Covirán Granada | A aro pasado Perseguir para conseguir

  • El Covirán Granada a lo suyo para acabar bien un partido que comenzó mal

Los aficionados del Covirán disfrutan con los éxitos de su equipo Los aficionados del Covirán disfrutan con los éxitos de su equipo

Los aficionados del Covirán disfrutan con los éxitos de su equipo / Carlos Gil (Granada)

Hay días en los que hay calma chicha y hay que remar hasta que vuelve el viento en popa. Esto pasó el pasado sábado. El Covirán recibió a un Castellón en un encuentros en el que los de Pin eran favoritos con sólo echar un vistazo a la clasificación.

Pero los encuentros hay que jugarlos y los rojinegros comenzaron el choque con la misma empanada mental con la que terminaron, una semana antes, el enfrentamiento en Oviedo, donde el trabajo hecho en 30 minutos se fue por el sumidero en los últimos diez.

Recomposición

Cuando las cosas no salen hay que remangarse. Hay que reconocer que en el Covirán hay mentalidad de trabajo y así, con todos sus efectivos poniendo de su parte se desgastó a un rival que al final no pudo aguantar el ritmo.

La actuación de Josep Pérez ante el Castellón fue determinante La actuación de Josep Pérez ante el Castellón fue determinante

La actuación de Josep Pérez ante el Castellón fue determinante / Carlos Gil (Granada)

Como lo importante es ganar, misión cumplida. Y a seguir en la lucha por el mejor puesto posible en el play off.

Porque, aunque por momentos desde el entorno parezcamos cargantes, la dinámica del equipo y todo lo demostrados hasta ahora invita casi a exigir que la temporada en Granada dure un poco más que la mera competición regular.

Sería un regalo que el pasado octubre parecía casi un tabú hablar de ello pero que en pleno mes de marzo, con el equipo quinto en la tabla, se antoja ya como un objetivo al que se debe aspirar.

Buen debut

Xabi Oroz estrenó la camiseta rojinegra Xabi Oroz estrenó la camiseta rojinegra

Xabi Oroz estrenó la camiseta rojinegra / Carlos Gil (Granada)

Xabi Oroz jugó por primera vez en el Palacio como local. Se nota, lógicamente, que le falta acoplarse, pero fue evidente que va a aportar y que su forma de ver el baloncesto puede encajar a las órdenes de Pin.

Seguramente el escolta se entenderá mejor con su nuevo técnico que con el que tenía en San Sebastián, también granadino.

A Lérida

En la primera vuelta el Covirán sorprendió cuando ganó a un Lleida que entonces era líder.

Mientras los granadinos han mantenido su línea, los catalanes han perdido fuelle. El viernes volverán a verse las caras y hay que esperar que el largo viaje no siente tan mal como el realizado a Oviedo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios