vuelta al cole

Educación alega "desajustes normativos" para justificar la reagrupación de aulas en un colegio de Granada

  • En el Elena Martín Vivaldi la dirección decidió comenzar las clases con tres grupos en varios cursos de Primaria en lugar de dos

Protesta, ayer, de un grupo de familias en el Martín Vivaldi de Granada. Protesta, ayer, de un grupo de familias en el Martín Vivaldi de Granada.

Protesta, ayer, de un grupo de familias en el Martín Vivaldi de Granada. / Jesús Jiménez / Photographerssports

Las protestas de las familias del CEIP Elena Martín Vivaldi de Granada ya tienen respuesta por parte de la Delegación territorial de Educación. En un comunicado, la Administración explica la decisión de revertir la subdivisión de los grupos escolares llevada a cabo por la dirección y añade que la actual configuración supone "desajustes normativos" por no cumplirse con el currículo de Primaria, además de provocar la queja de determinadas familias.

La dirección del centro rediseñó la configuración de los grupos de cuatro cursos de Primaria, de tercero a sexto. Donde había dos clases con 25 y 26 alumnos se apostó por hacer tres unidades de convivencia escolar con 17 escolares cada uno. Así se respetaba la distancia de seguridad y se rebajaba la ratio. Sin embargo, la decisión del centro se encontró con el reparo de la Administración. Según la Delegación, se perdía "una hora semanal de inglés", "una hora semanal de Natural and Social Sciencies (bilingüismo), "una hora semanal de Educación Física en  los cursos de primero a cuarto", "pérdida del Inglés en Educación Infantil", "pérdida de todos los apoyos para  el alumnado de necesidades específicas de apoyo educativo en Educación Primaria" y por último "impartición en una misma clase de algunas sesiones de las materias de Religión Católica y Valores".

"Todas estas anomalías en el currículum provocaron las protestas de determinadas familias. Llegaron a ser conocidas por el inspector de referencia del centro que se puso en contacto con la dirección para conminarle a que corrigiese los desajustes normativos relacionados", añade la nota de la Delegación, que apostilla que "el centro procedió a eliminar los desdobles, corrigió los desajustes curriculares y la distancia entre alumnado se ajustó a lo dispuesto en el Acuerdo de 28 de agosto de 2020, del Consejo de Gobierno, en  cuyo punto 4.3.15 recoge: “En la organización del aula se procurará la mayor distancia posible entre pupitres”.

"En resumen -abunda el comunicado de Educación- En la primera organización del centro había desajustes normativos (Protestaron determinadas familias). En la segunda organización no hay desajustes normativos (Protestan determinadas familias)". Un grupo de familias protestaron a las puertas del centro, han recogido firmas y han remitido un escrito a Educación para pedir que se vuelva al diseño de tres unidades por curso, tal y como comenzaron las clases. Además, han reclamado más personal docente para hacer efectiva la autonomía de los centros en la organización de los grupos.

El próximo lunes, adelanta Educación, el inspector del centro "se va a reunir con los representantes del AMPA y con la dirección del centro para explicarles la información que se ha detallado anteriormente". "Por último, informar que desde la Consejería de Educación se sigue trabajando en la mesa sectorial  para negociar la posibilidad de solicitar más profesorado de apoyo". El viernes comenzó la reunión de mesa sectorial para abordar precisamente el aumento de la plantilla docente. Esta reunión continuará el lunes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios