2015 Elecciones Municipales

Emerge la opción del cuatripartito

  • PSOE, IU, Vamos Granada, Ciudadanos y UPyD entrarían en el juego de las alianzas. Luis Salvador y Marta Gutiérrez se antojan figuras claves en posibles acuerdos. Torres Hurtado no alberga esperanzas de gobernar sin una mayoría absoluta

La noche de ayer ya ha sido el principio y el fin para muchos en Granada. La capital inauguró el período que la conducirá a conocer quién se sentará en el trono de la plaza del Carmen a partir del próximo 24 de mayo, y muchos dieron el primer paso para ello, aun sin saberlo. En, aproximadamente, 15 días, el organigrama de la ciudad habrá variado, pese a que el Partido Popular repita victoria electoral. Y es que su lista también ha sufrido cambios relevantes. Planea en el ambiente, no obstante, una fragancia parecida a la que antecedió a la primera victoria del actual alcalde, José Torres Hurtado, en las urnas locales, allá por 2003. El actual regidor sucedió entonces al socialista José Enrique Moratalla, que dirigió durante un cuatrienio el célebre tripartito que impidió el mandato del PP. Si los resultados de los comicios europeos y autonómicos se tornan en parecidos tras la campaña actual y tanto el auge de Podemos y de su marca blanca Vamos Granada -aunque en clara línea descendente en las últimas semanas- como el de Ciudadanos -justo al contrario- cumplen los pronósticos, las próximas municipales pueden ser, no ya las de otro tripartito, sino, incluso, las de un cuatripartito.

El 24-M puede dar lugar a algunos de los plenos más plurales que se recuerden bajo la sombra de la Alhambra. El debate de las potenciales alianzas entre unas y otras formaciones ha estado vigente el último año, desde que Podemos sorprendiese en las europeas. Ya entonces comenzaron las cábalas de posibles uniones en Granada. La mayoría de candidatos esconden sus cartas. Dos de ellos, en cambio, sí han abierto ya la jugada. La apuesta del PA para la Alcaldía granadina, Domingo Funes, dejó claro con un comunicado que no pactará para formar un gobierno de múltiple colorido, aunque sea de izquierda. Lo señala, según dijo, por "transparencia". Evoca el Gobierno de Moratalla para justificar su decisión; una regencia que, a su juicio, dio más problemas que soluciones.

Razones muy parecidas aporta el otro candidato que ya ha avisado de sus intenciones el propio alcalde. Salvo con el PSOE, José Torres Hurtado se mostró abierto a pactar en una entrevista  a un conocido diario nacional. Cree, sin embargo, que si no obtiene la mayoría absoluta, tendrá que dejar la Alcaldía. "No albergo ninguna esperanza de que pueda gobernar sin ella", aseguró. Por su mente pasa el carácter cíclico de la historia, que haría gobernar a una coalición de izquierdas, como sucediese hace unos 15 años.

Autodescartados -sobre el papel- PA y PP, los partidos, a priori, que entrarían en el juego de las alianzas serían el PSOE, Ciudadanos, Vamos Granada, IU e, inclusive, UPyD. Los dos últimos, los que peor parados han salido de los 'tradicionales' hasta ahora en los últimos comicios en otros ámbitos geográficos mayores, podrían tener un rol primordial como árbitros de un pacto en uno u otro sentido. A pesar de ello, si se cumplen los sondeos más optimistas del resto, los tres primeros no tendrían necesidad ni siquiera de dialogar con los capitaneados por Olalla y Puentedura. VOX sería el que parte con más desventaja a tenor de sus recientes resultados.

Con los datos derivados de las votaciones al Parlamento andaluz, el bipartidismo todavía resiste en la provincia. Herido, mas no muerto. Las medidas del Ejecutivo central parecen haber pasado factura al PP, la formación de la que más votantes se han alejado. Y ahí reside la esperanza de figuras como Luis Salvador -candidato de Ciudadanos- o Marta Gutiérrez -de Vamos Granada-. La inestabilidad de los primeros instantes de negociación sería el principal escollo a salvar. Pese a todo, en el PP auguran un acuerdo fácil entre el resto de partidos, que "sólo" quieren "quitar" a los 'populares' del Ayuntamiento. Al menos, creen los de Torres Hurtado, el acuerdo entre sus rivales no les traería tantos problemas como a Susana Díaz. Tras el fracaso a la hora de unirse con Podemos y Ciudadanos, la idea de plantear un Gobierno junto al PP planea en la mente de Díaz. Y, para ello, el desenlace del 24-M puede ser primordial en el diálogo.

Los desahucios, los modelos de combatir la crisis económica o la disminución de la desigualdad son tres de los ejes sobre los que girará una campaña que se prevé intensa. Pero los puntos estrella son, sobre todo, el empleo y la movilidad. La LAC ha sido la particular espada de Damocles que se ha balanceado sobre la cabeza 'popular' desde su implantación. Mientras los de la gaviota abogan ahora por ampliar el recorrido de esta flota de autobuses hasta el PTS, el líder socialista Paco Cuenca informó de un ajuste que acabaría con los transbordos, lo que centra las iras de los usuarios. Aunque Cuenca no entró en detalles respecto a su propuesta, el del transporte público se erige como uno de los puntos fuertes en el resto de los programas.

Granada encara una de sus campañas más decisivas. El amplio abanico de opciones con posibilidad real de entrar en el Consistorio con voz y voto aumentan la incertidumbre sobre el futuro de la casa consistorial capitalina. Las certezas son bastante menos numerosas que hace cuatro años. Un período de dos semanas, en el que únicamente el 10% de ciudadanos decidirán el color de su papeleta, de acuerdo a los datos de numerosos análisis y encuestas . Así lo asegura Lluís Orriols, profesor de la Universitat de Girona, después de haber estudiado el comportamiento de los electores y los efectos del período electoral sobre ellos. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios