Festival Internacional de Música y Danza, previa El Niño de Elche llevará el viernes su flamenco heterodoxo hasta el Palacio de los Córdova

  • El artista, poeta y cantaor alicantino actuará este viernes en el Festival junto a Alicia Acuña, Alejandro Rojas y Raúl Cantizano

El Niño de Elche

El Niño de Elche / Rafa Alcaide (EFE) (Córdoba)

El Niño de Elche es un artista polifacético, como ya ha demostrado en numerosas ocasiones con sus variopintas colaboraciones y sus discos en solitarios. Comenzó abrazando el flamenco y en realidad no ha dejado de hacerlo, al menos no de dejar plasmada la esencia de este género. Es un creador curioso. Según cuenta, le gusta redescubrirse y ponerse a prueba con cada nuevo proyecto. “Aprender y desaprender”, esa es la base de su filosofía musical, que así es como habla de su forma de proceder en la música: “Hay una filosofía que da lugar a una forma de estar en la música y el arte, más allá de un sello material y sonoro”.

De esta forma, lo reflejará en el concierto que ofrecerá este viernes en el Palacio de los Cordová dentro del marco del Festival Internacional de Música y Danza que desde hace unas semanas se celebra en Granada. El músico, explicaba a este medio que dicha actuación girará en torno a su último disco: Antología del Cante Flamenco Heterodoxo. Este álbum se compone de 27 piezas, de las cuales va haciendo un repaso sobre ese mundo, esa propuesta, esas anécdotas de la vida del flamenco que se podrían empaquetar bajo la etiqueta de heterodoxo. Es un concierto que ya se pudo disfrutar durante su gira, pero esta vez llegará con modificaciones pues será en acústico e irá acompañado de Alicia Acuña –palmas y cante-; Alejandro Rojas Marcos –piano y clavicordio–; y Raúl Cantizano –guitarras–.

Y para seguir desmitificando el flamenco, lanzó el pasado año nuevo trabajo: Colombiana. Este disco es un ejercicio en el que trata de dar una vuelta a ese mito del cante flamenco. Principalmente, trataba de buscar las cosas que podían tener en común este género y la música colombiana, venezolana… Como mencionó en otras ocasiones, la base de su trabajo es desmitificar el flamenco como un arte ortodoxo y anclado en el clasicismo. “Los flujos migratorios han sido más complejos que un ir y venir. Hay puntos coincidentes en temas como las drogas, la inmigración, el exilio, la esclavitud…”. Todo esto le sirve para la composición de sus letras y música.

No se puede dejar de un lado la reciente colaboración que hizo con C. Tangana y de manera más profunda, con Los Planetas. Fuerza Nueva vio luz en octubre del año pasado y es un disco con el que empezaron a trabajar sobre la concepción de los himnos. A partir de ahí fueron creando una serie de canciones mediante las cuales tratan de hacer crítica y autocrítica de esos himnos desde el punto de vista político y social. De esa forma de hacer música y de esa habilidad para hacer música con los demás, el guitarrista asegura que es una forma de ampliar horizontes. “Es una forma de crear la música y las artes desde mi perspectiva, me traiciono continuamente en los discos para irme a territorios donde no he estado antes. Busco que cada cosa que elaboro haga de mi un hombre nuevo. Por eso colaboro con tanta gente y me meto en diferentes campos, en espacios diferentes a mí”. Tras este procedimiento, relataba, es capaz de adentrarse en diversos caminos, con formas heterogéneas de hacer música pero siempre supeditado a lo que se quiere contar.  

Pero sus andaduras en el mundo del arte no terminan aquí, también es un gran aficionado a la viodeocreación. Sin ser muy fan del videoclip, se decanta más por la estética cinematográfica a la hora de componer la obra audiovisual. Ha estado filmando la película Niños somos todos en Bolivia, un documental que habla sobre él mismo, dirigido y guionizado por Sergi Cameron. Posee reflexiones muy interesantes ligadas al discurso por el cambio y el progreso social, como ya venía haciendo con sus letras.Sea como sea, se trata de alguien en constante movimiento, como la vida misma. Su voz y sus letras, que esconden tanta profundidad y que requieren de mucha sensibilidad para poder apreciar los matices. Se podrá disfrutar de él la noche de este viernes en un entorno que seguro facilitará la inmersión del espectador en el número como es el Palacio de los Córdova.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios