conflicto social

'El Canuto' con sus hijos: "Maltrato físico y presuntos abusos sexuales"

  • El informe de la Junta alerta de que las niñas padecían una "especial vulnerabilidad" en la convivencia

  • Juan Manuel H. H. está investigado, pero en libertad provisional

Juan Manuel "El Canuto " (d), posa en su casa rodeado por familiares. Juan Manuel "El Canuto " (d), posa en su  casa rodeado por  familiares.

Juan Manuel "El Canuto " (d), posa en su casa rodeado por familiares. / EFE

Comentarios 1

La Junta de Andalucía ha constatado en sus informes que los hijos de Juan Manuel H. H., conocido en el municipio granadino de Marchal como El Canuto, están sometidos en su entorno familiar a "maltrato físico", "maltrato emocional", situaciones de "violencia de pareja y otros miembros", "negligencias graves" y "presunto abuso sexual", investigado por un juzgado, hacia una de sus hijas "y otras hermanas de ésta". Estos indicadores de "alto riesgo" se agudizan en el caso de las niñas, consideras de "especial vulnerabilidad" en esa unidad de convivencia.

El informe firmado por la Delegación de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, un día antes de la actuación de retirada de los menores que los técnicos y las fuerzas de seguridad llevaron a cabo el pasado martes en Marchal y otros municipios cercanos (al que ha tenido acceso Granada Hoy), expone unos motivos de extraordinaria gravedad para justificar la medida adoptada por la Junta de Andalucía.

Se ha declarado la "situación provisional de desamparo" y el cambio de tutela de 13 de los 17 hijos menores, aunque en total El Canuto tiene 34 descendientes con vida, dado que consta el fallecimiento de 2 de ellos. Han pasado a ser tutelados por la Junta 6 niños y 7 niñas con edades comprendidas entre los 3 a los 15 años, y de dos madres diferentes. Según los datos que tiene la Junta, este vecino de Marchal, de 61 años, convive con tres mujeres con las que ha tenido a sus hijos, Piedad (no consta la edad), María Dolores (51 años) y María Soledad (42 años), casi siempre en años alternos.

Actualmente permanecen en la unidad familiar 28 personas, aunque desde esta semana 13 de los menores han pasado a la tutela de la Junta de Andalucía. Los más pequeños (de 3 a 6 años) han ido al acogimiento familiar de urgencia y los otros 8 han pasado al mismo centro de protección de menores.

El padre convive con 3 mujeres, que presentan una "conducta sumisa"

Según el informe emitido por la Delegación de Políticas Sociales -que ha sido remitido a la Fiscalía-, la situación de los menores difería en función de quién fuera su madre. Respecto a María Dolores, los técnicos señalan que "es negligente en el cuidado", con incidencia en aspectos como la higiene, el vestido o la alimentación. "No muestra apego ni conductas de acercamiento" a sus hijos, que presentaban "peores condiciones físicas y mayores problemas de conducta". En el caso de la madre más joven, Soledad, los hijos estarían "más aseados y se aprecian muestras de apego y cariño".

En general, todos los menores que han sido objeto de la intervención de los Servicios Sociales en esta familia "disfuncional crónica" de Marchal, presentaban una larga lista de factores de riesgo. Empezando por los propios padres y su historia familiar, con parientes muy cercanos que han estado "en prisión por abuso sexual en su entorno familiar". Constan también antecedentes policiales y "estancia en prisión" del propio Juan Manuel, una actitud "agresiva" por su parte, un estilo "autoritario-represivo" (siempre en interés propio) en la educación de los hijos, y una "conducta sumisa de las madres de las menores". La vinculación afectiva entre padres e hijos se considera "inapropiada", con situaciones de "rechazo, ignorancia o desprecio". Algunos de los menores también sufrían "discriminación y humillación", frente a otros que eran más privilegiados, al obedecer ciegamente los deseos y órdenes del padre en una familia profundamente "jerarquizada".

"Problemas de salud, conductas delictivas, aislamiento social y violencia intra-familiar" forman parte de la problemática de esta familia, aunque algunos de los indicadores más graves son los "antecedentes de abusos" y de "medidas de protección" adoptadas con otros hijos menores en 1999, así como con "sobrinos", y más recientemente con la hija de 15 años que denunció abuso sexual y está siendo objeto de una investigación en el Juzgado de Instrucción 2 de Guadix desde el año pasado, como avanzó ayer Granada Hoy.

Los menores recibían un trato diferente dependiendo de quién fuera su madre

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía informó ayer de que Juan Manuel H. H. se encuentra actualmente en situación de libertad provisional, investigado por abusos sexuales. Según esta misma fuente y otras próximas al ámbito de la presunta víctima, después de llevar años sufriendo esos posibles abusos, la menor se sinceró con responsables del colegio y más tarde fue trasladada para testificar ante la Guardia Civil.

Tras un informe de credibilidad realizado por la Fundación Márgenes y Vínculos, por parte del Juzgado y de la Fiscalía se decidió que la menor podría declarar en sede judicial. Según las fuentes judiciales, en su relato explicó los presuntos abusos sufridos así como otras situaciones de maltrato y mencionó el caso de otras dos hermanas menores que estarían también siendo objeto de un comportamiento similar por parte de su padre. Este hecho es reflejado por la Junta en su informe para el procedimiento de desamparo de los menores.

El padre de las niñas, El Canuto, ya ha declarado ante la jueza de instrucción y según confirma el TSJA, el investigado negó los hechos denunciados por su hija.

Las otras dos hermanas están pendientes de que la misma Fundación les realice el informe de credibilidad. De cumplir con los requisitos exigidos, se les tomará declaración también.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios