Granada

El Ayuntamiento "cuadra” el presupuesto de 2019 con un superávit de 690.000 euros

  • Ajusta las cuentas que dependen de la aprobación de la modificación de los tipos diferenciados

Fachada del Ayuntamiento de Granada. Fachada del Ayuntamiento de Granada.

Fachada del Ayuntamiento de Granada. / G. H.

Comentarios 1

El Ayuntamiento de Granada acogió ayer la segunda reunión para abordar el borrador del presupuesto. Tras una Navidad de trabajo, el área de Economía ha hecho los deberes y ha presentado un documento que "cuadra" a pesar de que no se han logrado sacar adelante todas las ordenanzas previstas con el descenso de ingresos que ello supone. Según detalló el portavoz del equipo de Gobierno, Baldomero Oliver, se ha puesto sobre la mesa un documento más actualizado y ajustado que recoge la liquidación de 2018, la supresión del millón de euros previsto por las ordenanzas que han sido tumbadas con la grata sorpresa de lograr un superávit de 690.000 euros frente a los 11.000 previstos en el documento anterior.

El concejal de Economía, Baldomero Oliver. El concejal de Economía, Baldomero Oliver.

El concejal de Economía, Baldomero Oliver. / G. H.

Todo, según Oliver, gracias al "incremento de la recaudación en la gestión tributaria" y la reducción de algunos contratos que también favorecen este superávit como es el relativo a telecomunicaciones que costaba 900.000 euros y se ha sacado a licitación por 450.000. El aumento de los ingresos por plusvalías o el impuesto ICIO (dependiente de Urbanismo, área que se vio reforzada con un plan de horas extra de funcionarios) que también ha favorecido que las cuentas cuadren.

No obstante, este documento tiene cuatro millones en el aire. Se trata de la cantidad que se pretende ingresar mediante la modificación de los tipos impositivos que se votará en comisión extraordinaria y en el pleno y que, de salir adelante, se aplicaría desde este mismo año. "Le he planteado a los grupos que lleguemos a un acuerdo para salvar al máximo este incremento puesto que, si no se aprueba, supondrá una reducción de cuatro millones de euros de gasto”, dijo.

El Ayuntamiento acogerá un pleno extraordinario para votar las últimas ordenanzas

El edil aclaró que la medida supone modificar los tipos diferenciales que se aplican a determinados inmuebles con determinados usos fijados por ley (como industrial o hotelero). A esos inmuebles se les aplica un tipo diferencial del general y, además, se establece un umbral. "Hemos propuesto subir el tipo diferencial y los umbrales para que el tipo diferencial más alto se aplique a menos inmuebles", explicó el edil quien aseguró que, de esta forma "se incrementará a 500 empresas que tengan alto nivel catastral del 0,67 al 1% y se reducirá en un 1% el recibo del IBI al resto de ciudadanos". Por otra parte, se reducirá el 3% a las pymes.

Como ya ocurrió con ordenanzas anteriores, los grupos de la oposición ya le han mostrado su rechazo a la medida que se puede modificar, como fecha límite, hasta el 1 de marzo. Eso, a pesar de que, según insistió Oliver el Ayuntamiento ha hecho un esfuerzo por cuadrar las cuentas que, después de la revisión de las previsiones de ingresos y que se tumbaron las ordenanzas hemos conseguido cuadrarlo y con superávit”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios