Granada-Villarreal | Crónica y resultado

Europa se aleja un poco más para el Granada

  • El Granada CF cae por la mínima ante el Villarreal y ve cómo la séptima plaza se aleja ya a cinco puntos más el ‘average’

  • Los rojiblancos merecen más pero no se muestran acertados en ataque

Soldado tuvo la ocasión de todo el partido para los rojiblancos pero Asenjo sacó una mano prodigiosa. Soldado tuvo la ocasión de todo el partido para los rojiblancos pero Asenjo sacó una mano prodigiosa.

Soldado tuvo la ocasión de todo el partido para los rojiblancos pero Asenjo sacó una mano prodigiosa. / Antonio L. Juárez / PHOTOGRAPHERSSPORTS

A lo largo de una temporada, son varios los partidos en los que un equipo suma más puntos de los que merece por su juego y otros en los que, por más méritos que se hagan, se termina perdiendo. Este segundo caso fue lo que le ocurrió al Granada CF, que vio truncada su racha de seis encuentros sin perder, al caer por la mínima ante el Villarreal (0-1), que se aleja ya a cinco puntos más el average de los rojiblancos, que ven como el sueño de Europa se va desvaneciendo por momentos.

El choque ante los castellonenses pudo ser muy diferente de haber anotado Roberto Soldado una clarísima ocasión a los cuatro minutos de partido. Una oportunidad de esas que se tienen pocas a lo largo de una temporada pero que el valenciano no supo materializar ante su ex equipo. Apenas se había cumplido el minuto cuatro y el centro desde la izquierda de Vico, que ningún visitante supo despejar, permitió al ‘9’ rojiblanco rematar a placer en el segundo palo pero se encontró con una extraordinaria mano de Asenjo.

En campo contrario

Fue la más clara de todo el choque para el Granada CF que de haber sido aprovechada, habría cambiado por completo el guión del duelo y más con lo que ambos equipos se jugaban. Soldado no anotó y los locales tuvieron que reponerse apretando a su rival, mostrando intensidad y jugando casi siempre en campo contrario gracias a la disposición táctica del cuadro de Diego Martínez, que ordenó una línea defensiva muy adelantada.

El choque pudo cambiar de haber aprovechado una gran ocasión de gol en el 4’

Sin embargo, dicha táctica quedó en entredicho en el minuto once con el tanto de Gerard Moreno, que se aprovechó de un pase en largo para ganarle la espalda a Carlos Neva, en uno de los escasos errores que ha tenido el gaditano durante el curso. El catalán avanzó y cuando pisó área remató con su pierna izquierda para batir a Rui Silva y poner por delante al Villarreal.

Insiste

Un jarro de agua fría en una calurosa tarde del que el Granada CF tardó en reponerse. Y es que el tanto frenó el empuje rojiblanco, que aún así siguió insistiendo pero con ventaja en el marcador, los visitantes adelantaron su línea de zagueros, de forma que el choque pasó a jugarse en apenas 35 metros. Una pelea táctica que provocó que hasta pasada la media hora, pese a los intentos de los nazaríes por dominar, apenas pasará nada en ambas áreas.

Domingos Duarte despeja el cuero ante la mirada de Gil Dias. Domingos Duarte despeja el cuero ante la mirada de Gil Dias.

Domingos Duarte despeja el cuero ante la mirada de Gil Dias. / Antonio L. Juárez / PHOTOGRAPHERSSPORTS

Tuvo que ser Javi Ontiveros con una de sus genialidades el que, en el 32’, animara el choque con disparo con el exterior de su bota derecha que, tras rebotar en Víctor Díaz, se estrelló en el larguero de Rui Silva. Segundo acercamiento del Villarreal y casi marca. La calidad de sus hombres se dejaba notar. Por el contrario, a los rojiblancos les costaba más superar el orden táctico de los de Calleja.

Desde el banquillo se trató de buscar soluciones intercambiando las posiciones de Antonio Puertas y Fede Vico y dicha solución funcionó. El almeriense se sintió mucho más cómodo en la derecha y, desde dicha posición, llegaron los mejores acercamientos antes del descanso aunque bien es cierto que Asenjo apenas tuvo que emplearse a fondo.

Empuja

En la recta final del primer acto, los locales buscaron con insistencia el área amarilla, llegando Soldado a reclamar un posible penalti tras caer el área en una pugna con Sofian pero Cuadra Fernández no estimó como punible dicha acción. El Granada CF expuso más que su rival y fue a por el empate, pero se fue a la caseta por detrás en el marcador.

El duelo fue una constante lucha táctica entre ambos entrenadores, que cambiaron su sistema de juego en varias ocasiones

El paso por vestuarios trajo una gran novedad y fue el cambio de Machís por Soldado. El cambio le sentó bien a los de Diego Martínez, que con un 4-2-3-1, apretaron a su rival en la salida, obligando a Calleja a reforzar el centro del campo con la entrada de Anguissa. Continuaba así la lucha táctica en los banquillos, que regresó seis minutos después con la entrada de Antoñín al campo para volver a jugar los locales con dos puntas de referencia.

Yangel Herrera es objeto de falta por parte de Iborra. Yangel Herrera es objeto de falta  por parte de Iborra.

Yangel Herrera es objeto de falta por parte de Iborra. / Antonio L. Juárez / PHOTOGRAPHERSSPORTS

Además, el ingreso de Azeez permitió a Yangel Herrera descolgarse en ataque. Había que ir a por el empate y tener más presencia en el área era fundamental para sorprender a los amarillos. Pero los levantinos cuajaron un encuentro muy serio en todo momento. No salieron en exceso en ataque pero cuando lo hicieron dieron más de un susto. El tanto de Gerard lo defendieron a base de solidaridad y ayudas, ahogando en muchos momentos a los granadinistas.

Alcácer

En uno de sus intentos ofensivos Paco Alcácer, recién entrado al terreno de juego, tuvo el 0-2 a la hora de partido tras un despiste defensivo poco habitual de los rojiblancos pero su disparo a ras de césped no encontró portería. Antes, Yangel Herrera y Machís lo intentaron sin fortuna.

Carlos Fernández, en plena racha goleadora, apenas gozó de ocasiones y estuvo siempre muy bien atado por Albiol y Sufian

La entrada al terreno de juego de Antoñín le dio una mayor frescura al Granada CF, que volvió así a jugar con dos referencias arriba pues a Carlos Fernández se le notó muy cansado y apenas gozó de oportunidades de gol. Una nueva modificación del sistema que no quedó ahí. En la última media hora, los únicos acercamientos con peligro fueron locales. Es cierto que no especialmente claros sino más bien con tímidos disparos que Asenjo, muy seguro en todo momento, solventó sin problemas.

La tuvo Puertas

Azeez, Carlos Fernández y Machís probaron fortuna con idéntico resultado. Sin embargo, la mejor ocasión llegó en tiempo de descuento. Con Germán como delantero centro, Azeez colgó un balón al área para que el central gaditano lo dejara de cara a Puertas, que en el punto de penalti golpeó sin oposición. Pero no fue el día del almeriense. De ahí al final, el Villarreal tiró de oficio para enfriar el choque y llevarse tres puntos que celebraron con intensidad. Dejan a un rival por Europa muy descolgado aunque para los de Diego Martínez ese no era el objetivo primordial. El principal ya se ha logrado pero siempre gusta soñar. Merecieron más pero la calidad en ataque definió el duelo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios