Covirán Granada | Joan Pardina Joan Pardina: "Fue un susto grande, pero se quedó en eso"

  • El alero del Covirán Granada ya se encuentra recuperado del fuerte golpe que se dio en la espalda en el duelo ante el Força Lleida

Pardina se duele de su zona lumbar tras caer en el parqué del Palacio de Deportes.

Pardina se duele de su zona lumbar tras caer en el parqué del Palacio de Deportes. / Carlos Gil

El susto rondó el Palacio de Deportes cuando en el minuto siete del choque ante el Força Lleida, Joan Pardina cayó sobre el parqué en la lucha por un rebote. Sus gestos de dolor eran evidentes y terminó saliendo en camilla de la pista ante la ovación de la afición granadina. Sin embargo, regresó y en la segunda parte participó en el triunfo de los rojinegros ante el cuadro ilerdense.

Un susto

El alero catalán del Covirán Granada declara que “fue un susto grande, pero se quedó en eso. Estoy dolorido, pero preparado para ayudar a los compañeros”. Tal y como abandonó la cancha, y teniendo en cuenta los problemas que había tenido en las últimas semanas en la espalda, todo hacía presagiar que no volvería a participar pero Pardina señala que “cuando me llevaron al vestuario y vimos que el mareo ya pasó, que todo quedó en un susto y no tenía nada grave, vi que estaba bien para jugar y ayudar al equipo, por lo que decidimos que saltara a jugar en la segunda mitad”.

Pardina en el momento que se retira a vestuarios acompañado por el doctor Fermín Rodríguez. Pardina en el momento que se retira a vestuarios acompañado por el doctor Fermín Rodríguez.

Pardina en el momento que se retira a vestuarios acompañado por el doctor Fermín Rodríguez. / Carlos Gil

El contundente triunfo ante Lleida debe servir para ganar en confianza tras las cuatro derrotas que acumulaba el conjunto de Pablo Pin, y así lo reconoce el ex del Guipuzcoa. “Fue muy importante para cortar la mala racha y volver a coger buenas sensaciones y confianza, pero sobre todo como agradecimiento a la afición, que nos apoya siempre”. Las victorias hacen que todo se vea de manera diferente, tal y como apunta el rojinegro, que no duda en señalar que “veo al equipo más alegre. Necesitábamos esa victoria y ahora tenemos más confianza para afrontar los partidos que vienen”. El buen rollo que existe en el vestuario nazarí es lo que más le gusta pues “hay gran ambiente y la convivencia es muy buena. Tenemos amigos dentro del equipo”.

"Ganar a LLeida fue muy importante para cortar la mala racha y volver a coger buenas sensaciones"

Por último, tiene claro que el duelo del próximo sábado ante el CB Almansa no será fácil y en ese sentido se manifiesta: “Sabemos que será complicado. Es un pabellón pequeño en el que aprieta la gente, pero iremos mentalizados y con muchas ganas de conseguir una victoria”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios