Empleo

La Administración General del Estado pierde más de 70 puestos de trabajo por año en Granada

  • Desde el año 2010 la plantilla de personal se ha visto reducida un 20% hasta llegar a "mínimos históricos"

  • La cárcel de Albolote y el CIS MAtilde Campos, entre las más afectadas con una media de un trabajador por cada 120 internos

Dirección Provincial de Granada del Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS). Dirección Provincial de Granada del Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS).

Dirección Provincial de Granada del Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS). / PhotographersSport

Más de 70 empleos públicos perdidos al año. O lo que es lo mismo, una caída del 20% desde el año 2010, hasta llegar a "mínimos históricos". Esta es la situación en la que se encuentra la plantilla de la Administración General del Estado en Granada, donde la falta de personal continúa siendo una asignatura pendiente en la que el déficit de personal se sitúa en más de 600 funcionarios, según los datos facilitados a Granada Hoy, por el sindicato CSIF.

Desde la Seguridad Social, hasta la propia Subdelegación del Gobierno, pasando por el Servicio Público de Empleo Estatal, la Agencia Tributaria, la cárcel de Albolote o el Centro de Inserción Social (CIS) Matilde Campos. En total, Granada cuenta con 3.203 funcionarios en estas entidades, sin embargo, no es suficiente. Tal es así que desde el CSIF se ha denunciado que este área de la administración se encuentra en una "grave" situación causada por la falta de personal.

A nivel nacional, la oferta de empleo prevista, según asegura el sindicato, es de 8.120 cuando la necesidad real supera las 30.000. Esto a su vez significa que la proporción para cubrir los más de 600 puestos de déficit en Granada -se han perdido 657 trabajadores en Granada desde el año 2010, según datos oficiales del último Boletín Estadístico del Personal al Servicio de las Administraciones Públicas (enero 2019)- sería de tan solo 160 puestos, según las cifras del CSIF.

Sede de la Tesorería General de la Seguridad Social en Granada. Sede de la Tesorería General de la Seguridad Social en Granada.

Sede de la Tesorería General de la Seguridad Social en Granada. / G. H.

Pese a esta proporcionalidad que correspondería a Granada, "en la práctica, no se llegará ni a la mitad", aseguran desde el sindicato, pues "en el concurso de traslados de Seguridad Social, el llamado MACRO, se ha ofertado solo una plaza en Granada de las 800 que la Administración considera que debe ofertar a quienes reúnen determinados condicionantes".

"Existe una grave falta de personal en la práctica totalidad de la Administración General del Estado", ha denunciado el responsable del sector en CSIF Granada, Francisco Amaya, que además ha insistido en que la situación se ve "agravada durante el verano". Y es que si durante el año ya hay que hacer frente al déficit de efectivos, durante los meses de julio y agosto se suma a ello las vacaciones de los funcionarios.

Incertidumbre ante la "avalancha" de jubilaciones

En total, la media se sitúa en torno a los 53 años, lo que sumado a que "las plantillas están reducidas al mínimo", tal y como ha indicado Amaya, lo cual se ve aún más agravado de cara al futuro "ante la avalancha de jubilaciones que están por llegar en los próximos cinco años".

El déficit en la cárcel de Albolote, un clásico

Una de las entidades que más ha denunciado durante los últimos meses su situación ha sido la penitenciaria, en la que incluso llegaron a salir a la calle el pasado mes de diciembre, para exigir, entre otras cuestiones, paliar la falta de personal.

En la actualidad, la RTP del centro penitenciario de Albolote, es decir, la plantilla necesaria oficialmente, es de 496 plazas de trabajo. Sin embargo, "la plantilla real" es de 403 trabajadores, lo que significa que faltan un total de 93 trabajadores respecto a la cifra que marca el propio catálogo de la Administración, según aseguran desde el CSIF.

Entrada principal al Centro Penitenciario de Albolote Entrada principal al Centro Penitenciario de Albolote

Entrada principal al Centro Penitenciario de Albolote / G. H.

"Las características de este servicio público hace que este 20% de falta de personal sea mucho llamativo que el general", aseguran desde CSIF, pues "el riesgo para usuarios y personal atañe a la propia vida". Precisamente, durante el último año han sido varios los incidentes conocidos en los que algún preso ha prendido llamas a su colchón, por poner un ejemplo, o ha agredido a algún funcionario, entre otros, que ha provocado la denuncia de los sindicatos y la reivindicación de más personal para paliar este tipo de acciones, así como las posibles agresiones a funcionarios que se ven más expuestos ante la falta de personal.

Esto es algo que también sucede en el CIS Matilde Cantos de Granada, y es que el personal de las instituciones penitenciarias ha venido denunciado que la media de internos que corresponde a cada trabajador está en un funcionario por cada 120 reclusos

El trabajo en extranjería, al límite

Durante los últimos años, la llegada masiva de pateras ha multiplicado el volumen de trabajo de este Departamento "de manera explosiva". Si bien, la plantilla "prácticamente es la misma. Sostienen el sistema como pueden. La carga mental que soportan no es asumible", insisten desde el CISF, que además reconocen que "sabemos que desde la Subdelegación del Gobierno lo están intentando solventar con apoyos desde otros Departamentos, pero si no fuera por el afán de servicio público de los compañeros, ya hace tiempo que el servicio habría quebrado".

El INSS y la reorganización a través de la derivación de personal

La plantilla total del INSS (Instituto Nacional de la Seguridad Social) en Granada es de 264 efectivos, si bien, se necesitan de 45 a 50 trabajadores debido a las jubilaciones que se han producido, las previstas próximamente y las bajas de larga duración. Tal y como aseguran desde CSIF, estas necesidades de personal están intentando cubrirse a través de la contratación de interinos; convenios con la Universidad para que alumnos de distintas facultades trabajen en prácticas hasta seis meses de duración; así como una reorganización de personal tanto en la Dirección Provincial, entre las distintas secciones que la componen, como en los propios centros de atención e información. Asimismo, en lo que refiere a la falta de personal en estos centros se ha puesto en práctica un sistema de apoyo entre ellos con la derivación de personal de unos a otros.

Las vacantes sin cubrir en otras áreas

En la Seguridad Social en Granada hay un total de 40 vacantes sin cubrir de una plantilla de 269 funcionarios, en la que además existe un ritmo de jubilaciones que oscila entre las 12 y las 17 anuales.

En el INE (la Delegación Provincial del Instituto Nacional de Estadística y Censo Electoral) se han amortizado siete plazas en los últimos tres años. Entre 2019 y 2021 se esperan seis jubilaciones y hasta el momento ha sido preciso la contratación temporal de dos trabajadores.

En los últimos cuatro años, en la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG), se ha hecho una externalización de servicios con empresas privadas que han supuesto "una merma de la calidad del servicio que se prestaba", según CSIF.

La oferta de empleo prevista rondaría los 160 puestos, frente a los 657 perdidos desde 2010

En Fomento, desde 2015 se ha pasado de contar con 120 trabajadores a estar con 61 en la actualidad en un área en la que se prevén 15 jubilaciones para el próximo 2020.

Por su parte en la Jefatura de Policía, para cubrir los puestos de RPT (se refiere a personal de la Administración y no a agentes de policía) se necesitan 24 funcionarios y ocho personal laboral. Además, dos personas en Baza y una más en Motril.

Mientras que por último en el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) existe un déficit de personal cifrado en torno al 17%, según los datos de CSIF.

Las "soluciones"

Desde contrataciones temporal hasta comisiones de servicio. Las soluciones que se llevan a cabo para paliar la falta de personal son fruto de la "imaginación y la persuasión" de las Direcciones de los distintos entes, según aseguran desde CSIF. "En general, van desde contrataciones temporales como en el INE, hasta comisiones de servicio en la Seguridad Social, pasando por adscripciones temporales de directivos que dejan de serlo, como en las instituciones penitenciarias. En determinados organismos como el INSS, que se puede tomar como ejemplo de saber actuar, la Dirección ha sabido reorganizar los efectivos", afirman desde el sindicato. Sin embargo, aseguran que "lo más utilizado" es apelar a la profesionalidad del personal.

Las consecuencias

Como no puede ser de otro modo, esta falta de personal se traduce en diversas consecuencias tanto para los usuarios como para los propios trabajadores. Así, cualquier usuario ve cómo se acentúan los retrasos en la solución de problemas, horarios de atención más restrictivos, citas previa con lista de espera, o soluciones de ansiedad "ante un funcionamiento defectuoso del sistema".

Para los funcionarios, la principal es el sentimiento de frustración de no poder prestar el servicio y la atención debidos a las personas; la sensación de ser considerado por la administración como un recurso material más, ya que lo mismo que hay veces que tiene que compartir ordenador con otras tres personas a la vez; además de que en determinados puestos, como es el caso de las instituciones penitenciarias o en aquellos de asistencia al público, existe un incremento del riesgo físico y la integridad de las personas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios