Covirán Granada | A aro pasado Un berrinche en toda regla

  • l El monumental enfado de Pablo Pin tras la derrota en Huesca, comprensible

El Covirán no tuvo su día ante el Huesca El Covirán no tuvo su día ante el Huesca

El Covirán no tuvo su día ante el Huesca / Photographers Sports (Huesca)

Muy enfadado estaba el entrenador del Covirán Granada, Pablo Pin, a la conclusión del encuentro del pasado viernes en Huesca.

Si se mira el resultado sin ningún esfuerzo mental –algo así como con la misma cara de la vaca cuando ve pasar un tren a la par que rumia–, se puede pensar que haber perdido por sólo un punto (71-70) fue cuestión de mala fortuna en un encuentro competido en el que el factor suerte le pudo gastar una mala jugada a los nazaríes. Pero, evidentemente, un entrenador no se enfadaría si hubiera sido así.

En el limbo

En el seno del equipo se ha hecho examen de conciencia y se ha reconocido que hubo una más que evidente falta de concentración generalizada y aunque se supone que en algunos más que en otros, se prefiera, con toda lógica, señalar que todos son 'culpables' de los errores cometidos, desde el primero hasta el último.

Josep Pérez en acción en el choque ante el Huesca Josep Pérez en acción en el choque ante el Huesca

Josep Pérez en acción en el choque ante el Huesca / Photographers Sports (Huesca)

La pena, según cuentan, es que el Huesca no es el de la pasada temporada y que dado el potencial de ambas plantillas el encuentro había que haberlo ganado. Evidentemente, no todos los días sale el sol para los mismos.

Aún así, en la última jugada del choque el Covirán tuvo el balón y la victoria en sus manos, pero el lanzamiento de Bortolussi no tocó ni el aro. Un monumento a la falta de concentración y la explicación en una jugada del cabreo de Pablo Pin, que en su incendiaria rueda de prensa postpartido se lamentó de falta de disciplina.

Capacidad de aprender

Pasada la página de la crítica y la autocrítica, es seguro que Pin habrá dado con la tecla para sacar provecho de lo acontecido en la ciudad aragonesa para aplicarlo en el futuro. Y lo más inmediato es el encuentro de próximo sábado ante el Marín (18:30 horas), un equipo recién ascendido ante el que no se puede conceder la ventaja de saltar al parqué con la 'caraja' del pasado viernes. Sin duda, no se volverá a repetir.

Pesar

Todo el baloncesto granadino, en el que están técnicos, jugadores, directivos... y también los periodistas, se une para dar un cariñoso abrazo a David Iriarte y a su familia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios