Economía

Antonio Robles asume la presidencia de Covirán tras la marcha de Luis Osuna

  • Ha sido el máximo responsable de la cooperativa durante casi 40 años y además ahora tenía el cargo de presidente honorario

  • La compañía anunciará en estos días su nuevo organigrama tras salir el que ha sido su presidente-CEO en la última década

Comentarios 0

Antonio Robles vuelve a la presidencia de Covirán tras la sorprendente marcha de Luis Osuna, que abandonó este lunes la compañía después de 22 años (los diez últimos como presidente-CEO). La cooperativa retoma los orígenes con el retorno a la presidencia de Robles, el responsable durante casi cuatro décadas de esta firma y actual presidente honorario.

Covirán, que anunciará próximamente más detalles de esta nueva etapa de gestión, delega así el poder en un hombre de la casa conocedor de la historia y los entresijos de esta compañía que nació en 1961 como una pequeña empresa dedicada a la distribución alimentaria y que se ha convertido en los últimos años en una de las compañías con más proyección nacional en su sector.

Robles se enfunda ahora el traje de máximo responsable tras su periplo como presidente de honor. No obstante, todo apunta a que se trata de un procedimiento interino y que la compañía seguirá apuntalando su nuevo organigrama estos días.

Además de presidente de honor de Covirán, Robles ha ocupado, dentro del mundo empresarial, diferentes cargos ejecutivos en empresas nacionales de alimentación: vicepresidencia de la Organización Nacional de Cooperativas UDACO, presidencia de la Sociedad de Import-Export y Marcas Propias, en Madrid y participó en la creación de la empresa Oligra.

Robles fue además consejero de la Caja Rural de Granada y elegido presidente de la Cámara de Comercio de Granada en 1998 hasta 2006. En el año 2000 recibió la Medalla de Andalucía.

Fue la decisión de unir sus fuerzas en los años 60 lo que puso los cimientos de una de las compañías más dinámicas de la provincia de Granada con presencia en todo el territorio nacional y con una pujante estrategia de expansión en Portugal que convierte a Covirán en una de las compañías punteras del sector.

Por su parte, Luis Osuna en el comunicado de despedida anunció que consideraba que era un buen momento para dejar paso que otras personas puedan liderar los cambios y la transformación que la compañía deberá experimentar en los próximos años.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios