Covirán Granada- Girona | Crónica y resultado Germán marca el camino de la victoria

  • El escolta granadino, gracias a su intensidad, le da otro aire al juego del Covirán que suma su quinta victoria de la temporada

  • Alex Murphy rompe el choque en los últimos diez minutos en un duelo en el que los de Pin dominan desde el inicio

Germán intenta lanzar con la derecha en una de sus penetraciones. Germán intenta lanzar con la derecha en una de sus penetraciones.

Germán intenta lanzar con la derecha en una de sus penetraciones. / Antonio L. Juárez / PHOTOGRAPHERSSPORTS

Dicen que los equipos grandes son los que vencen cuando sus mejores jugadores no están inspirados ni en su mejor día. Los números reflejan que Thomas Bropleh es una de las piezas más importantes del Covirán. El americano jugó pero no estuvo acertado y aún así, el conjunto de Pablo Pin logró una victoria ante el Girona (83-60) que lo consolida antes del parón de la próxima semana en la zona noble de tabla, dejando muy buenas sensaciones y con un Alex Murphy inconmensurable.

Con tres pérdidas en los cuatro primeros ataques pero, eso sí, un triple para abrir el marcador, arrancó el choque el Covirán, que dominó el primer cuarto gracias a su buena defensa. Y eso que en ataque no estuvo del todo fino pues en diez minutos perdió nada menos que siete balones que su rival no supo aprovechar.

Costa desatado

El buen momento de forma el que se encuentra Lluís Costa fue a lo que se agarró el conjunto de Pin, que anotó tres triples de sus primeras cuatro canastas. Eso le sirvió para mandar en el electrónico desde el primer momento, gozando de rentas cómodas que le permitieron vivir tranquilo. Pero las pérdidas condicionaron su juego pues regaló demasiadas posesiones a un Girona que no estuvo fino para acercarse en el marcador.

Las pérdidas evitaron que los nazaríes gozaran de mayor ventaja en la primera mitad

Las penetraciones de Murphy hicieron mucho daño a los de Carles Marco, que vieron como el Covirán le llegó a doblar en el marcador (20-10). Pero a partir de ahí reaccionó. Bropleh estaba bien defendido y sólo Costa mantuvo la fluidez en ataque, llegándose al término de los primeros diez minutos siete arriba (22-15).

Pero, al igual que en el arranque del choque, dos nuevas perdidas y un parcial de 0-5 metió a los catalanes en el duelo. Tuvo que aparecer Murphy, probablemente uno de los jugadores más regulares de los nazaríes y que jugó más de lo habitual ante el positivo en Covid-19 por Bortolussi, el que puso las cosas en su sitio con un lanzamiento de tres.

Lluís Costa volvió a ser uno de los jugadores más acertados ante el Girona. Lluís Costa  volvió a ser uno de los jugadores más acertados ante el Girona.

Lluís Costa volvió a ser uno de los jugadores más acertados ante el Girona. / Antonio L. Juárez / PHOTOGRAPHERSSPORTS

La intensidad defensiva de los visitantes se le atragantó a los de Pin, que buscó soluciones parando el partido a 6:22 del descanso y a base de cambios. Girona tenía más claridad en ataque y con un triple de Olaf Schaftenaarse se puso a uno, pese a los intentos de Christian Díaz. Pin optó por jugar con dos bases en busca de un mayor control del juego pero la actividad defensiva de la línea exterior provocó que el habitual juego granadino, en el que los lanzamientos desde más allá de 6,75 suelen ser numerosos, no lo fueran tanto. Y en esas apareció, quién sino, Costa quien, junto a un triple a tres segundos del descanso de Pardina, dejó al Covirán siete puntos arriba (40-33).

Reacción

Estaba claro que el Girona, conjunto presidido por Marc Gasol y que ha pasado de ser una escuela deportiva a jugar en LEB Oro en sólo seis años, no lo iba a poner fácil. Y Rozitis fue el claro ejemplo. Cuatro puntos suyos nada más reanudarse el choque así lo atestiguaron. Pero al igual que sucedió en el segundo parcial, Murphy tiró del carro junto a un intenso Germán Martínez, que le puso la misma intensidad que Pep Busquets, la pegatina de Bropleh, al que no dejó casi ni respirar. Entre Rozitis y Sabat con sus triples, los gerundenses fueron acercándose en el marcador.

El cuadro granadino rompió el choque en el arranque del último cuarto gracias a Murphy

Pese a que no llegaron a estar a menos de tres puntos, y a veces ‘hacer la goma’ para gozar de siete y ocho puntos de renta, Pablo Pin no estaba contento con sus jugadores y se vio obligado a parar el choque a 1:44 del final del cuarto. El hecho de no jugar con público, permitió escuchar al técnico pedirle a sus jugadores en infinidad de ocasiones mayor agresividad. Sin embargo, un parcial de 0-5 apretó el electrónico que rompió Christian Díaz con un triple antes de que se torciera el tobillo, llegándose al parcial definitivo 56-50. Y eso que en rebotes el Covirán casi doblaba a su rival.

Choque roto

¿Y cómo fue la primera canasta de los granadinos nada más arrancar? Pues de nuevo un triple de Murphy que, unido al de Pardina, lanzó a los locales en el marcador, lo que obligó a Marco a pedir tiempo muerto. El ex internacional por España, ahora en los banquillos, no quería ver cómo su equipo perdía opciones de ganar aunque no había estado nunca por delante. Pero dos nuevos triples, de Germán y Murphy, más una bandeja del ala-pívot terminó por romper el choque (70-54).

Murphy anota una bandeja con la izquierda en otro buen partido del norteamericano. Murphy anota una bandeja con la izquierda en otro buen partido del norteamericano.

Murphy anota una bandeja con la izquierda en otro buen partido del norteamericano. / Antonio L. Juárez / PHOTOGRAPHERSSPORTS

Restaban poco menos de siete minutos y con la máxima diferencia del partido, con tan sólo administrar la renta se sumaría la quinta victoria de la temporada. Y así fue. Los de Pin dejaron pasar los minutos ante un Girona que se fue desesperando por momentos ante la calidad y el acierto de su rival, que en el último cuarto vio el aro como una piscina anotando 27 puntos. Los nazaríes siguen invictos en casa, aunque la afición no lo pueda disfrutar.

Recursos

Pin tiene muchos recursos y cada jornada que pasa se comprueba. Y eso es una gran noticia para un equipo unido, que despidió a Germán Martínez en pie cuando el granadino fue cambiado en la recta final para que recibiera el apoyo de sus compañeros. El reflejo de que el buen rollo sigue existiendo. Otra gran noticia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios