Municipal

La manzana de Los Cármenes, el proyecto urbanístico que atasca las negociaciones entre el Granada CF y la ciudad

  • Ayuntamiento y club crearán una comisión técnica en septiembre para definir los años de cesión del estadio y el proyecto de renovación

Proyecto presentado por el Granada en abril de 2019 Proyecto presentado por el Granada en abril de 2019

Proyecto presentado por el Granada en abril de 2019 / G. H.

Estos días la euforia por la clasificación del Granada CF para la liga europea se está viendo empañada por un lío político entre el club y el Ayuntamiento por la cesión del estadio Nuevo Los Cármenes, de propiedad municipal y en el que juega cada año el club mediante un acuerdo que se renueva anualmente. 

Pero los proyectos del club a futuro con la renovación del estadio para adaptarlo a la posición deportiva del club desde su ascenso y sus intereses económicos, así como la petición de contar con una cesión a largo plazo, un asunto que se trata desde anteriores mandatos, han encontrado la respuesta municipal que no esperaban: tiempo y estudio. Por eso, en los últimos días hasta las peñas granadinistas (el G-19) han alzado la voz de alarma por la situación en la que se puede quedar el club en las competiciones más inmediatas.

El Ayuntamiento ha dicho que no habrá problema en que el club juegue, pero el resto de cuestiones se resolverán en una comisión técnica conjunta.

Las declaraciones de ambas partes hasta la fecha han sido encontradas. El director general del Granada, Antonio Fernández Monterrubio, advirtió que el convenio de cesión de uso vence en septiembre y que llevan meses trabajando con la licencia UEFA, para la que hace falta ser propietario del estadio. Pero aseguró que "este año se ha perdido mucho tiempo. Nos han dado demasiadas largas y es el momento de ponerse a trabajar. Yo soy poco de fotos y más de trabajar", dijo. 

La respuesta del alcalde fue clara: no harán algo "precipitado" o "ilegal" y marcó otro interlocutor, el propio presidente del club.

La clave está en los años de la cesión y en el proyecto de reforma del estadio. De hecho, el club paga un canon que quieren adaptar al estado actual del campo y siguen apostando por desarrollar su proyecto exterior, que se presentó el año pasado durante el mandato del PSOE bajo el nombre de Granada Experience Park y que supondrá transformar toda la manzana del estadio en un gran espacio deportivo. Monterrubio dio la clave sin nombrarlo: "No vemos problema en pagar un canon, todo lo que hagamos en el estadio y los alrededores será para la ciudad".

Y eso es lo que tiene frenado al Ayuntamiento, que tiene que analizar la legalidad de todos los usos, calificación de los terrenos, catalogación, costes, afectaciones,... No en vano sería una gran operación urbanística en la que puede haber mucho en juego y que quieren atar para que no haya problemas legales o judiciales futuros (tampoco en el acuerdo de cesión). Y el urbanismo en Granada sabe de eso en los últimos años. 

Según ha podido conocer este periódico, se va a establecer una comisión técnica que comenzará en septiembre para ver las pretensiones del club en el estadio y sobre el tiempo de cesión ya que en los proyectos hay reformas estructurales que tiene que asumir el Ayuntamiento como propietario del estadio y otras de adaptación que sí tendría que afrontar el club. 

También se tratará la fórmula de uso, si es por cesión o por concesión administrativa. Pero en esto es en lo que menos duda hay. El Ayuntamiento garantiza que el club jugará en Los Cármenes y que no habrá problema para ello, de hecho es lo que primero se va a despejar porque la voluntad de ambas partes en este asunto es la misma.

La cuestión es definir el número de años. El club buscaría entre 30 y 40 años de cesión para sacar rentabilidad al desarrollo de su proyecto. Pero el Ayuntamiento ha pedido conocer del propio propietario del club, el chino Jiang Lizhang, el proyecto que quiere darle a la entidad para aceptar lo que pide el club. Independientemente del número de años, la voluntad municipal también pasaría por una cesión a más años que la actual para no estar cada ejercicio renovando el convenio, algo también positivo porque estabiliza la relación entre ambas partes.

El anterior gobierno del PSOE ya anunció que había una comisión de trabajo en marcha para definir los años de cesión en función del nuevo proyecto  del club. 

Otro tema que se revisa es el canon que paga el club, que quiere definir un "equilibrio" entre lo que recibe y el estado en el que está y lo que abona. 

Luis Salvador dijo esta semana en RadioMarca que también apuesta por un convenio “a largo plazo, que sea para varios años” pero que no puede hacer algo que sea “precipitado e ilegal”.

Salvador insistió en que “el Granada no va a tener problema para jugar en su estadio” pero que “otra cosa son otro tipo de reformas exteriores y otros usos”, y calificó como “normal” que quiera “despejar la incógnita” en relación a lo que el presidente del Granada tiene en mente y que “la última palabra tiene que ser la suya”. Lo que ha disgustado al club por desprestigiar la figura de Monterrubio como interlocutor.

Granada Experience Park, la gran manzana deportiva

El Granada CF tiene en el cajón el proyecto Granada Experience Park, que se presentó en abril del año pasado con el entonces alcalde, Paco Cuenca. Un ambicioso proyecto urbanístico que el Granada CF quiere desarrollar a medio y largo plazo en el campo Los Cármenes y sus alrededores, que se convertiría en la gran manzana deportiva y de ocio de la ciudad. 

En total, 72.380 metros dedicados al deporte, ya que al espacio actual del campo se sumará las zonas comunes aledañas, con aproximadamente 8.800 metros cuadrados, y el Pabellón Municipal de Deportes. 

Para hacerlo, el Granada CF se tiene que hacer con la unidad de suelo que ocupa ahora el estadio de Los Cármenes y que es toda la pastilla que rodea al campo, el solar en esquina que hay sin construir, así como todos los alrededores del Palacio de Deportes y el pasillo de conexión que divide los dos actuales espacios deportivos.

En toda esa zona se contempla un espacio para deportes alternativos, ocio e incluir oferta de restauración para hacer la gran manzana deportiva en un espacio que tiene la catalogación urbanística de suelo de uso terciario deportivo, por lo que todo lo que se haga tendrá que estar ligado a esa actividad.

Con el proyecto se incluye también la mejora de Los Cármenes para darle una "nueva piel" en un estadio modernizado y que con el plan de intervención se verá acompañado de una zona de expansión deportiva y un gran centro de ocio con espacio de restauración.

Además, la intención es hacer un parking subterráneo en la esquina del solar que está libre de construcción antes de destinarlo a otro uso deportivo dentro del proyecto del Granada Experience Park, para el que cuando se presentó se contemplaba una inversión de unos 20 millones de euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios