Ayuntamiento de Granada

Alhóndiga, eje del proyecto de toldos vegetales calles de Granada

  • El Ayuntamiento de Granada y la Federación de Comercio eligen esta calle para instalar una plataforma de 950 metros y casi 3.000 plantas

Presentación del proyecto de toldos vegetales Presentación del proyecto de toldos vegetales

Presentación del proyecto de toldos vegetales / G. H.

Alhóndiga será la calle que instale el proyecto piloto de toldos vegetales que el Ayuntamiento de Granada y la Federación de Comercio empezaron a plantear hace tiempo con el objetivo de revitalizar las zonas comerciales de la ciudad y apostar por un formato sostenible en pos de mejorar la calidad medioambiental de la capital ante su alta tasa de contaminación.

El Ayuntamiento de Granada y la Federación de Comercio presentaron este proyecto piloto para instalar toldos vegetales en la calle Alhóndiga, como atractivo comercial y mejora del medio ambiente, según afirmó el concejal de Comercio de Granada, Manuel Olivares. La iniciativa, que necesita el visto bueno de la Junta de Andalucía, es fruto de un convenio de colaboración firmado en marzo entre ambas instituciones.

Durante la presentación del proyecto, Olivares destacó la apuesta del Ayuntamiento por desarrollar iniciativas público privadas que contribuyan a la dinamización y promoción del comercio granadino, "como es el caso de este proyecto piloto en una calle protegida que, según afirmó, hasta la fecha había estado olvidada y que supondrá también un gran beneficio para el conjunto de la ciudad".

En la comparecencia estuvieron el edil de Comercio acompañado por la presidenta de la Federación Provincial de Empresarios y Autónomos de Comercio de Granada, María Castillo; el profesor de Física Aplicada de la Universidad de Granada, Jerónimo Vida, y la arquitecta Paloma Baquero, miembro del estudio de arquitectura Serrano y Baquero, que ha colaborado en el diseño del proyecto.

Todos ellos señalaron la contribución de este proyecto a hacer del centro un espacio más habitable y contribuir a la mejora de la calidad de vida en y al fomento del comercio. Con una superficie de actuación de 950 metros cuadrados y casi 3.000 plantas, el sistema de toldos posibilita la cobertura vegetal lineal de la calle Alhóndiga. Se trata, según explicó Baquero, de una "estructura mínima que apenas tenga impacto visual y que pueda ir siendo colonizada por la vegetación con un diseño inspirado en elementos de nuestra tradición".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios