Ayuntamiento

Contabilidad alerta de “disfunciones” y reclama una revisión y más medios

  • Hay diferencias en la facturación con Emasagra por el canon del 3%, una diferencia "estética" sobre la que el concejal de Economía ya ha dado orden de solucionar

Contabilidad alerta de “disfunciones” y reclama una revisión y más medios Contabilidad alerta de “disfunciones” y reclama una revisión y más medios

Contabilidad alerta de “disfunciones” y reclama una revisión y más medios

Comentarios 0

El órgano titular de contabilidad municipal ha elaborado el informe sobre la Cuenta General del Ayuntamiento de Granada 2018, que recoge tanto las cuentas del Ayuntamiento como las de los organismos autónomos y las de las sociedades mercantiles de la capital. Y en el informe se vuelven a pedir más medios humanos y una renovación de los sistemas de trabajo y los informáticos para mejorar la gestión.

Entre las advertencias del órgano de contabilidad, figuran las operaciones vinculadas con Emasagra. La Cuenta General indica que Emasagra tiene pendiente de cobro un saldo de 4,2 millones de euros con el Ayuntamiento, que no está reflejado en la contabilidad, por lo que es “necesario realizar un trabajo conjunto con los servicios económicos de la sociedad para aclarar el motivo de la discrepancia”.

Según el concejal de Economía, Luis González, hay una “distorsión” entre lo que debe Emasagra y lo que debe el Ayuntamiento que “prácticamente está casada salvo aquellos recibos que están impagados” debido a la comisión del 3% que se queda Emasagra del cobro de los recibos por el tratamiento de basuras. Un hecho que genera diferencias “estéticas” en la facturación pero que el concejal asegura que no son distorsiones patrimoniales.

De hecho, González ya ha dado orden para que se solucionen. “Ya se ha puesto en marcha un proceso entre nosotros y Emasagra para conciliar el acuerdo y que no se produzca esa distorsión y el apunte sea por el valor neto”, explica. Y es que ese sistema el Ayuntamiento no lo tiene contemplado y factura a Emasagra el total, no el neto, por eso se tiene que registrar el ingreso debidamente menos ese 3%. “Es un ajuste contable, no que haya disfunción, de todas formas yo ya he dado instrucciones para que se solucione porque no tiene sentido, son desacuerdos entre técnicos. Aunque patrimonialmente no pasa nada, estéticamente no es aceptable y hay que arreglarlo”, matiza.

También se reflejan diferencias entre los saldos con Emucesa. En este caso, “es la diferencia por los entierros de caridad” que asume el Ayuntamiento por ley. Así, hay un “problema de falta de notificación” porque no se pueden casar las bases de datos, lo mismo que ocurre con Emasagra.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios