Adolfo Gutiérrez, violonchelista "No hay que intentar instrumentalizar la música, sino musicalizar el instrumento"

  • Este noche el Patio de los Mármoles recibirá calurosamente al violonchelista Adolfo Gutiérrez y al pianista Christopher Parker unidos para interpretar a Beethoven

"No hay que intentar instrumentalizar la música, sino musicalizar el instrumento" "No hay que intentar instrumentalizar la música, sino musicalizar el instrumento"

"No hay que intentar instrumentalizar la música, sino musicalizar el instrumento" / G. H.

Esta noche el Festival Internacional de Música y Danza dará la bienvenida a Adolfo Gutiérrez y Christopher Park, que actuarán por primera vez en el escenario del Patio de los Mármoles.

–En el concierto de hoy ofrecerá las cinco sinfonías de Beethoven. ¿Es un reto?

–El concierto consistirá en la integral de todas las sonatas que Beethoven escribió para piano y violonchelo, en orden –de la uno a la cinco–. Poder escuchar todo el arcoíris vital de un genio como este, su evolución y en un solo concierto, es todo un lujo. Lo es tanto para nosotros como intérpretes, como para el público porque no sé si existe alguna otra integral que en tan poco tiempo de duración pueda unir tal cantidad de información musical-filosófica-vital. Es además una gran pieza que hemos hecho en muchísimos sitios, tanto Christopher como yo. Y el público siempre coincide en que la experiencia de poder escuchar la vida de un autor como Beethoven en un tiempo como este es una experiencia absolutamente maravillosa.

–Ha elegido este repertorio para el Patio de los Mármoles, ¿por qué?

–Bueno, para la elección de este repertorio hablamos con Antonio Moral, y es la primera vez que se hace este ciclo de sonatas completo en el Festival de Granada en un solo concierto. No es por batir ningún récord, es porque la unidad de concepto que se consigue haciéndolo en un solo concierto es enorme. En muchos sitios no se había tocado así y Granada al parecer es uno de ellos. Además, coincide con el Año Beethoven, por lo tanto el honor es doble.

"Es la primera vez que se hace este ciclo de sonatas completo en el Festival de Granada en un sólo concierto"

–Ha tocado junto a numerosas orquestas de todo el mundo y esta vez se presenta junto al pianista Christopher Park, ¿cómo surgió esta relación? ¿Existe algún tipo de sinergia artística especial?

–Sí, a Christopher tuve la oportunidad de conocerle a través del famoso pianista y director Christoph Eschenbach, con el que ambos hemos trabajado y nos presentó. Dimos conciertos varias veces con obras de Schubert. A raíz de ahí seguimos con los conciertos y surgió la idea de hacer este, de las cinco sonatas y después grabarlas. Desde entonces las hemos hecho en muchos sitios alrededor del mundo y, en mi humilde opinión, la parte de piano que hace Chris es muy imponente e importante. Además, creo que la versión que hace él, es de las mejores que se pueden escuchar de estas sonatas.

–Usted comenzó con el piano ¿qué le llevó a iniciarse en el violonchelo?

–Efectivamente, yo comencé con el piano y la verdad es que estaba muy a gusto, pero a los catorce años -una edad muy tardía para comenzar con un instrumento de cuerda, sobre todo si quieres emprender una carrera en solitario– fue mi madre quien me incitó a probar el violonchelo. Ella es cantante y me dijo que probase con un instrumento de cuerda para que completara un poco más mi formación. Y cuando comencé con el violonchelo descubrí que tenía mucha facilidad naturalidad con él. Avancé de una manera muy rápida y bueno me quedé con él porque hay que elegir.

–Se están retomando las actividades culturales, ¿le han servido estos meses de encierro como plus creativo?

–Bueno, una crisis es una oportunidad. Pero, como ya he dicho en alguna otra entrevista, en estos meses de lo que menos me he preocupado ha sido de mi profesión. El drama humano que se ha vivido ha sido tan atroz y especialmente doloroso para mí que realmente tampoco he pensado mucho en ello desde un punto de vista profesional. Mi foco ahora está en que esto se solucione de la mejor manera posible. Mientras eso se consigue, es cierto que los músicos estamos acostumbrados a sobrevivir. Yo he aprovechado, eso sí, para aprender obras nuevas y que espero poder tocar pronto.

-La interpretación no es un trabajo fácil, ¿cuál es para usted la parte más complicada del proceso?

–La parte clave es conseguir transcender el instrumento. No intentar instrumentalizar la música, sino musicalizar el instrumento.

- Y para terminar, ¿qué le suscita el tocar en un entorno como el patio de los mármoles?

-Para mí también es la primera vez que toco en el Festival de Granada. Es un honor porque es uno de los más importantes y además se desarrolla en un entorno irrepetible. Me parece que es algo que no hay en otro lugar del mundo, esta cantidad de escenarios monumentales e históricos que hay en este Festival es insuperable. Por lo tanto, para Chris y para mí, es una alegría por las condiciones actuales, pero aunque no se hubiera tornado así el año, igualmente habría sido un honor y un disfrute.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios