Municipal

Granada prepara una "revolución" de su normativa para restringir el tráfico y agilizar la construcción de viviendas

La alcaldesa de Granada, Marifrán Carazo, en rueda de prensa

La alcaldesa de Granada, Marifrán Carazo, en rueda de prensa / G. H.

La alcaldesa de Granada, Marifrán Carazo, ha informado este lunes que el Ayuntamiento se encuentra trabajando en la modificación de cuatro Ordenanzas Municipales para poder implantar a partir de octubre de este año la Zona de Bajas Emisiones (ZBE) en la capital.

Carazo ha confirmado que el Área de Movilidad se encuentra trabajando para modificar y aprobar las Ordenanzas de paso de vehículos a inmuebles, de zonas de acceso restringido y carriles de circulación especialmente protegidos, de carga y descarga y de circulación y ocupación de espacios públicos para adaptarlas a los requerimientos fijados por el Gobierno. 

La regidora ha destacado que estos cambios son necesarios para que la ZBE pueda empezar a funcionar a partir del mes de octubre, tal y como estableció el propio Ayuntamiento a principios de 2024. Hay que recordar que la fecha de aplicación definitiva será a partir del 1 de abril de 2025, pero que habrá un primer periodo informativo de prueba de octubre de 2024 a 31 de marzo de 2025, donde funcionarán las cámaras para controlar los accesos, pero sin sanciones.

"Saben que tenemos el camino diseñado, y para ello había que modificar hasta 4 ordenanzas vigentes. Estamos trabajando en ellas y esperamos que próximamente puedan ser aprobadas", ha confirmado la alcaldesa en una rueda de prensa en la que ha dado cuenta de la renovación de hasta 11 Ordenanzas Municipales y del trabajo que se está desarrollando con otras ocho en Urbanismo y Movilidad.

Carazo ha aprovechado su intervención para acusar al PSOE de no haber trabajado nada en la implantación de la Zona de Bajas Emisiones durante su último periodo como equipo de Gobierno antes de las elecciones municipales de mayo del 2023.

"La corporación anterior ni planificó ni aprobó la propuesta de implantación de la ZBE. La de ahora es una propuesta trabajada y aprobada en tiempo récord, y ni siquiera se plantearon estas modificaciones. El trabajo había sido ninguno respecto la aplicación de la ley", ha señalado.

Modificaciones en las Ordenanzas de Urbanismo

Por otra parte, la alcaldesa también ha informado que el Área de Urbanismo del Consistorio también se encuentra trabajando en las modificaciones de las Ordenanzas de Edificación, Licencias y Rehabilitación. La primera edil ha vuelto a recordar que en la hoja de ruta prevista en la aprobación del PGOM se incluye la actualización de estas tres ordenanzas “vitales” para el desarrollo de la Granada del futuro.

El objetivo principal de estas modificaciones se fija, según Carazo, en “la recuperación de población mediante la puesta a disposición de los jóvenes de al menos 14.200 nuevas viviendas, tanto protegidas como libres”. Para ello, la normativa referida a la Edificación ha tenido que ser revisada y a continuación se actualizará la ordenanza para la concesión de Licencias de Obras y de Actividades y la de apoyo a la Rehabilitación, al tiempo que se llevará a cabo el Plan Municipal de Vivienda.

En primer lugar, la alcaldesa se ha referido a la modificación de la normativa de Edificación, que estará lista para final de abril, con una nueva propuesta dirigida a subsanar las deficiencias actuales, en tanto que la ordenanza de 2013 está derogada, para “dar mayor seguridad jurídica, simplificar trámites y agilizar en tanto la tramitación de los expedientes”, ha dicho, para a continuación añadir que se va a impulsar mejoras en las ayudas a la rehabilitación de vivienda con uso residencial, en tanto que la anterior data de 26 de noviembre de 2012.

Cuestión que se ajusta en idénticas circunstancias a la ordenanza municipal referida a la Obligación en la Conservación de Edificios, vigente desde 2018, y a la referida a las Actuaciones Urbanísticas (OMAU), reguladora de la concesión de licencias y obras, también de ese mismo año, mientras que la referida a actividades se rige por la ordenanza de 2012.

Carazo ha asegurado que el Plan General de Ordenación Municipal (PGOM) de Granada y la implantación de la Zona de Bajas Emisiones (ZBE) van a permitir abordar una “auténtica revolución” en el marco normativo municipal con una “simplificación” en todos los trámites administrativos, “de tal manera, que el Ayuntamiento no sea el obstáculo, sino un aliado”, ha dicho.

Once ordenanzas modificadas en nueve meses

La alcaldesa ha hecho un repaso de su gestión en el Ayuntamiento de Granada desde su llegada a la Alcaldía, con una apuesta por la “renovación y modernización” del marco normativo municipal, del que se ha impulsado la actualización de hasta once ordenanzas reguladoras de aspectos “tan decisivos y fundamentales” como la limpieza, la convivencia, la movilidad, la ayuda a domicilio, el estacionamiento limitado ORA y la actividad empresarial, que van a permitir contar con un Ayuntamiento “más ágil, eficiente y eficaz”.

Se trata, en palabras de la máxima responsable municipal, de la apuesta del gobierno municipal por impulsar una nueva normativa municipal dirigida a “agilizar, facilitar y mejorar la vida al ciudadano” con ordenanzas que bajo los principios de “eficiencia y eficacia” agilicen la relación de la ciudadanía con su ayuntamiento y persigan con “severidad y rotundidad” las conductas contrarias al bien común.

Marifrán Carazo ha recordado que en apenas nueve meses el gobierno municipal ha actualizado cuatro ordenanzas, entre las que ha citado la de Gestión de Residuos y Limpieza Viaria, aprobada en pleno el 22 de diciembre de 2023; la referida a las normas para fomentar y garantizar la convivencia ciudadana, aprobado en diciembre, la referida al servicio del taxi que se aprobó en el Pleno de Febrero, y la última aprobada inicialmente en el pleno de marzo que ha sido la Ordenanza de Ayuda a Domicilio, al tiempo que ya se ha modificado también la Ordenanza que regula las Vías de Estacionamiento Limitado (O.R.A).

"Había que afrontar un cambio en la gestión y también normativo en las ordenanzas que regulan ciertos aspectos. Hay que adaptarnos a una nueva realidad de la ciudad. Las ordenanzas que hemos modificado cuentan con una antigüedad de más de una década. Es importante adaptarse a la nueva realidad, a las necesidades y al crecimiento de la ciudad, y a cambios sociales. Gestionar es modificar la norma para mejorarla. Es mi compromiso para poder mejorar los servicios", ha concluido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios