• Una nueva ley reserva la etiqueta originaria de la denominación de origen de Francia para los vinos rusos y dicta que los franceses se marquen como “espumosos”

Aromas y sabores

Putin decreta que sólo es champán el vino espumoso elaborado en Rusia

Vladimir Putin con una copa de champán Vladimir Putin con una copa de champán

Vladimir Putin con una copa de champán

Escrito por

Margarita Lozano

Esta misma semana el mandatario ruso Vladimir Putin hizo unas declaraciones y dictó una ley que ha dejado boquiabiertos a propios y extraños, ya que decreta que solo los champánskoe, los populares y asequibles espumosos creados en la época soviética como fórmula de democratizar el lujo, pueden etiquetarse como champán a partir de ahora en Rusia. Y los de la región francesa de Champaña (Francia), protegidos por una denominación de origen controlada, serán etiquetados y clasificados como 'vinos espumosos' en este país.

La norma que modifica la ley sobre bebidas alcohólicas, firmada el viernes pasado, ha causado indignación y estupor en la industria del champagne, que defiende celosamente la denominación de origen controlada e insiste en que el esta bebida solo proviene de la región de Champaña. Recordemos, por ejemplo, que en España a este tipo de espumosos se les llamaba y se etiquetaba como 'Champán' hasta que España devino miembro de pleno derecho de la Unión Europea, lo que le obligaba, entre otras cosas, a respetar las apelaciones ligadas a denominaciones de origen protegidas europeas… Y así pasamos a llamarlo Cava. También otros países tuvieron que retirar de las etiquetas de algunos de sus vinos menciones como 'Tipo Jerez' al ser Jerez una denominación española. Y Hungría y la República Checa siguen disputándose en el Tribunal de la Haya la 'propiedad' de la Denominación de Origen Tokaj que, tras la redefinición de fronteras después de la Segunda Guerra Mundial, extiende su viñedo por parte de ambos países. Podemos ir más lejos: La DOCa Rioja lleva décadas negociando con Argentina para que el vino elaborado en la región de ese país también llamada Rioja se etiqueten como Rioja Argentina para evitar confusiones.

Pero volviendo a la ley rusa rubricada por Putin, la asociación que reúne a la industria francesa ha declarado estar "escandalizada" y ha pedido ya a los productores que paralicen el envío de sus vinos a Rusia hasta que se aclare la nueva normativa y han pedido ayuda diplomática. "El Comité del Champagne deplora que esta legislación no garantice que los consumidores rusos tengan información clara y transparente sobre los orígenes y características del vino", señalan sus copresidentes Maxime Toubart y Jean-Marie Barillere en un comunicado, y recuerdan que los nombres de champán y champagne están protegidos en más de 120 países.

Espumosos rusos Espumosos rusos

Espumosos rusos

Pero también hay fabricantes, como el potente Moët Hennessy, del grupo de productos de lujo grupo LVMH y responsable de marcas como Moët Chandon, Veuve Clicquot o Dom Perignon, que han decidido adaptarse resignadas al nuevo etiquetado. Y es que el país euroasiático importa unos 50 millones de litros de vinos espumosos, el 13% de ellos son champagne, según cifras de la consultora Centro de Investigación del Mercado Federal y Regional de Alcohol de Rusia (Tsiffrra), que marca en cerca del 3% la participación en el mercado de los vinos de Moët Hennessy, que importa vinos a Rusia por valor de unos 20 millones de dólares al año.

Fue en 1876 cuando, gracias al Zar Alejandro II, gran amigo y aliado de la monarquía francesa borbónica, el Champagne empieza a ser muy famoso en Rusia, y los zares y zarinas que le sucedieron continuaron con su pasión por este burbujeante vino francés. En la década de 1920, con Iosif Stalin ya en el poder y después de la abolición de la ley seca, los enólogos soviéticos recibieron el encargo de crear un vino espumoso que estuviera disponible para las capas más amplias de la población trabajadora: una versión made in URSS del vino francés de las élites de todo el mundo. Así que se creó el Champán Soviético y, después, su sucesor ruso, el champánskoe, típico en las fiestas y Año Nuevo. De hecho, la mayoría de los rusos beben vino espumoso nacional; solo el 27% del mercado corresponde a ese tipo de vinos extranjeros: desde el cava hasta el prosecco o el champagne.

Las denominaciones de origen

Y es que ha costado siglos llegar a la reglamentación actual de protección de denominaciones de origen para que cualquiera 'se las salte a la torera' aunque tampoco se puede obligar a un país no miembro de la UE a acatarlas.

La historia dicta que cercanos a 1678, Inglaterra y Francia entran en guerra, ocasionando escasez de vino en el reino británico. Para hacer frente a la escasez, Inglaterra recurrió a los vinos de Portugal y ante dicha demanda, empezaron a surgir 'falsificaciones' de dichos vinos, sobre todo de los oportos. Y entonces, el Marqués de Pombal, tomó una decisión revolucionaria: en el año 1757 ordenó delimitar el viñedo del Valle de Duero, marcando con señales de granito el emplazamiento de los mejores terrenos. Además, para que los vinos de Oporto exportados fueran de mayor calidad, estableció reglas de producción muy concretas relativas al cultivo de las viñas, el precio de los vinos, el transporte y la cata obligatoria para verificar su calidad. Casi sin darse cuenta, Portugal había creado la primera Denominación de Origen Controlada, incluso dos siglos antes que los grandes viñedos franceses. Hoy, las siglas AOP (Apelación de Origen Protegida) en Francia, significan que se otorgó la garantía a nivel de la Unión Europea, al igual que la DOP en España y así en cada país miembro. Estas ratifican tradiciones locales y regionales centenarias y garantizan la calidad de los vinos, al establecer una serie de requerimientos muy estrictos que caen bajo tres categorías: geográficos, cepas y ensamblajes técnicas de viticultura y de vinificación.

La escandalizada industria francesa pide la paralización de envío de sus vinos a Rusia hasta que se aclare la nueva normativa

Si un producto tiene un origen geográfico específico y una reputación –una cualidad determinada u otras características atribuibles fundamentalmente a su origen– puede protegerse mediante una indicación geográfica. Las indicaciones geográficas protegen su producto contra toda usurpación o imitación de la denominación registrada y garantiza el verdadero origen del producto para sus consumidores. La protección garantiza al consumidor y a todos los productores de la zona geográfica determinada derechos colectivos sobre el producto, siempre que se cumplan determinados requisitos. Por tanto, mediante los regímenes de calidad de la UE, se protegen las denominaciones de los productos cuyas cualidades o características están intrínsecamente vinculadas al origen geográfico.

La nueva norma, que es un paso más en las últimas leyes de proteccionismo ruso en plena oleada de sanciones occidentales contra Moscú, que ya han vetado o restringido productos como el queso parmesano o el gouda o el jamón ibérico y que busca promover a los productores locales, ha desatado críticas y alarma entre muchos.

Boris Titov, presidente de la comisión de defensa de los derechos de los empresarios, cuya familia posee la planta de vino espumoso Abrau-Dyurso, en la región de Krasnodar, ha visto como sus acciones subieron este lunes un 3% (y llegaron a subir hasta un 7,7% en las primeras operaciones), pese a que su director general, Pavel Titov (hijo de Boris Titov) declaró que no veía mucho sentido a la ley. "Es muy importante proteger los vinos rusos en nuestro mercado. Pero la legislación debe ser razonable y no contradecir el sentido común. No tengo ninguna duda de que el verdadero champán se elabora en la región francesa de Champaña", dijo a Radio Francia Internacional.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios