Educación universitaria a distancia

Centros de la UNED en Granada: Donde las clases siguen (prácticamente) igual

  • La situación de confinamiento de la población y el cese de la actividad docente presencial apenas ha tenido influencia en el día a día de la Universidad a Distancia, que cuenta con sedes en Motril y Baza

  • La institución asume que su experiencia "puede ayudar" a las universidades presenciales

Imagen de archivo de la sede de la UNED en Motril. Imagen de archivo de la sede de la UNED en Motril.

Imagen de archivo de la sede de la UNED en Motril. / R. G.

El pasado lunes cesó la actividad académica presencial en todos los centros de Granada. Tanto en las enseñanzas no universitarias (con algo más de 201.000 alumnos) como las que imparte la Universidad de Granada (UGR), con 56.500 estudiantes de enseñanzas oficiales. En todas las etapas con la necesidad de cumplir por un programa y conseguir unos objetivos curriculares trasladar la docencia del aula a los salones y cocinas supone un auténtico reto. Los mismos rectores lo reconocen. El la reunión de ayer entre los ministerios de Educación y Formación Profesional y Universidades y representantes de las comunidades, la representación de la Conferencia de Rectores (CRUE) señalaron que se han tomado medidas en los campus "para garantizar la adecuada formación de los estudiantes mediante la generalización de las metodologías online". Y también se expresó la "preocupación por el posible colapso de las plataformas online". Por ello, los representantes de las universidades solicitaron a los ministerios "apoyo para agilizar el contacto con las empresas suministradoras del servicio", según recogió la nota de prensa difundida por CRUE tras el encuentro.

Esta situación de necesidad contrasta con la situación de la UNED. A la Universidad a Distancia la crisis del coronavirus le llega con una rutina de trabajo asentada y escasas dificultades para afrontar el cambio de metodología. Escasas o ninguna. El coordinador del centro en Motril, José Antonio Ruiz, subraya que el principal cambio tras decretarse el estado de alarma es que no hay atención presencial en su sede motrileña. Sí se continúa con la formación. Este curso cuentan con unos 2.000 estudiantes matriculados y una plantilla de 57 docentes. En esta sede se imparte la totalidad de la oferta de títulos con la que cuenta la Universidad a Distancia, 48 grados y posgrados. Además de Motril, Granada cuenta con otra sede presencial de la UNED en Baza.

Desde la UNED, en un reciente comunicado, se expresó que "nuestra experiencia puede ayudar al proceso de migración de un modelo presencial a la modalidad online y a afrontar los retos de estos tiempos excepcionales". También se avanzó que se trabaja en prestar "apoyo a las universidades en este proceso de migración de su modelo presencial a la modalidad en línea".

En estos días, según explica el director del centro de Motril, se presta atención a los matriculados a través de correo y teléfono en cuanto a los trámites administrativos. "La parte docente la seguimos desarrollando sin apenas incidencias". Los estudiantes y docentes cuentan con una plataforma (Intecca) que cuenta con contenidos digitales. Los únicos requisitos que exige esta formación virtual es contar con un ordenador y conexión. Gracias a los recursos con los que cuenta la UNED todo está adaptado para trabajar a distancia: desde tutorías a exámenes. Estos se realizan presencialmente en el caso de los grados, pero podrían adaptarse a formatos online si la situación de confinamiento se extiende en el tiempo, como ya se hace con algunas asignaturas de posgrado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios