Daniel Mesa | Secretario general de Comisiones Obreras (CCOO) en Granada "El gran reto que tenemos es el teletrabajo porque va a romper con la colectivización"

Daniel Mesa, el secretario provincial de CCOO recién elegido por sus compañeros

Daniel Mesa, el secretario provincial de CCOO recién elegido por sus compañeros / Antonio L. Juárez / PhotographersSports

A Daniel Mesa (Granada, 1981) le tuvieron que pedir que se presentara para ser secretario genera del de Comisiones Obreras en la provincia. No es que se hiciera de rogar, sino que se veía más en un puesto interno como la Secretaría de Organización, en la que llevaba ocho años de escudero de Ricardo Flores, su ahora antecesor como líder sindical de CCOO en Granada.

Su timidez le delata como hombre de prudente y reflexivo para abordar el desafío de liderar un sindicato en medio de la crisis que se avecina. Este sociólogo, que vivió su infancia en Montefrío, ha pasado por varios sectores, conoce de cerca la precariedad y el desempleo, quiere continuar el proceso de seguir peinando la imagen de su sindicato para modernizarlo ante un futuro que se antoja apocalíptico en el mundo del trabajo.

En un día soleado recibe a este periódico en la sede de su organización, todavía poco acostumbrado a ser el entrevistado y el que posa en las fotos, con la mudanza del despacho a medio hacer: "Quiero hacer obra y achicarlo un poco para dejarle más espacio a las compañeras", avisa como imperativo de que su lucha es 'recuperar' la calle, cada rincón laboral y de debate en Granada.

–Entonces, es verdad que le han tenido que pedir ser el nuevo secretario provincial de CCOO...

–La ambición de ser el secretario general no la había tenido nunca y realmente el proceso ha sido de consenso entre la gente de aquí que me ha pedido que diera el paso. Me decían que al llevar ocho años al lado de Ricardo Flores haciendo las tareas más importantes, han visto en mí la persona que podía continuar el crecimiento que ha tenido el sindicato estos años.

–Asume el desafío justo cuando vienes turbulencias y parece que está por venir una crisis tremenda.

–Sí, las curvas post-Covid van a ser muy grande y muy sinuosas. Estamos en una partida de dominó donde todas las fichas están bocabajo pero el doble seis lo tienen los especuladores que ya están moviendo ficha. Ahora nos toca jugar las nuestras y no sabemos cómo va a quedar la partida. El reto más grande que tenemos es que el mundo del trabajo va a cambiar por completo por el teletrabajo que va a romper la colectivización de las personas, y también la digitalización que va a afectar a muchos sectores y lo vamos a ver próximamente en el sector bancario en Granada. Nuestra prioridad va a ser el mantenimiento del empleo.

–No parece fácil.

–Nunca lo ha sido. Cuando empecé como secretario de Organización me tocó la huelga general contra la reforma laboral, y ahora me gustaría inaugurar mi mandato con la derogación de dicha reforma laboral.

"Estamos en un dominó con las fichas bocabajo pero el doble seis está en manos de los especuladores que están moviendo ficha"

Daniel Mesa junto al grafiti de CCOO Daniel Mesa junto al grafiti de CCOO

Daniel Mesa junto al grafiti de CCOO / Antonio L. Juárez / PhotographersSports

–Llevamos en el cliché, en ese duelo economía-salud más de un año. ¿Cómo convive un sindicato de clase con este contexto?

–Creo que no existe esa dicotomía. Lo principal es la salud porque si no después es cuando viene la destrucción de la economía. Estamos viendo en Granada que el repunte de casos va a generar nuevos cierres y es ahí cuando sufre la economía. Es decir, lo primero es adoptar medidas drásticas en el ámbito sanitario pero con cobertura, llegando a un acuerdo para ayudar a las empresas que han tenido que cesar su actividad o que han visto mermados sus ingresos. Por supuesto, siempre a medidas que favorezcan al empleo.

–Su antecesor comentaba la dificultad que ha tenido para llegar a acuerdos con los empresarios durante doce años. ¿Cómo afronta el diálogo con las patronales?

–Ayer hablé por teléfono con María Vera, de la Confederación Granadina de Empresarios, para citarnos para un encuentro. Quiero retomar el diálogo con la patronal. Existe un problema en Granada porque tenemos segmentos de empresas que compiten entre ellas. Al competir entre ellas, por ejemplo en el sector hostelero que es muy grande y la competición es bestial, no existe una unión suficiente en su organización como para alcanzar consensos. Soy de los que piensa que es mejor una patronal fuerte y bien organizada porque nos permite alcanzar acuerdos.

"No hay dicotomía lo principal es la salud porque si no después viene la destrucción de la economía"

–Han renovado la directiva bajando la edad media. ¿Cuál es su estrategia para atraer a los jóvenes?

–Los jóvenes tienen una gran dificultad para acceder al sindicato. Primero está el paro, que estamos hablando de tasas que rondan el 45-50% y después unos empleos muy precarios. Aquí tenemos compañeros que cuando han decidido dar el paso a unas elecciones sindicales de Comisiones Obreras han sido despedidos. Hay una compañera de Domino’s Pizza que fue despedida por afiliarse. Es un escalón que hace que a los jóvenes les cueste más afiliarse al sindicato. Pero, sin duda, también nos ven a esta organización como de otro tiempo y esos es lo que tenemos que hacer, cambiando caras pero también proyectos.

–Pero, ¿es cuestión de imagen?

–Puede que de imagen también. A los sindicatos nos han machacado públicamente durante muchos años y eso genera una conciencia colectiva, pero mi idea es romperla. De hecho, en el propio congreso aprobamos un proyecto cultural en el sentido más amplio para sacar el sindicato fuera de la sede y que llegue a los espacios y los rincones de Granada, a cualquier bar o trabajo, a través de la cultura, el debate y las expresiones artísticas.

–A veces, parece que en esta provincia no hay mucho más que hacer más allá de la hostelería. Incluso, en este país.

–Es que ahora mismo los jóvenes no pueden hacer otra cosa. Si están cualificados y quieren ejercer su profesión tienen que marcharse. Aquí lo que hay que empezar es a diversificar la economía. En el Altiplano de Granada hay una proyección con la energías renovables tremenda, no lo podemos meter todo al turismo. La industria agroganadera no entiendo por qué no damos el siguiente paso dentro de nuestra industrialización. Hay que dar ese siguiente paso en sectores fuertes como la agricultura y la ganadería a esa industria que podría generar mucho empleo en comarcas como la Costa o en Los Montes Orientales.

–A veces, parece que en esta provincia no hay mucho más que hacer más allá de la hostelería. Incluso, en este país.

–Es que ahora mismo los jóvenes no pueden hacer otra cosa. Si están cualificados y quieren ejercer su profesión tienen que marcharse. Aquí lo que hay que empezar es a diversificar la economía. En el Altiplano de Granada hay una proyección con la energías renovables tremenda, no lo podemos meter todo al turismo. La industria agroganadera no entiendo por qué no damos el siguiente paso dentro de nuestra industrialización. Hay que dar ese siguiente paso en sectores fuertes como la agricultura y la ganadería a esa industria que podría generar mucho empleo en comarcas como la Costa o en Los Montes Orientales.

Asume el reto con una directiva joven y con mayoría de mujeres Asume el reto con una directiva joven y con mayoría de mujeres

Asume el reto con una directiva joven y con mayoría de mujeres / Antonio L. Juárez / PhotographersSports

–¿Qué autocrítica puede hacer de una organización como la suya?

–En ocasiones, nos hemos encerrado mucho en nosotros mismos. Esta sede tiene que ser solo un espacio logístico, no donde nos encerramos y esperamos a que vengan. Tenemos que ir a los centros de trabajo y también estar el debate ideológico y cultural, incluso en la guerra cultural.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios