Crónica del lunes de Corpus

Día de política en el ferial... Pero sin Sebastián Pérez

  • El PP se desmarca de la recepción de la Diputación y celebra un almuerzo que contó con la visita de Luis Salvador

Los representantes del PP, ayer, tras el almuerzo celebrado en la caseta popular del Corpus. Los representantes del PP, ayer, tras el almuerzo celebrado en la caseta popular del Corpus.

Los representantes del PP, ayer, tras el almuerzo celebrado en la caseta popular del Corpus. / G. H.

Lunes de Corpus, lunes de caseta de la Diputación, pero también de La Gaviota... Y con 'sorpresa'. La institución provincial celebraba ayer su tradicional almuerzo con productos Sabor Granada, una cita a la que, pese a estar invitados, no asistió ningún representante del PP, mientras que alguno de Cs hizo acto de presencia pero de forma fugaz. Había que quedarse un par de casetas antes, en La Gaviota, para encontrar a los representantes del PP de la provincia, aunque no a todos.

El diputado nacional Carlos Rojas, el senador Vicente Azpitarte, los parlamentarios Rafael Caracuel y Ana Vanessa García, o la consejera de Fomento, Marifrán Carazo, lograron cuadrar agendas para poder asistir a una velada que contó con una gran ausencia: la de Sebastián Pérez. Y eso que incluso se dejó caer por allí 'su socio' de Gobierno y actual alcalde de Granada, Luis Salvador.

La semana pasada el PP ofreció a Sebastián Pérez la posibilidad de salir del Ayuntamiento: un cargo en otra institución a cambio de dar a un paso al lado y que otro de los suyos fuese el propuesto para la Alcaldía de Granada. De este modo, las desavenencias entre el portavoz de Vox en Granada, Onofre Miralles, y el presidente provincial del PP no serían un problema para que la formación de Santiago Abascal apoyase una investidura popular.

Sin embargo, su negativa a ceder, unido a la perspicacia política del 'lobo' de Ciudadanos, Fran Hervías, le dieron la vuelta a una tortilla que el sábado, tras ser investido Luis Salvador como alcalde, le hizo salir por otra puerta del Ayuntamiento de Granada, y que se quedó ayer sin probar en su caseta. Ni tortilla, ni Gaviota de Plata, que tampoco se dio esta condecoración que en ocasiones anteriores él, como presidente del PP de Granada, se había encargado de entregar.

El delegado de la Junta, Pablo García, asume el liderazgo ante la ausencia de Sebastián Pérez

Quienes sí que estaban por allí eran el resto de concejales populares de la capital, entre los que en algún momento puntual se comentó el viaje de hoy a Madrid que harán tanto Pérez como Salvador para reunirse junto a Hervías y Teodoro García Egea y cerrar un pacto de gobierno municipal con órdago incluido: la amenaza de Vox con una moción de censura al alcalde si no entran a formar parte del mismo. Pero esto ayer era lo de menos, o al menos, eso se intentaba mostrar en un ambiente familiar en el que el delegado de la Junta en Granada, Pablo García, asumió el liderazgo del partido.

Sobre el escenario, junto a los máximos representantes de la provincia, alcaldes destacados y los concejales de la capital, el delegado de la Junta tomó la palabra e hizo un guiño a los "alcaldes, concejales y cargos públicos" del PP de la provincia, "los mejores que pueda haber", según dijo, a la consejera granadina, los delegados provinciales y todos los que "están trabajando y luchando todos los días". Tras lo que luego se acordó de los concejales del Ayuntamiento de Granada que había junto a él en el escenario, para los que pidió "un aplauso porque han luchado, trabajado y dado la cara por nosotros y eso es muy importante en estos tiempos tan difíciles y complicados".

Luis Salvador visita La Gaviota y se saluda con Pablo García. Luis Salvador visita La Gaviota y se saluda con Pablo García.

Luis Salvador visita La Gaviota y se saluda con Pablo García. / G. H.

"Vamos a dar la cara como siempre, vamos a estar cerca de los ciudadanos porque es lo que esperan de nosotros y lo que tenemos que hacer", dijo García, en un momento en que más de uno pensó en el mismo nombre, como también ocurrió una media hora más tarde, sobre las seis, cuando contra todo pronóstico, aunque 'normal' después de hacerse socios, Luis Salvador asomó por La Gaviota.

Llegó junto a su equipo, que se quedó en la puerta –y su mujer que sí que se decidió a entrar–, Salvador saludó a más de uno de los que se encontraban en la misma, entre ellos un Pablo García con el que se fundió en un abrazo, síntoma del teórico buen ambiente entre ambas formaciones.

Este clima precisamente tendrá que trasladarse hoy hasta Madrid, donde Sebastián Pérez buscará un acuerdo que le permita al menos dos años de Gobierno o si no, se verá entre la espada y la pared, después de que el PP le mostrase la salida con esa oferta declinada a la que aún podría acogerse. Habrá que esperar para conocer qué da de sí este pacto y este nuevo gobierno, así como el futuro de Pérez, algo que de momento está en el aire, como las gaviotas del PP.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios