl Watson, una de las incorporaciones del Covirán para la temporada 2019/20 / Carlos Gil (archivo) (Granada)

El Covirán Granada está a punto de dar carpetazo a la campaña 2019/20. Sólo falta que la Federación Española de Baloncesto (FEB) haga oficial el acuerdo adoptado por el organismo federativo y los 18 clubes de la LEB Oro por el que se dará por concluida la competición regular a falta sólo de disputarse el play off que determine los equipos que deportivamente asciendan a la Liga ACB.

En el acuerdo se contempla que la actual campaña finalice sin descensos, lo que afecta a un conjunto, el nazarí, que en el momento de la paralización de la liga luchaba por la permanencia.

Decepción

Lo cierto es que la temporada que va a finalizar inconclusa para el Covirán ha estado lejos de lo deseado por el club, más aún cuando después de la brillante primera campaña en la LEB Oro se apostó por mantener al grueso de la plantilla y reforzarla con la incorporación de dos jugadores extranjeros: el pívot Earl Watson y el escolta Diego Kapelan.

Cuando se alzó el telón de la 2019/20 los resultados invitaron al optimismo, sobre todo cuando en la primera jornada se derrotó de forma brillante a un Delteco GBC recién descendido de la ACB y uno de los más firmes aspirantes al ascenso, tal como se ha visto.

Incluso, el equipo dirigido por Pablo Pin fue líder de la categoría tras la disputa de la cuarta jornada, en la que los rojinegros vencieron en la pista del Canoe. Pero a continuación se perdieron cuatro partidos de forma consecutiva y se entró en una dinámica demasiado irregular que fue la tónica en el Covirán hasta que la FEB paró la competición debido a la crisis sanitaria del coronavirus.

Los números

En baloncesto las estadísticas no sirven por sí solas para explicar lo que ocurre sobre el parqué y a veces se utilizan como un dogma de fe por no pocos responsables técnicos. A la postre, no dejan de ser números, datos contables que, eso sí, permiten comparaciones y establecer, en el peor de los casos, tendencias.

Los 15 triunfos en la jornada 24 del año pasado contrastan con las 15 derrotas de éste

Si hay algo que refleja la diferencia entre lo ocurrido la pasada campaña y la actual es la situación del Covirán en las jornadas vigésimo cuarta de 2019 y 2020. Diametralmente opuestas, tanto que que hace algo más de un año el cuadro de Pin era quinto con 15 victorias y nueve derrotas, mientras que en el momento de la paralización de la actual temporada el cuadro nazarí era (es) decimotercero con nueve triunfos y 15 partidos perdidos.

Guille Rubio, el más regular en las dos temporadas. Guille Rubio, el más regular en las dos temporadas.

Guille Rubio, el más regular en las dos temporadas. / F. Rodríguez (Granada)

En pocos de los principales apartados que se recogen en las estadísticas mejora el Covirán de este año al del año pasado. Y eso que se toma como referencia los números de 24 jornadas, en el caso de la 2019/20 frente a las 34 de la temporada regular de la 2018/19, diez partidos más en las que las estadísticas suelen ir a menos.

El Covirán de la 2018/19 fue mejor en la media puntos anotados (74,7 frente a 72,3), puntos recibidos (71,2/73,1), rebotes totales (36/35,5) y rebotes defensivos (25,4/24,1), además de en los porcentajes de acierto en triples (35%/34,3%), tiros de dos (48,7%/45,1%) y lanzamientos desde la línea de personal (76,5%/75,3%).

Por su parte, el conjunto nazarí de esta inconclusa temporada presenta mejores medias en rebotes ofensivos (11,4 frente a 10,7), asistencias (14,3/13,5), balones recuperados (7,1/6) y balones perdidos (10,8/11,9).

Tomada nota, en la entidad rojinegra se quiere ya mirar hacia adelante, hacia una temporada 2020/21 para demostrar que la lección d esta campaña está aprendida.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios