2011 Elecciones

Los socialistas soportan el desgaste y el PP aspira a ser la segunda fuerza

  • Luisa Ruiz defiende su gestión, aunque la oposición también reprocha que muchos proyectos anunciados por la alcaldesa se han quedado en el tintero · IU ha perdido su capacidad de movilización de antaño

Peñarroya-Pueblonuevo afronta una campaña municipal intensa, algo habitual ya en esta ciudad del Valle del Guadiato en las últimas confrontaciones electorales, aunque el panorama político parece algo más despejado que en anteriores convocatorias. Los socialistas, encabezados por Luisa Ruiz, se quedaron a las puertas de la mayoría absoluta hace cuatro años y ahora confían en que ese objetivo es posible.

Para lograr esos ansiados nueve concejales les beneficia, además de su gestión al frente del Consistorio, que la otrora bien organizada Izquierda Unida no es la misma, pese a que presentan una candidata, Ana Hernando, que fue una de las inseparables del ex alcalde de IU Rafael Muñoz.

No obstante, los grupos de la oposición atacarán esa gestión del PSOE con el argumento de que no es oro todo lo que reluce, puesto que el PSOE no ha sido capaz de hacer realidad algunos proyectos vendidos a bombo y platillo, como el del tren turístico, el Museo del Ferrocarril, la estación de autobuses o la instalación en el municipio de empresas que nunca llegan, sin olvidar la Ronda Sur, aún en obras.

Pese a los vaivenes en la gestión, Ruiz sigue siendo la favorita y es considerada por sus compañeros como la persona capaz de amortiguar el desgaste del PSOE a nivel local y general.

Respecto a Izquierda Unida, su capacidad de movilización de la sociedad peñarriblense no es la misma que hace ocho años y las dudas sobre si finalmente habría candidatura de la coalición no ha ayudado precisamente a recomponer la imagen. Finalmente, será Hernando la encargada de encabezar una lista cuyo objetivo es, en primer término, consolidar el voto que ya obtuvieron en 2007, una empresa complicada a día de hoy, y de otro lado, poner las bases para el futuro. Lo que sí parece claro es que los socialistas no tendrán en IU un aliado para posibles acuerdos en caso no lograr mayoría absoluta en el plenario.

Una de las nuevas caras de la política peñarriblense es María Gil, que encabeza la candidatura del PP. Su elección fue toda una sorpresa, puesto que casi todo el mundo daba por hecho que el actual portavoz municipal, Alonso Lorenzo, repetiría como número uno del partido. Finalmente, se optó por Gil, quien apunta buenas maneras y que podría empezar el 22 de mayo una carrera de fondo con la Alcaldía como meta, ya que tendrá complicado obtener un resultado que le permita gobernar el Ayuntamiento. El primer paso sería el de colocar al PP como la segunda fuerza política del municipio y, a partir de ahí, ir ganando terreno a los socialistas.

El cuarto partido en discordia es el Partido Andalucista. Francisco Javier de los Ríos encabeza de nuevo la candidatura, si bien presenta muchas novedades, ya que se caracteriza por la masiva incorporación de jóvenes. Detalles de este tipo y el desgaste de algunas de las fuerzas mayoritarias, podrían incluso otorgarle un segundo concejal a los andalucistas.

Pero hablar de resultado electorales en Peñarroya-Pueblonuevo es referirse indefectiblemente a la abstención, que ha jugado un papel muy importante en otras convocatorias. Así, en los comicios locales de 2007, la participación fue sólo del 54,5%, muy baja respecto a la media provincial, que fue del 34,42%. Por ello, un cambio de tendencia -al alza- en el número de personas que deciden acudir a las urnas podría ser clave en el resultado final en Peñarroya-Pueblonuevo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios