Granada

El PP gestionará la Alhambra y Cs Sierra Nevada

  • El reparto de consejerías entre PP y Ciudadanos determina que la gestión del monumento nazaría será para los populares

  • La estación de esquí se dirigirá desde la cartera de Javier Imbroda de Cs

Comentarios 4

El reparto de consejerías entre PP y Cs tiene un efecto directo en los dos emblemas de Granada, la Alhambra y Sierra Nevada. El monumento nazarí depende de la Consejería de Cultura, que gestionarán los populares, por lo que será el equipo del nuevo presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, quien decida el nombre del que será el sustituto de Reynaldo Fernández, todavía director del Patronato de la Alhambra y el Generalife.

La otra joya de la corona es Cetursa, la empresa pública que gestiona la estación de esquí de Sierra Nevada, y que se teñirá de naranja ya que depende de la Consejería de Educación Deportes que acapara Javier Imbroda. “Si Juanma Moreno es presidente de la Junta, la Alhambra la gestionamos los granadinos y todos los recursos se van a quedar en Granada. Punto. Sierra Nevada la gestionamos los granadinos y los recursos de Sierra Nevada son para los granadinos. Punto”, aseguró en campaña el presidente provincial de los populares, Sebastián Pérez.

Pablo García, número 2 de Sebastián Pérez, candidato a ser el delegado de la Junta

Cs ya ha puesto rostro a sus consejeros y el PP lo hará el lunes. Marifrán Carazo, de no ocupar finalmente una consejería, ocupará un puesto de relevancia, probablemente la Portavocía. A continuación tendrán que definir su estructura interna y habrá que esperar al menos una semana, según fuentes consultadas por este periódico, para conocer los rostros de los nuevos delegados de la Junta en Granada. Uno de los que suenan con más insistencia es el del exparlamentario de Cs José Antonio Funes, que por su trayectoria es visto en el partido como el perfil ideal en la Delegación de Educación.

José Antonio Funes, de la máxima confianza de Marín, suena para Educación

Y como delegado de la Junta en Granada, en sustitución de Sandra García, se apunta el nombre de Pablo García, número dos de Sebastián Pérez, mientras que la exparlamentaria Eva Martín podría dirigir una delegación.

Alhambra

La Alhambra, que en 2018 gestionó un presupuesto de 30,17 millones de euros, lleva años en el punto de mira de los populares. Aparte de los casos judiciales que han enturbiado su gestión, el PP siempre ha defendido una mayor presencia del Ayuntamiento a la hora de tomar decisiones, además de la denuncia constante de que el dinero de la Alhambra se va para Sevilla.

Aún falta por definir al que será el nuevo director de la Alhambra y, aunque sobran nombres en la quiniela, desde el PP, que asumirá la Consejería de Cultura, no se ha dado ninguna pista aunque se ha llegado a deslizar el nombre de Luis González, actual senador y hombre de la máxima confianza de Sebastián Pérez.

El PP podría recuperar una vieja demanda de la época de José Torres Hurtado como alcalde de la ciudad y que contó con el apoyo expreso de Sebastián Pérez: cobrar una tasa de 2 euros en la entrada de la Alhambra para destinarlos a la rehabilitación del Albaicín, un plan que podría ponerse de nuevo sobre la mesa ya que la entrada al monumento nazarí, que en la actualidad cuesta 14 euros, tiene un coste razonable teniendo en cuenta los precios que se ponen en el resto de Europa para entrar a otros monumentos.

Además, el PP recuperó en su programa electoral otro viejo proyecto de la época de Torres Hurtado, la conexión de la Alhambra con la ciudad por medios mecánicos desde el paseo de los Tristes.

Cetursa

Cetursa, la empresa pública que gestiona la estación de esquí con un presupuesto de 29,9 millones de euros, depende de la Consejería de Deporte, según la reforma de los estatutos aprobada en septiembre de 2018, que convirtió a la estación en “una sociedad mercantil instrumental del sector público andaluz, adscrita a la consejería competente en materia de deporte”. Así que será ahora Javier Imbroda, que asume Educación y Deporte, el máximo responsable de la estación de esquí. Será él quien tenga que valorar las dos propuestas estrella del PP: la construcción de un teleférico y la ampliación de la estación de esquí.

En 2016, el Tribunal Supremo ‘resucitó’ el teleférico a Sierra Nevada nueve años después de que la Dirección General de Transportes de la Junta de Andalucía denegara la solicitud para instalar una conexión por cable entre la ciudad y la estación de esquí.

La sentencia anuló las resoluciones por las que la Junta de Andalucía denegó en 2007 y 2008 la solicitud para la concesión de un servicio público de teleférico, acordando la retroacción de las actuaciones al momento previo de la emisión de la Declaración de Impacto Ambiental del proyecto. Sin embargo, pese a que el Supremo dio luz verde al proyecto del teleférico más grande del mundo, los promotores no han vuelto a mover pieza y ahora, con el PP en el Gobierno, podrían volver a plantear el proyecto.

En cuanto a la ampliación de la estación de esquí, la decisión final está en manos de la Consejería de Medio Ambiente, que sí queda en manos del PP en el nuevo Gobierno y que, en el pasado, ha sido tradicionalmente beligerante con este proyecto, incluso cuando desde la propia Junta se ha hecho un guiño a la ampliación.

En todo caso, será Ciudadanos quien elija al relevo de la socialista María José López en Cetursa, un puesto ocupado tradicionalmente por granadinos.

Salud

El problema de las listas de espera (y sus números en rojo) sigue enquistado en Granada, que es la provincia peor parada de Andalucía en este sentido con clara diferencia sobre el resto. Así lo ratifican los datos publicados recientemente por el Servicio Andaluz de Salud (SAS) y que corresponden a junio de 2018.

Salud, que gestionará el PP, ha sido un dolor de muelas para el PSOE

Las cifras de los hospitales son alarmantes y la provincia continúa a la a cabeza de Andalucía en tiempo de espera para una respuesta quirúrgica como una demora media de 115 días, una cifra muy por encima de la media andaluza que es de 73 días. Esta será, como avanzó Juanma Moreno en la investidura, uno de los puntos a trabajar desde una Consejería que pasará a manos del PP y que en los dos últimos años supuso un dolor de muelas para los dirigente socialistas tras el proceso de fusión y desfusión.

Ampliación del Metro

La Consejería de Fomento será gestionada por el Partido Popular, que en su programa electoral defendió la ampliación de la línea 1 del Metro hasta el aeropuerto de Granada, una infraestructura que fue el emblema del PSOE en las pasadas elecciones.

Además, Fomento debe decidir si cumple el compromiso del anterior Ejecutivo de Susana Díaz de arrimar el hombro para el soterramiento del AVE, en principio aportando el 20% del total del proyecto.PGOU

La ciudad crece y las necesidades de los granadinos cambian pero el Plan General de Ordenación Urbana no les acompaña. Aprobado el 9 de febrero de 2001, este instrumento de planeamiento ha quedado completamente obsoleto 18 años después sin que ni el PP ni el PSOE en el Ayuntamiento hayan logrado su renovación, del que depende el futuro del urbanismo de la ciudad y que tiene que contar con el visto bueno final de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, que será gestionada por el PP.

Además, el pasado mes de julio el Ayuntamiento de Granada anunció su intención de modificar el PEPRI para efectuar el cambio de uso de uso religioso a uso “residencial singular” en los conventos del Albaicín que han quedado deshabitados por la falta de vocaciones religiosas. Un proyecto para darle un vuelco al sector turístico en el Albaicín que, inevitablemente, debe contar con la aprobación de Medio Ambiente.

Turismo

La ‘supervicepresidencia’ de Juan Marín incluye una cartera tan importante para Granada como Turismo, que estrenará esta misma semana en Fitur. Una Consejería de vital importancia para una ciudad que tiene en el turismo a su gran industria y que tiene como gran objetivo aumentar las noches de pernocta.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios