Covid-19

2021, el verdadero ¿y último? verano de la pandemia en Granada

  • Frente a los 387 contagios de julio de 2020, el mes pasado la provincia sumó 8.862 casos de coronavirus, 22 veces más que hace un año. También se han multiplicado las hospitalizaciones y las muertes, aunque la vacuna y la falta de restricciones hagan pensar lo contrario

Playas de Granada

Playas de Granada / Alba Feixas (Almuñécar)

Julio de 2020: Granada registra 387 casos nuevos de coronavirus. El uso de mascarilla es obligatorio, hay vigilantes en las playas controlando su uso, no se puede jugar en la orilla ni en el agua y la hostelería tiene estrictos horarios de cierre porque vivíamos en el verano de la pandemia. Julio de 2021: 8.862 contagiados en la provincia, un 2.189% más de casos que hace un año (22 veces más), pero ya no son obligatorias muchas de esas cosas. Incluso a ratos el coronavirus se nos olvida. Las cifras de hospitalizados y fallecidos, pese a la vacuna, también son mucho más altas este año. ¿Cuál es el verdadero verano de la pandemia?

Las pasadas navidades llegaron con el mejor regalo posible para terminar el año, el 27 de diciembre comenzó la campaña de vacunación en Granada. La estrategia de sanidad estableció como primer objetivo que los profesionales sanitarios junto a las personas de las residencias de ancianos obtuvieran la inmunidad en primer lugar para blindar al personal de hospitales y residencias, los espacios más castigados por el coronavirus.

En febrero de este año comenzó la inmunización de los mayores de ochenta años y continúa hasta hoy día, momento en el que menores de edad ya acuden a los centros de vacunación para combatir la pandemia con la inmunidad de grupo en el punto de mira. Mientras, la quinta ola se ha hecho notar, de forma menos agresiva que las anteriores, pero dejando un último susto que de no ser por la vacuna podría haber sido tan violenta como las anteriores, o más si tenemos en cuenta la diferencia entre los meses de julio de este año y el pasado.

La diferencia entre el número de casos detectados durante julio del año pasado y el recién finalizado mes de este año es abismal. En julio se ha pasado de 387 casos de 2020 a 8.862 positivos en toda la provincia, una media de 285,9 casos diarios. La acumulación de casos no ha conllevado ningún cierre perimetral ni establecimiento de toque de queda en municipios de Granada puesto que ningún territorio de la provincia con más de 5.000 habitantes ha superado la tasa de incidencia acumulada en dos semanas de 1.000 positivos por cada 100.000 habitantes. 

El día que más contagios se notificaron en la provincia de Granada de este pasado junio fue el 24, en el que según el parte diario ofrecido por la Junta de Andalucía, la provincia sumó 436 casos en tan sólo 24 horas. La cifra más significativa de julio del año pasado respecto a contagios diarios fue tan sólo de 30 casos al finalizar la primera decena del mes.

También varían drásticamente los datos relativos al mes anterior en ambos años. En junio de 2020 se registraron 105 positivos, mientras que junio de 2021 dejó un total de 4.534 casos, una media diaria de 151 casos que supera ampliamente el acumulado de casos en todo el mes del curso pasado.

La presencia del coronavirus en los hospitales de la provincia muestra también la diferencia entre el primer mes de verano de ambos años. En julio del año pasado tan sólo ingresaron en los hospitales de la provincia 25 personas debido a la infección por Covid-19. En el último mes de este curso han ingresado en planta al menos 292 personas, es decir, casi doce veces la cifra registrada a la misma altura del año pasado. El precedente de junio, justo antes del inicio del verano, muestra la misma tendencia en ambos cursos, puesto que el año pasado 13 personas ingresaron en el hospital por coronavirus y en junio de este año fueron 225 los hospitalizados.

El número de fallecimientos refleja el incremento de casos en los meses de julio de los dos años de pandemia. En el primer mes del verano del año pasado fallecieron tan sólo tres personas a causa de la infección por Covid-19. El mes pasado se registró un total de 16 decesos en la provincia, cinco veces más fallecimientos que en el mismo mes del año anterior. Lo mismo sucede con los meses de junio de 2020 con dos fallecidos y el de 2021, con 7. Eso sí, los porcentajes de muertes en relación a los contagios son mucho más bajos por el efecto de las vacunas. 

En ambos cursos el primer mes de verano ha formado parte de una escalada en todos los registros relacionados con la pandemia. La lenta escalada del año pasado desembocó en una nueva ola que se consagró a partir de septiembre, una embestida mucho más virulenta y mortal que la que ahora mismo atravesamos y que, si ninguna variante entorpece con resistencia a la vacuna, podría ser la última.

El 9 de mayo finalizó el segundo estado de alarma que el Gobierno central no quiso prorrogar debido al exitoso avance de la vacunación y decretó el fin de la mascarilla obligatoria en exteriores el sábado 26 de junio, siempre y cuando exista distancia de seguridad. Macrobrotes puntuales o medidas con carácter semanal a nivel provincial y regional llenan el día a día de una pandemia que parece apagarse en su quinta ola, que parece estar llegando a su fin sin alcanzar un pico tan pronunciado como el de las anteriores debido al gran porcentaje de población inmunizada. Aún así, no deja de ser llamativo que la diferencia entre los meses de junio y julio del curso pasado sean tan pronunciados teniendo en cuenta que el primer verano se afrontó sin un solo vacunado. Las fuertes restricciones de entonces fueron la clave.

Mientras que en el verano pasado se intentó salvaguardar por todos los medios la vida de las personas mayores y residentes en residencias de ancianos, esta última ola consolidada en el primer mes de verano se ha cebado con el grupo de edad de los jóvenes de entre 15 y 29 años, puesto que ha sido el último grupo con adultos en recibir la vacuna. Aún así, el número de fallecidos ha sido muy superior y algunas de muertes registradas son de personas de mediana o avanzada edad que no se vacunaron a tiempo por diversas circunstancias, incluida la minoritaria corriente negacionista que existe en el país.

Julio de 2021 finaliza con una acumulación de más de 100.000 positivos en la provincia desde el inicio de la pandemia, es decir, que más de una décima parte de la población de Granada ha sido infectada por el coronavirus. El dato positivo es que el mes cierra con casi el 60% de la población vacunada, lo que indica que cada día está más cerca la inmunidad de grupo, prevista en el 70% de la población vacunada con ambas dosis de la vacuna. Julio ha sido el verdadero verano de pandemia, pero muy posiblemente, ojalá, también sea el último.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios