Elecciones municipales Granada 2019

A la búsqueda de un ser mitológico: el votante indeciso

  • Los candidatos pusieron la directa en la recta final de la campaña electoral

A la búsqueda de un ser mitológico: el votante indeciso. A la búsqueda de un ser mitológico: el votante indeciso.

A la búsqueda de un ser mitológico: el votante indeciso. / Álex Cámara

El minuto final de cada candidato es como la primera frase de una novela, el fogonazo que puede decidir al lector seguir leyendo o cerrar el libro. Sebastián Pérez defendió durante el debate  que no va a pedir perdón por defender las tradiciones, la religión y por haber sido costaleros diez años. “Tenemos que elegir entre la Gran Granada o ser la capital de la marihuana”, señaló el popular antes de repetir colofón con un “que Dios os bendiga”.

Paco Cuenca volvió a agitar el fantasma de Vox y se proclamó como el “único partido capaz de parar a la extrema derecha”, mientras que Marta Gutiérrez apeló de nuevo al modelo de Carmena en Madrid para que “la corrupción no vuelva a la Plaza del Carmen”. Antonio Cambril insistió en el expolio de las grandes empresas al Ayuntamiento y concluyó con un “adelante”, mientras que Luis Salvador optó por tutear al espectador: “Tú también puedes ser alcalde, tú también te presentas”

En todo caso, Sebastián Pérez fue el que más risotadas provocó en la salita anexa donde los periodistas seguían el debate, señalando que Cuenca ha conseguido abrir el Arqueológico, traer el AVE y, además, “ha repellado la Alhambra”.

Sebastián Pérez ha decidido que, si hay que morir políticamente, lo hará siendo Sebastián Pérez, por lo que no dudó en afirmar que el Milenio se quedó “en una carrera de bicicletas por Argelia” y volvió a hablar de la “extrema izquierda radical socialista y comunista”, en esta ocasión por la donación de material contra el cáncer del dueño de Zara, Amancio Ortega, aunque “otros prefirieron a los líderes de otros países como Venezuela”.

El destilado de esencias del líder del PP provocó la reacción de Cuenca, que mostró sus “respetos” por Amancio Ortega, mientras que Marta Gutiérrez insistió en que el problema han sido “los recortes en Sanidad del Gobierno del PP y de Susana Díaz en la Junta”.

En este punto, Luis Salvador quiso quitar brillo a una de las medallas con las que Cuenca llega al 26-M y afirmó que, pese a las noticias de que llegará en junio como prometió el ministro Ábalos, no será hasta julio o septiembre cuando la capital estrene la alta velocidad.

El candidato de Cs no se quiso quedar atrás en granadinismo militante y también aireó su amor a las tradiciones, lo que se demuestra en su intención de instalar un museo de la Semana Santa en Casa Ágreda.

Todos los candidatos repartieron su tiempo entre presentar su proyecto de ciudad y atizar al contrario. Al final, cuando se apagaron las cámaras, todos se saludaron como si acabaran de ver Sonrisas y lágrimas.

Antes del debate coincidieron en la salita de maquillaje Paco Cuenca, Luis Salvador y Sebastián Pérez. Ya en la mesa, Antonio Cambril pidió un rotulador rojo y, rápidamente, Pérez le sugirió que utilizara uno azul y Salvador, claro, uno naranja. Al final todos subrayaron su espacio político para captar a esa especie de votante casi mitológico: el indeciso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios