2011 Elecciones

El pueblo de los dos alcaldes

  • Los últimos mandatos han estado marcados por sendos acuerdos de gobierno

Muchos vecinos de Rincón de la Victoria se preguntan si tras las elecciones municipales tendrán un alcalde o de nuevo serán dos. En los últimos mandatos este municipio axárquico ha practicado el modelo de la alternancia en la Alcaldía. La falta de mayorías absolutas y el fortalecimiento de los independientes han marcado el designio político del Ayuntamiento. Los autores de esta bicefalia fueron en 2003 los líderes de los dos grandes partidos nacionales. Francisco Salado (PP) y José Jesús Domínguez Palma (PSOE) pactaron la alternancia en el gobierno. Ambos declararon entonces que las presiones ejercidas por el Partido Social Independiente de Rincón de la Victoria para aliarse con cada uno de ellos provocó que se unieran dejando finalmente al partido de José Miguel Fernández Carloni en la oposición. Los populares habían obtenido siete concejales y seis los socialistas, cuatro correspondían al PSIRV.

El pacto PP-PSOE funcionó hasta diciembre de 2006, cuando Salado, entonces alcalde, destituyó a los concejales socialistas tras surgir discrepancias con la ampliación de la partida destinada a la empresa Mixta de Medio Ambiente.

El modelo se repitió tras los últimos comicios. Tanto socialistas como populares buscaron meses antes de la llegada de las urnas el favor de los independientes. Salado relató entonces que Carloni se había comprometido con su formación a apoyarle en el Pleno de investidura. Pero a última hora se decantó por el PSOE porque, según dijo, contaría "con mayor apoyo de las instituciones", esto es, Diputación, Junta de Andalucía y Gobierno central.

Con este paso, la formación independiente dejó al PP, que fue el que obtuvo mayor número de concejales, ocho, en la oposición. El pacto se ha mantenido sano hasta hoy. La única alteración que sufrió el guión tuvo lugar cuando Carloni no pudo terminar sus dos años de mandato, ya que tuvo que dejar la Alcaldía por un accidente cerebro-vascular isquémico. Meses después, cuando ya era alcaldesa Encarnación Anaya (PSOE) dimitió. Su liderazgo en el Partido Social Independiente de Rincón de la Victoria se lo ha cedido a José Rodríguez, actual candidato a la Alcaldía y actualmente concejal de Urbanismo e Infraestructura del Ayuntamiento.

Francisco Salado llega a los comicios de 2011 con una candidatura renovada. Sólo repiten en las listas electorales tres concejales. Afronta la campaña "ilusionado" y "augura buenos resultados para los populares". Cree que su equipo "es el mejor para ganar las elecciones de mayo" y está convencido de que "El PP es una garantía para salvaguardar los intereses de nuestra localidad. Somos la única alternativa de gobierno, personas del municipio, involucradas con su gente y preparadas para trabajar con el objetivo de conseguir lo que por derecho corresponde a nuestra localidad y que le ha sido negado en esta legislatura".

Por su parte, Encarnación Anaya (PSOE) actual alcaldesa, tan sólo ha incorporado a su candidatura uno de sus ediles. "Es un equipo ganador. El mejor en el que se puede confiar", destacó de los integrantes. El líder de los independientes, José Rodríguez asegura que darán respuesta a las "verdaderas necesidades del pueblo". La formación aspira a convertirse en la segunda fuerza política del municipio, aunque no es la única formación independiente que concurre a las urnas, ya que también ha entrado a escena el PIRV. Su alcaldable, Francisco Gallardo Bossini, ha reunido ya a un millar de afiliados.

El espectro electoral lo completa IU, que repite con Pedro Fernández Ibar, que en 2007 sumó un concejal más, y UPYD, con Guillermina Paniagua. Y con José María Gómez Muñoz, regidor rinconero entre 1995 y 2003 bajo las siglas del PP, y que ahora opta a la Alcaldía por el Partido Andalucista.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios